Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 MARTES 10 5 2005 ABC Economía El Gobierno regulará por ley la creación de agencias tributarias en las Comunidades Economía asegura que tendrán competencias sobre impuestos autonómicos, pero no estatales b La nueva norma no recogerá las pretensiones de Maragall de crear una agencia para gestionar, recaudar e inspeccionar todos los impuestos que se pagan en Cataluña YOLANDA GÓMEZ MADRID. El Ministerio de Administraciones Públicas está ultimando un proyecto de ley de Agencias Públicas, que presentará en las próximas semanas, en el que el Departamento que dirige Pedro Solbes pretende incluir la regulación de las posibles agencias tributarias autonómicas. La idea, aseguran fuentes del Ministerio de Economía, es que las Comunidades autónomas que quieran tener su agencia tributaria para gestionar y recaudar los impuestos propios, puedan hacerlo, y tengan un marco legal claro que especifique cuáles serán las funciones que podrá asumir, y sus relaciones con la Agencia Estatal. Pero, en ningún caso, la nueva regulación, aceptará las pretensiones del tripartito catalán de crear una Administración tributaria propia responsable de la gestión, la recaudación, la liquidación y la inspección de la totalidad de los tributos propios y de los cedidos En este mismo sentido, fuentes de la Agencia Tributaria insistieron a ABC, en que se están haciendo esfuerzos para aumentar la participación de las Comunidades autónomas en este organismo, pero defienden que la gestión, recaudación e inspección de los tributos estatales, aunque tengan cedida una parte de su recaudación, continúe en manos de la Administración central. La idea es facilitar a las Autonomías que lo deseen crear sus propias agencias, si consideran que éstas tienen un organigrama más ágil que una dirección general dentro del entramado del gobierno regional, pero esto no supondrá la cesión de competencias que ahora tiene la Agencia Estatal, insisten las distintas fuentes gubernamentales consultadas. La gestión, recaudación e inspección del Impuesto de Sociedades, del Impuesto sobre la Renta y del IVA seguiría, por tanto, en manos de la Agencia Estatal, mientras las autonómicas ejercerán estas funciones sobre el Impuesto del Patrimonio, el de Sucesiones o el de Matriculación, entre otros. Ya hay algunas Autonomías, como es el caso de Andalucía o Canarias, además de Cataluña, que han manifestado su intención de crear sus propias agencias tributarias. La propuesta del Gobierno andaluz, es algo menos ambiciosa que la del tripartito catalán ya que pasa por gestionar los impuestos de ámbito autonómico y los cedidos por el Estado; frente a la idea lanzada por Pascual Maragall que supone recaudar en Cataluña todos los impuestos que se devenguen en esta Comunidad, incluidos los del Estado, al que luego ellos devolverían en concepto de solidaridad un máximo del 50 Ambas agencias tributarias, tanto en la propuesta del PSOE andaluz como en la del PSC, estarían consorciadas o coordinadas con la Administración Tributaria estatal. No obstante, las pretensiones de la Junta de Andalucía también exceden los objetivos del Ministerio de Economía, ya que incluiría la gestión de tributos cedidos, como es el caso de una tercera parte del IRPF, labor que ahora recae en el Agencia Estatal, y que el Gobierno central pretende seguir manteniendo. Desde la vicepresidencia económica se insiste en que en la nueva ley de Agencias Públicas se regulará la posible coexistencia de las agencias autonómicas con la estatal, así como la representación de las entidades regiona- Vicente Álvarez Areces, José Bono, María Teresa Fernández de la Vega, Carlos Solchaga y Pedro Solbes, en la imagen de izquierda a derecha, ayer en el Club Siglo XXI Andalucía y Canarias, además de Cataluña, ya han manifestado su intención de crear agencias autonómicas les en la actual Administración Tributaria Central. El objetivo, eso sí, será aumentar la participación de las Comunidades autónomas en la Agencia Estatal. El presidente de la Agencia Tributaria y secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, defendió el pasado mes de noviembre en ABC, que la Agencia Estatal de Administración Tributaria debe seguir gestionando, como hasta ahora, la mayor parte de los ingresos de las Comunidades autónomas, eso sí, con participación más destacada de las Autonomías en los órganos de dirección de la Agencia del Estado. Hace unos meses, algunos daban por sentado que la Agencia Tributaria se iba a fraccionar, con lo que ello supondría de pérdida de información, incremento de obligaciones para los contribuyentes y merma de eficacia. Pero lo que va a suceder es lo contrario, lo que hemos hecho es reforzar esta institución mejorando los mecanismos de participación de las Comunidades apuntaba el secretario de Estado. Almunia califica de problema serio el atraso tecnológico de España ABC MADRID. El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, advirtió ayer sobre el atraso tecnológico que padece España, y que calificó como un problema muy serio Para solucionarlo, instó a aumentar la inversión en educación, I+ D +i, y a reformar la regulación actual, informa Efe. En este sentido, se mostró partidario de aprovechar el momento que atraviesa la economía española, y el margen de sus reducidos déficit y gasto público, para pensar en este problema y en sus posibles soluciones. Almunia hizo estas consideraciones en un acto organizado por Diálogos de la Ciudadanía en el que también participaron el director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE) Juan Iranzo, el ex secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, y el catedrático Fernando Fernández. El comisario europeo insistió en que para que la economía española solucione su atraso tecnológico hay que trabajar en el ciclo completo que va desde la mejora de la calidad de la educación y el aumento del gasto en universidad y en I+ D +i hasta la reforma de mercados como el de trabajo o el de productos y servicios. Refiriéndose a la situación de la economía española, Almunia se refirió al diferencial de inflación con respecto a la media comunitaria (un 1,3 más) y destacó que esta diferencia erosiona la competitividad de la economía, recomendando como solución poner en marcha medidas estructurales que mejoren el funcionamiento de los mercados. Precisamente sobre la pérdida de competitividad, el boletín de la CEOE correspondiente a mayo denuncia esta situación y la achaca a las excesivas cargas fiscales laborales y sociales que existen en nuestro país. A este factor suma, además, que las empresas españolas han perdido competitividad desde 1998 debido al retraso en innovación tecnológica.