Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MIÉRCOLES 11 5 2005 ABC FANTASMAS ÓLO desde posiciones tan partidistas como dogmáticas se puede mantener el argumento de que el examen que realizaron ayer los alumnos de sexto de Primaria de la Comunidad de Madrid no buscaba prevenir el fracaso escolar sino utilizar políticamente a estudiantes y profesores. Al final, 1.153 de los 1.156 centros madrileños realizaron la prueba no evaluable, con una asistencia normal de alumnos (que no tenían que hacer constar su nombre) lo que pone de manifiesto hasta qué punto la demagogia debe computar a efectos académicos en el historial del PSOE de Madrid. Desajustada reacción socialista ante una medida que no pretende otra cosa que establecer las coordenadas precisas del fracaso escolar y que debería hacerse extensible a otros lugares, siempre por encima de la lucha y los intereses partidistas. S PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil GUÍA PARA UN DEBATE COMPLEJO L debate sobre el estado de la Nación que comienza hoy en el Congreso llega en un momento singularmente difícil de la vida política. Una vez más- -y parece que por mucho tiempo- -el terrorismo y el modelo territorial van a centrar los mensajes del Gobierno y de la oposición, dirigidos a una opinión pública que contempla con creciente preocupación la puesta en cuestión de un sistema que funciona razonablemente bien desde 1978. Existen algo más que indicios acerca de la estrategia socialista para crear en la política vasca un escenario que permita a Rodríguez Zapatero aparecer como el gran pacificador El presidente del Gobierno tendrá que explicar muy alto y muy claro cuáles son las contrapartidas que está dispuesto a ofrecer, porque la democracia exige transparencia frente al secretismo. ¿Hasta dónde quiere llegar y a cambio de qué? Ésta es la pregunta fundamental: mientras no sea respondida de forma convincente, es lógico que se alimente la sospecha de un amplio sector de los ciudadanos. Por ahora, la víctima principal de los nuevos aires es el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, mantenido todavía bajo mínimos en el plano formal, pero carente de virtualidad práctica, como lo atestigua la foto del socialista López con la nueva cara de ETA que hoy ilustra la portada de ABC. Si se arrincona el preámbulo, como algunos pretenden, el Pacto pierde buena parte de su sustancia política e incluso moral. La pasividad del Gobierno a la hora de instar la declaración de ilegalidad de EHAK ha situado al Parlamento vasco en un callejón de difícil salida. Son muchas las explicaciones que el Gobierno tendrá que dar hoy. Zapatero también debe responder sin rodeos acerca de una promesa que formuló en su día con notable ligereza, en relación con el apoyo garantizado en el Congreso a cualquier texto de reforma estatutaria que venga avalada por un mayoría cualificada en el Parlamento de Cataluña. Bajo capa de sosiego y moderación, la vía catalana constituye un peligro serio para la estabilidad del Estado autonómi- E Carod- Rovira MANUAL DE PERPIÑÁN EGÚN Carod- Rovira, poco a poco se va imponiendo el espíritu de Perpiñán y antes de dos años ETA anunciará el abandono definitivo de la violencia Diagnóstico esclarecedor y sonrojante del pintoresco y estrafalario líder de ERC, que no aclara si habla por voz propia o al dictado de intereses interpuestos. Se cumplen los plazos y CarodRovira, profundamente optimista constata que los términos exactos del acuerdo fraguado en la frontera francoespañola se adaptan a un escenario político que avanza más de lo que aparece en los medios de comunicación A medida que se acerca la fecha de vencimiento adelantada por Carod- Rovira, se extiende la sospecha de que el escenario que dibuja el dirigente de ERC tiene visos de hacerse realidad. S co. Maragall y los suyos hablan ya sin tapujos de nación plantean reivindicaciones inaceptables sobre la Justicia y presentan un proyecto de financiación autonómica que hace saltar todas las alarmas; incluso en el seno del PSOE, donde las voces discrepantes apelan con razón a su inconstitucionalidad, pero también a lo que supone de ruptura de las señas de identidad de una política que se dice socialista y solidaria. El Gobierno no puede seguir actuando como prisionero voluntario de ERC y otros aliados radicales. Hoy debe aclarar el presidente cuáles son sus criterios sobre financiación y expresar su compromiso con las pautas que han conducido a la economía española a una prosperidad fundada, entre otras razones, en un enfoque coherente de los desequilibrios interterritoriales. Si fallan estas cuestiones nucleares, los adornos sobre una eventual ley de autonomía personal o los guiños hacia un sedicente progresismo en temas sociales van a sonar sin remedio a pura retórica vacía de contenido. Mariano Rajoy tiene ante sí otra oportunidad para consolidar su imagen de parlamentario brillante, que suele sacar ventaja en el debate cuerpo a cuerpo. La labor de oposición resulta poco agradecida y no es fácil reclamar la atención hacia las iniciativas propias, que se perciben a estas alturas como simple catálogo de buenas intenciones. De ahí que el líder del PP tenga que atacar los flancos débiles del Gobierno. Hay mucho que decir, por ejemplo, sobre la discriminación que sufren algunas Comunidades en materia de inversiones o sobre la extraña facilidad que tiene el Gobierno para provocar el conflicto social en materias sensibles o sobre cierto sectarismo ideológico. También debería plantearse un capítulo específico sobre política exterior, porque es notorio que en este tiempo España ha perdido fuerza en Europa y en el mundo. Rajoy se juega mucho en el empeño ante la proximidad de las elecciones gallegas, sobre todo porque él mismo ha escogido el terreno parlamentario para hacer operante su tarea de oposición, hábil en las estrategias a la vez que firme en las convicciones. UN MINISTRO MODESTO IENDO presidente del Gobierno Felipe González, uno de los miembros de su Gabinete sentenció que un ministro es un bien de Estado Aquel alarde de autoestima no fue excepcional y, a la vista de las declaraciones del actual ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha arraigado en las filas socialistas. Caldera ha puesto a media comunidad internacional ante el espejo del recién terminado proceso de regularización de inmigrantes. Todos tienen que tomar nota y redimir sus errores: los Estados de la Unión Europea, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE) y, en general, los países industrializados. España es la envidia del resto del mundo. La política de inmigración será en el futuro, según Caldera, la de su Gobierno, que ha descubierto la clave secreta que ningún otro Ejecutivo español ni europeo había detectado hasta ahora para evitar los flujos ilegales de entrada: Vincular la inmigración con un contrato de trabajo Buena teoría, pero incompleta, porque de lo que se trata es de que primero haya contrato y luego entrada del trabajador, y no al revés. Siempre es bueno tener ministros optimistas, pero la modestia y la prudencia son compatibles con el optimismo y, por eso, mejor habría hecho Caldera en dar tiempo al tiempo para que se demuestre que las cifras de solicitudes que S GEORGIA, EUROPA C IENTO cincuenta mil personas acudieron ayer a la plaza de la Libertad de Tiflis, patria chica de Stalin, para aclamar a George Bush, demostración de cómo el fervor antiamericano no ha calado en Georgia, ex república soviética de fresca memoria. Contraria a la moda que se exhibe en las pasarelas de algunos de los más afamados desfiles del corazón de Europa Georgia se viste a su manera, y por los pies, para dejar claro que tal vez sea una nación políticamente incorrecta, pero libre a la hora de expresar su voluntad. Los vítores georgianos al presidente de Estados Unidos merecen una reflexión serena, aunque el análisis duela y provoque sarpullidos. tanto le satisfacen se traducirán en altas en la Seguridad Social. La convicción del ministro tendrá que pasar las pruebas de que no ha habido fraude en los contratos aportados por los inmigrantes, que tampoco lo habrá en los empadronamientos por omisión- ¿por qué Caldera da por hecho que los Ayuntamientos van a dar de alta por este procedimiento excepcional a todos los inmigrantes que lo han pedido? -y, en definitiva, que la voluntad contratante de los empresarios es firme y duradera. Pese a los juicios grandilocuentes de Caldera, el proceso de regularización de inmigrantes no es un modelo ejemplar para las políticas inmigratorias. No para Bruselas, que puso en marcha un sistema de alerta temprana entre Gobiernos para informarse anticipadamente de los procedimientos de regularización masiva. No para los redactores del Tratado constitucional europeo, que han puesto en manos de las instituciones comunitarias la capacidad para legislar de forma vinculante sobre inmigración. Tampoco para España, que más que ningún otro país debe adoptar medidas que desincentiven la entrada ilegal de trabajadores. En definitiva, muchas razones para que Caldera vea con mayor objetividad el reverso de las cifras que tanto le satisfacen, siempre, claro está, que su modestia se lo permita.