Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MARTES 10 5 2005 ABC Numerosos niños celebran el Día de la Independencia de Israel en un asentamiento de colonos, al sur de la Franja de Gaza AFP El ejército israelí destina cinco soldados a cada colono que se resista a dejar Gaza Será una de las operaciones militares más polémicas de la historia del Tsahal b El ministro de Exteriores afirma que la retirada podría suspenderse si en los próximos comicios legislativos palestinos Hamás consigue la victoria HUGO MEDINA. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El ejército israelí (Tsahal) no quiere dejar cabos sueltos y se está preparando a fondo para la retirada de la Franja de Gaza. Los jefes militares supervisan cada detalle, bajo la atenta vigilancia de los líderes políticos. El primer ministro, Ariel Sharón, confirmó ayer que la retirada se iniciará en cualquier instante a partir del 15 de agosto, con objeto de respetar el duelo que marca la festividad religiosa de Tesha be Av durante la que los judíos no pueden mudarse de vivienda, tal y como afirman algunos rabinos. El periodo de duelo expira el 15 de agosto y, en palabras de Sharón, la retirada comenzará el 15, el 16 o el 17 en función de lo que en ese momento se considere más oportuno. De cada colono que se resista a la evacuación se encargarán cinco soldados. Cuatro cogerán al colono por cada una de sus extremidades y el quinto abrirtá paso hasta salir de la colonia. Aunque todavía no se sabe cuántos colonos se resistirán físicamente, el ejército prevé que a la franja acudan millares de soldados. El coronel Erez Katz, que se encarga del adiestramiento de los militares que participarán en la operación, explicó que se ha estudiado a fondo la evacuación del asentamiento de Yamit, en la península de Sinaí, que se llevó a cabo en 1982, y que se ha aprendido de los errores de entonces. El coronel expuso que el fallo en Yamit fue interrumpir la comunicación con los líderes de los colonos, algo que no ocurrirá ahora. La evacuación es una de las operaciones más complejas a las que tendrá que hacer frente el ejército en toda su historia y por eso los militares estudian hasta el menor detalle que se pueda presentar. En el caso, por ejemplo, de las mujeres con niños pequeños, se recomienda a los soldados que no los separen, y que si no tienen más remedio que hacerlo, mantengan al niño dentro del campo de visión de la madre. Los soldados no podrán abrir fuego contra los colonos bajo ninguna circunstancia y es más, acudirán a la franja desarmados. Sin embargo, en las proximidades habrá unidades de combate que sólo intervendrán si son atacadas por los extremistas judíos. Los colonos, entre tanto, siguen con su lucha particular y han vuelto a inutilizar varios camiones y excavadoras del ejército echándoles espuma en el motor y bloqueando las cerraduras con cola. El ejército ha recomendado la detención sus líderes. Ayer mismo, uno de ellos fue arrestado bajo detención administrativa Estará detenido durante cinco meses, una medida que se ha aplicado a millares de palestinos pero que es muy poco habitual que recaiga sobre un israelí. Por su parte, el ministro de Exteriores, Silvan Shalom, declaró que la retirada se podría suspender si en las elecciones legislativas palestinas del 17 de julio vence Hamás, con objeto de que no se cree en la Franja de Gaza un Hamastán Sobre el terreno, el ejército detuvo ayer a varios colonos que en los últimos días habían destruido varias torres de electricidad que proporcionaban suministro a los palestinos. Los líderes de los colonos calificaron de provocación estas detenciones.