Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10 5 2005 Internacional 29 Este año, las ejecuciones de los carteles de la droga en tres Estados mexicanos han costado más vidas que las cobradas por la insurgencia iraquí en las filas del Ejército de EE. UU. El narco mexicano, más letal que Al- Zarqaui MANUEL M. CASCANTE. CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. La idea de hacer cuentas y comparar fue del diario Reforma. La calculadora revela que la violencia que se ha enseñoreado de los Estados del norte de México en lo que llevamos de 2005 ha provocado más muertes que las bajas registradas por el Ejército de Estados Unidos en Irak. En Sinaloa, Baja California y Tamaulipas, las tres regiones más violentas del país y donde campan a sus anchas los carteles de la droga, se contabilizan 265 muertes relacionadas con el narcotráfico en estos primeros cuatro meses del año; en Irak, durante el mismo periodo, hubo 252 soldados estadounidenses muertos. Sólo Sinaloa se bastó en marzo y abril para superar al país del Tigris y el Éufrates en tan macabra marca: mientras en ese Estado del Pacífico se produjeron 92 asesinatos, en Irak hubo 87 muertes de soldados. En abril se contaron en Sinaloa 68 homicidios, 54 de los cuales fueron ejecuciones la ciudad de Culiacán, donde se venera a Jesús Malverde, patrón de los narcos fue escenario de 47 crímenes. Nuevas técnicas En Baja California las autoridades han detectado un cambio cualitativo, aunque no cuantitativo, respecto al pasado: al parecer, los sicarios le han tomado gusto al estrangulamiento, que ha sustituido a las armas de fuego como principal argumento para resolver rencillas. En Tamaulipas, el mapa de la muerte se concentra en los ocho municipios fronterizos con Estados Unidos, donde se perpetraron el 80 por ciento de los homicidios ocurridos en esta región. El resto de las zonas norteñas tampoco se libran de este baile de muertos. En Sonora fueron ejecutadas veinte personas desde enero hasta abril, mientras que en Durango liquidaron a El cadáver de Sergio Montes, comandante de la Policía municipal de Nuevo Laredo, asesinado el pasado jueves otras cinco, y en la turística Ciudad Juárez (Chihuahua) se sumaron 17 asesinatos. Coahuila y Nuevo León son los Estados fronterizos menos violentos, con tres y nueve casos de ejecuciones, respectivamente. Otro informe del diario Milenio abunda en que los carteles mexicanos de la droga se han adueñado del tráfico de cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas en casi la mitad del territorio de Estados Unidos. Los narcos mexicanos han sabido hacerse hueco entre los viejos clanes que operan en EE. UU. y son ya una amenaza para las organizaciones colombianas y dominicanas en puntos estratégicos como Flo- EFE rida, Nueva York y Washington. Según el Departamento de Justicia estadounidense, en los últimos cinco años las mafias mexicanas se han hecho con el control del mercado de estupefacientes en buena parte de la Costa Oeste, la frontera sur, el centro, parte del Golfo de México e incluso en estados norteños de la Unión Americana colindantes con Canadá. Los narcos utilizan para sus negocios a bandas juveniles como Crips, Bloods, Discípulos Negros, Reyes Latinos, Barrio Azteca o Mexikanemi. Como correos llegan a recurrir a los servicios de grupos de motards como los legendarios Hell s Angels (Ángeles del Infierno)