Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad COMUNICACIÓN MARTES 10 5 2005 ABC Un panorama poco halagüeño El Times recordaba ayer que la credibilidad de los medios de comunicación continúa deteriorándose en EE. UU. y citaba un reciente estudio del Centro de Investigación Pew según el cual el 45 por ciento de los estadounidenses cree poco o nada de lo que lee en sus diarios. En cuanto al grado de credibilidad, el 21 por ciento de los lectores del New York Times cree todo o la mayoría de lo que publica mientras que un 14 no cree casi nada. El diario The New York Times dicta un decálogo para incrementar su credibilidad Recomienda limitar al máximo las fuentes anónimas y acercarse más al lector ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. The New York Times una cabecera de referencia en la prensa mundial, anunció ayer las recomendaciones a las que llegó un comité interno de investigación para incrementar su credibilidad. Un informe reciente de la Oficina de Control de la Circulación reveló que la venta de diarios en Estados Unidos ha descendido entre un uno y un tres por ciento. Entre las medidas que adoptará el Times destaca la limitación al máximo de las fuentes anónimas, facilitar el acceso de los lectores a directivos y reporteros a través del correo electrónico, responder de forma más activa a las críticas que llegan del exterior y mejorar la cobertura del centro del país, las zonas rurales y ofrecer más información sobre cuestiones religiosas y culturales. Un equipo crítico interno y profesional El comité, formado por 11 redactoresjefe, 6 reporteros, un corrector y un fotógrafo, respondió a una iniciativa lanzada el pasado otoño por el director, Bill Keller, con la intención de aumentar la confianza de los lectores en el diario. Son muchas las cosas que podemos intentar para mejorar la calidad del periodismo que hacemos dijo entonces Keller, quien se hizo cargo del diario en junio de 2003, tras el escándalo del reportero Jayson Blair, que plagió e inventó declaraciones en al menos treinta artículos. El escándalo provocó la dimisión del director y el director adjunto del influyente rotativo. El comité ha establecido una suerte de decálogo, que incluye recomendaciones específicas. Además de limitar al máximo la atribución de informaciones o declaraciones a fuentes no identificadas- -una recomendación que volvía a hacer el pasado domingo Daniel Okrent, el extremadamente crítico defensor del lector del diario- -y de instar a los reporteros a confirmar la veracidad de los artículos con varias fuentes antes de su publicación y de solicitar comentarios a posteriori, el comité aconseja al director y a los directores adjuntos que escriban columnas con regularidad sobre aspectos relevantes del funcionamiento del diario. Un programa informático antiplagio También les aconseja utilizar la página digital para ofrecer a los lectores documentos íntegros usados en sus artículos y reportajes y la transcripción de sus entrevistas, establecer un sistema de seguimiento de errores para detectar hábitos y tendencias (el Times publicó el año pasado 3.200 correcciones) desarrollar un programa que permita rastrear casos de plagio cuando se susciten acusaciones y crear un mecanismo que evalúe ataques públicos y determine si vale la pena y cómo responder. Nuevo hincapié hacen los autores del informe en la necesidad de acentuar la separación entre noticias y opinión, así como incrementar la transparencia antes los lectores acerca de cómo y por qué se toman decisiones informativas, qué métodos se siguen para obtener las noticias y a la hora de escribirlas. A la pregunta de si la implantación de las recomendaciones logrará revertir el declive de la confianza del público en los medios de comunicacióon, el director del Times responde: Por supuesto que no Bill Keller considera que hay demasiados factores que escapan al control del más prestigioso periódico de Estados Unidos.