Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10 5 2005 Opinión 7 mente vuelan oleoductos o centrales eléctricas impidiendo la recuperación del país? LA ESPUMA DE LOS DÍAS CARLOS KILLIAN Los insurgentes ansiosos de desprestigiar el nuevo régimen, son, pues, el mayor problema para la reconstrucción. Son los que atentaron contra la sede de Naciones Unidas, causando la muerte de Vieira de Mello y otras personas, contra la Cruz Roja, etc... Aún no había habido elecciones y muchos prefirieron encontrarlo no justificable pero sí comprensible, se luchaba contra la ocupación... ¿de quién, de la ONU, de la Cruz Roja... Ahora, ya con elecciones, continúan sembrando la inseguridad, destrozan la infraestructura, secuestran, ahuyentan la inversión, matan a ministros demócratas... todo en su lucha por la dignidad nacional y contra el infiel ¿mandando un coche suicida contra una cola llena de iraquíes, volando un oleoducto que producirá restricciones en 500.000 hogares iraquíes? La presencia americana es la coartada de los que temen que Irak avance. Han sufrido con el anuncio de Washington de que la retirada comenzará este año. La marcha americana, escalonada, acabaría con su propaganda patriotera. ¿A quién le gusta ver tanques extranjeros en su ciudad? Se ignora que la presencia extranjera cuenta ahora con la aprobación de la ONU y sobre todo, que el Gobierno, el actual, no el designado por el procónsul americano, no desea una brusca salida y se ha apresurado a declarar que debía ser paulatina. El Pentágono tiene hoy 140.000 soldados en el país, a los que su opinión pública desearía replegar, y forma progresivamente a efectivos iraquíes, 159.493 policías y militares hasta la fecha. El Gobierno iraquí los considera insuficientes para combatir a terroristas y delincuentes y quiere que les entrenen a otros miles antes de la marcha. Por ello, las bombas contra los centros de reclutamiento. Los iraquíes resienten lo que les ha caído encima, pero desembarazados de Sadam- -un déspota que los metió en dos guerras en las que utilizó armas químicas y que con su conducta propició el unilateralismo de Bush- -parecen tener confianza en su futuro. Recientemente, el 61 por ciento manifestaba que su situación está mejorando en relación a la época de Sadam, con el 37 por ciento diciendo que no. Celebradas las elecciones, es aún más significativo que el 61,5 por ciento opine que su país marcha en la buena dirección, mientras que un 23,2 estima lo contrario. Ojalá que con la democracia ganen los primeros. DESFILE EN MOSCÚ T espectacularmente desde el año anterior a la guerra, los vehículos se han multiplicado por cinco, y otros desalentadores. La producción petrolífera, unos 2 millones de barriles diarios, o de electricidad (la mayor ansia de la población) están levemente por debajo de los niveles de preguerra. El sabotaje terrorista del oleoducto a Turquía y la violencia en los campos del sur dificultan la multiplicación de la producción en una nación que, con instalaciones obsoletas, tiene el 11 por ciento de las reservas del mundo. Con un Gobierno elegido por los iraquíes, ¿qué patriotismo pueden alegar los terroristas que sistemática- PALABRAS CRUZADAS ¿Es urgente reformar el derecho sucesorio previsto en la Constitución? AZNAR NO METIÓ MARCHA O ha dicho el mismísimo Príncipe de Asturias, con esos ojos tiernos que se gastan él y Doña Letizia desde hace ni se sabe, pero que estos dos últimos días son especialmente conmovedores. Pues ha dicho Don Felipe que no hacen falta urgencias, quizá porque en su felicidad todo le parece perfecto; pero sí haría falta meter un poco de velocidad al asunto de la igualdad en la sucesión de la Corona. Aznar pudo haberlo hecho, lo tuvo más fácil que nadie, con el compromiso de boda sobre la mesa y las elecciones a un tiro de piedra. Pero al ex presidente no le gusta que nada ni nadie altere sus planes y con la excusa de que se podían colar otros asuntos si se tocaba la ConstiPILAR tución dejó todo como estaba. Y ahora suCERNUDA frimos las consecuencias. Si nace niño en noviembre no hay problema, pero incluso así habría que cambiar el texto cuanto antes, del Rey abajo ninguno está de acuerdo con la prevalencia del varón en la línea sucesoria. Pero topamos con los tiempos, a ZP no le interesa adelantar el fin de la legislatura, que vendría obligada. Ay, si Aznar hubiera sido más sensible a las cosas de palacio, en lugar de empecinarse en no tocar ni una coma de la Constitución hoy no estaríamos haciendo cábalas sobre qué ocurriría si sí, qué podría ocurrir si no. ¿URGENCIA? ¿QUÉ URGENCIA? ACE niño? Pues niño. ¿Niña? No hay prisa hasta que Doña Letizia quede embarazada de nuevo. Tiempo sobrado para promover la reforma constitucional- -hay que hacerla, claro- -que consagre la igualdad de sexos en el orden hereditario de la Corona. Zapatero mide sus tiempos: esa reforma del artículo 57 se sometería a referéndum junto a otras modificaciones constitucionales allá por el otoño invierno de 2006. Y se disolverían las Cortes, convocando elecciones generales anticipadas. Calendario que barajan en Moncloa: esas elecciones hasta pueden coincidir con las municipales y autonómicas de primavera 2007. Buen pretexto, éste de la reforma FERNANDO constitucional, para anticipar unos coJÁUREGUI micios que deben llegar antes del estallido definitivo del Estatut catalán, antes de que gire el actual buen ciclo económico, antes de que el PP digiera la derrota del 14- M. La clave, en lo referente al heredero a del heredero, no es un calendario que viene relajado. Lo fundamental fue la buena noticia (y coincido, seguro, con mi vecina de la izquierda geográfica) los Príncipes confirman que estamos en un Estado de buena esperanza. Perdón por el juego de palabras ante el debate sobre el estado de la Nación, que tampoco vive mal estado. L ¿N ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate ODO era igual de siniestro, pero en color. Los muros del Kremlin lucían con sus cárdenos espectaculares y la estética del Nodo fue sustituida por el brillante colorido de la CNN, pero la sensación de opresión era la misma; el despliegue humano tan apabullante como antaño y esas gorras de plato de los militares rusos tan inmensas e inquietantes como las del antiguo Ejército soviético. La Fiesta de la Victoria con que el sombrío Putin agasajó ayer a sus invitados para celebrar el 60 aniversario de la derrota de la Alemania nazi más parecía un homenaje al estalinismo que a los luchadores por la libertad. Desde luego nuestro CARMEN ultramegapacifista preMARTÍNEZ sidente ha debido pasar CASTRO un rato extremadamente incómodo durante ese desfile militar en la Plaza Roja. José Luis Rodríguez Zapatero, que venía de acuñar otra de sus impagables sentencias- nunca más a la locura de la guerra -se ha topado de bruces con un espectáculo de los que ya no se estilan: banderas rojas, iconografía soviética y marcialidad trasnochada a todo trapo. Vamos, el Desfile de la Victoria en versión rusa. Afortunadamente no tenía una silla a mano para repetir la hazaña de Madrid y quedarse sentado en señal de protesta contra semejante alarde de belicosidad. Solventado ese riesgo diplomático, su aportación a las celebraciones por el final de la II Guerra Mundial se ha limitado a una nueva colección de lugares comunes, trampas conceptuales y alarde de superioridad moral tan típicos de su discurso. Ni Zapatero ni el resto de invitados han querido amargarle a Putin el programa de festejos, aunque para ello hayan incurrido en una gravísima contradicción moral. Todos celebraron la derrota del nazismo pero guardaron un espeso silencio ante la consolidación del estalinismo, otra dictadura tan implacable, tan criminal y tan feroz como la nazi. En las crónicas se recuerda a los soviéticos que murieron en la guerra y a los judíos exterminados en los campos de concentración, pero los millones de víctimas del comunismo aún no han recibido su correspondiente homenaje; siguen siendo muertos de segunda y esa contradicción moral es el pecado que se niega a expiar la izquierda salvo escasas y honrosas excepciones. Entre Hitler y Stalin, durante el siglo pasado los Gobiernos europeos ensayaron todo tipo de estrategias para huir de la locura de la guerra Hace 60 años se venció al nazismo pero la libertad se ganó sólo a medias; costó varias décadas más de guerra fría y cientos de miles de víctimas. Hoy nos empeñamos en no aprender del pasado: no hay paz posible basada en el entendimiento con los enemigos de la libertad; es más que una indignidad, es un error que acaba costando vidas. Y eso vale para Alemania, para Rusia, e incluso para Euskadi.