Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LA SUCESIÓN A LA CORONA ENTREVISTA MARTES 10 5 2005 ABC JESÚS ORTIZ Padre de la Princesa Doña Letizia Espero que con el embarazo de mi hija la presión descienda El padre de la Princesa asegura que supo la noticia sólo un pelín antes que los demás, e insiste en que como padre estoy feliz porque veo a mi hija feliz TEXTO: BEATRIZ CORTÁZAR FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. La noticia del embarazo de la Princesa de Asturias ha llenado de alegría a la Familia Real y por supuesto a la otra familia, la de Doña Letizia, que vive estos momentos con la misma discreción con la que vivieron los momentos previos a la boda real. Para el padre de la Princesa, Jesús Ortiz, el hecho de que su hija esté esperando un bebé es la mejor noticia que podía recibir en este momento difícil, tras la muerte de su padre, José Luis, hace un mes. Periodista de profesión, Ortiz lleva con cierta desazón el acoso mediático de los paparazzi y explica por qué ha decidido no contestar a cuantos le asalten de cualquier manera y sin saber a qué medios representan. Me niego a que ganen dinero a mi costa ¿Cuándo se enteró de la feliz noticia? -Apenas un pelín antes que los demás. ¿Y qué le supone que la Princesa esté embarazada? -Es fantástico. Me llena de alegría la noticia porque veo que mi hija está bien, que es feliz y como padre eso es lo que realmente me importa. -Después de casi un año de la boda, ¿cómo ve a los Príncipes? -Absolutamente felices. Se entienden muy bien, están asentando su relación de pareja y creo que eso es buenísimo. Insisto que como padre estoy feliz porque veo a mi hija feliz. ¿Cree que con este embarazo se acabará la presión a la que ha estado sometida Doña Letizia? -Espero que la presión descienda. Las presiones nunca son buenas para nada, no nos permiten estar a gusto. Tengo amigos que se han complicado la vida muchísimo hasta el punto de que no pueden disfrutar de sus cosas. Si encima esa presión es ajena a ti, pues todavía peor, te machaca más. -Como abuelo qué prefiere: ¿nieto o nieta? -Por fortuna, hoy el sexo es cada vez menos determinante. Yo lo que realmente quiero es que sea persona, con toda la grandeza que tiene esa palabra. Una persona con todos sus derechos en la vida. Eso es lo importante. ¿Pero se sabe ya el sexo del bebé? -Yo no, y sospecho que ellos tampoco. Aún es pronto puesto que el embarazo no llega a los tres meses. Se espera que nazca a finales de noviembre. ¿Hay algún nombre que le gustaría para su nieto o nieta? -No creo que me lo pregunten, pero de todas formas no haré ninguna sugerencia. Ya se sabe que soy muy especialito con los nombres que puse a mis hijas (Erica, Telma y Letizia) y sólo si me preguntan si me gusta el nombre que ellos elijan pues diré qué opino. En eso prefiero ser igual de respetuoso que mis padres y los padres de mi ex mujer lo fueron con nuestras decisiones. ¿Cómo lleva la atención mediática que vive desde que se conoció el compromiso de su hija? -En el año y medio que ha pasado desde que se anunció el compromiso siempre he contestado a cuantos me han preguntado. Soy periodista y vengo de una familia de periodistas y lógicamente tengo muchos amigos y conocidos en la profesión, amén de un conocimiento de los medios. -Pero en algunos círculos se le critica por no responder a las preguntas. Sin ir más lejos, tras la noticia del embarazo se han visto unas imágenes en las que no quería contes- La Infanta Cristina pasa junto a Jesús Ortiz, ayer, en los premios Salvador de Madariaga organizados por el Día de Europa Las presiones nunca son buenas, no te dejan estar a gusto. Y si esa presión es ajena a ti, te machaca todavía más El sexo es lo de menos: lo que realmente quiero es que sea persona, con toda la grandeza que tiene esa palabra El embarazo de la Princesa de Asturias, en los principales diarios europeos Los principales diarios, algunos de ellos en portada, destacaron ayer la noticia del embarazo de la Princesa de Asturias, tras el anuncio oficial hecho por la Casa Real. Así, todos los rotativos italianos se hacían eco de la noticia. El Corriere della Sera ofrecía dos crónicas tituladas Letizia tendrá un hijo en noviembre y Letizia ya no está triste ilustradas ambas con fotos de los Príncipes. También Il Giornale presentaba en portada la noticia, bajo el título España en fiesta: Letizia y Felipe esperan un bebé Por su parte, La Reppublica resaltaba que el bebé está destinado al trono, independientemente de su sexo En Alemania el anuncio también fue recogido con profusión, y los diarios Die Welt y Berliner Morgenpost publicaban sendas crónicas tituladas Felicidad en la Casa Real española Por último, los periódicos franceses France Soir y Libération señalaban que Letizia, Princesa de Asturias, espera su primer hijo y hablaban de Embarazo real en España Además, recogían la intención del Gobierno de suprimir la desigualdad de sexos en el orden de sucesión. tar nada, ni siquiera mostrar su reacción tras el comunicado. -He contestado a todos aquellos que se han puesto en contacto conmigo y se han identificado. Me han llamado de diarios nacionales y asturianos y les he respondido manifestando mi alegría por ver feliz a mi hija, por hablar de Asturias, del embarazo... Lo que no pienso hacer es responder a nadie que me asalte en plena calle, que no se identifique, que me metan una cámara delante de la cara sin explicarme a quién me dirijo... No les voy a dar minutos de televisión para que ganen dinero a mi costa y menos cuando me abordan de esa manera. Creo que siempre he sido amable con cuantos me han llamado o se han presentado. Las formas y la educación son importantes. Si alguien es educado conmigo yo también lo soy. Además hay situaciones muy violentas e incómodas como cuando se pasan semáforos, saltan coches, irrumpen en la intimidad... Si con mi actitud de no contestar en esas situaciones dejan de seguirme, pues mejor. -Pero a veces la única forma de llegar a usted es en plena calle. -Pero insisto en que no de esa manera ni a gente que no sé a qué medios representan. Cuando te asaltan así no sabes si son periodistas u otra cosa, llegas a temer por tu seguridad. Reitero que no tengo ningún problema en hablar con los medios o en atenderles educadamente. Además, como decimos los periodistas, ante el vicio de preguntar está la virtud de no contestar.