Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10 5 2005 Opinión 5 ESCENAS POLÍTICAS MADRID, 2012 ATURALMENTE, tengo la ilusión de que esta ciudad abierta que es Madrid, Capital de la Gloria como la llamó el poeta Rafael Alberti, sea designada sede olímpica del año 2012. No es fácil, por más que Alberto Ruiz- Gallardón, su alcalde, goce de la protección de los dioses e incluso de la predilección de Jesús Polanco, que últimamente elige mucho entre mis amigos. Buen ojo que tiene el pájaro. O buen ojo que tiene el lince, para que nadie le busque tres pies al gato. Digo que no es fácil que salga elegida Madrid, porque las casas de apuestas, que juegan a todo, no dan favorita. Para los apostadores profesionales, que saben más de todo que los ratones colorados, la primera favorita es París, pagada a 1,40 por 1, y la colocada es Londres, que se cotiza a JAIME 3,15. Madrid, ay, aparece CAMPMANY pagada a 9 por 1, aunque con el dato positivo de que hace pocos días pagaban la candidatura madrileña aún más cara: 10 por 1. Estos tíos de las apuestas conocen ce por be el porvenir mucho mejor que Nostradamus o el falso San Malaquías, ya no digo que Rappel. Igual saben de antemano lo que van a votar los miembros del Comité Olímpico Internacional que quien va a ganar el masters series de Roma, y por eso a Nadal lo pagaban mucho menos que a Coria. No es que yo confíe en gozar y disfrutar de los acontecimientos olímpicos de 2012. Ésa es una esperanza muy problemática o poco segura, porque hoy mismo hepenetrado en la década de los 80 años, tacos, que dicen los castizos, y eso, normalmente, es empezar a doblar la última vuelta del camino que diría don Pío Baroja. Y efectivamente, él cascó a los 84. Murió, eso sí, con la boina puesta, y habiendo sido uno de los más grandes escritores en el español del siglo XX, por más que ahora sus paisanos nacionalistas de San Sebastián hagan como que no lo conocen, qué cabrones. Lo mismo hacen algunos de Bilbao con don Miguel de Unamuno, pues lo mismo también para ellos. No es que a mí me aflija ni mucho ni poco la probabilidad de no ver los acontecimientos olímpicos de 2012. En todo caso sentiría no ver los Juegos Olímpicos que se fueron. Me habría gustado haber asistido a aquellosJuegos enlos queDiógenes el Cínico, cuando tiraba al arco un concursante especialmente inexperto, se sentaba junto a la diana porque decía que era el lugar más seguro de todo el estadio. No soy nada vidente ni aprendiz de adivino, y me interesa mucho más el pretérito que el futuro. Lo que vaya a suceder en el mundo después de mi despedida de él me trae absolutamente al fresco. De eso, quienes debieran preocuparse son los políticos, y tengo para mí que también para ellos cuenta aquello de que a burro muerto, la cebada al rabo. Yo ya tengo escrito lo que me ha dado la real gana de escribir, que es lo único que sé hacer, y seguiré escribiendo así mientras permanezca en esta vida. Y quiero que me lean los que ahora están vivos. No tengo ningún interés en que me lean los habitantes de eso tan escasamente gratificante que llamamos posteridad. N VIÑETA PUBLICADA EL 14- XI- 2002 LIDERAR A DERECHAS ER la persona adecuada en el instante y lugar oportunos es característica ineludible de un líder, pero en política todo eso se hace difícil de cuantificar salvo en la cruda persuasión del recuento de votos. Incluso así, no sabemos cuántos escaños le hicieron falta a Michael Howard para poder continuar siendo líder del Partido Conservador británico. Lo real y verificable es que los tories ya andan en busca de un nuevo líder. Aquél es un sistema parlamentario con mucha experiencia acumulada, pero los rasgos emergentes de lo que algunos llaman posdemocracia parece estar afectando la naturaleza propia de los liderazgos. Lord Saatchi, vicepresidente del Partido Conservador, describe esta tercera derrota tory como una tragedia de comunicación fallida sin reflexión previa, alejada de los sueños y esperanzas de los electores Añade Lord Saatchi que la mera promesa de efiVALENTÍ ciencia no es suficiente para persuaPUIG dir a la gente de que serás un gobierno eficiente en la campaña faltaban ideas positivas No está de más recordar que los consejos de Saatchi tuvieron algo que ver con las victorias de Margaret Thatcher. A lo mejor el dietario de Ronald Reagan, a punto de ser publicado, revela alguna fórmula secreta. A la espera, tenemos en el conjunto de las sociedades occidentales una cierta desfiguración de la derecha, síntoma posiblemente de un cambio biológico, en profundidad. Ése es a menudo el tema de conversación con las personalidades más significativas del centroderecha en España, por mucho que también sea de tener en cuenta la crisis pública generada por el 11- M. A pesar de la proporción habitual de mentes obtusas en la derecha- -como en la izquierda- los elementos del mensaje político han de ser sopesados y dosificados: discurso de valores, capacidad de gestión, menos impuestos, inmigración, reforma educa- S tiva, seguridad ciudadana, centrismo más o menos, claridad y solidez del modelo territorial de Estado. En general, se supone que un discurso de valores como el que contribuyó a la segunda victoria de George W. Bush no calaría en el electorado de cualquier país europeo. Seguramente eso es tan cierto como obvio porque, aunque a la larga casi siempre seguimos los comportamientos de la sociedad americana, ahí es capital acertar en el tempo En el tempo y en la adaptación a cada sociedad: por ejemplo, la historia de las comunidades cristianas en los Estados Unidos no es lo mismo que la historia cristiana en Europa, ni son las mismas las tasas de natalidad. Lo coincidente son, en general, los sistemas erosivos. Para algunos con divergencia, para otros, con distancia antes del convergir, la fase actual de las ideas liberal- conservadoras en los Estados Unidos y Europa no es exactamente la misma. Con tantos años de experiencia y etapas de buen quehacer, el centro- derecha en Europa no sabe muy bien ni para qué ni hacia dónde. Sirva de consuelo pasajero que eso le ocurra también al partido tory como cuentan sus historiadores, de los 123 años de su existencia, han estado 84 en el poder. Ahora pasarán por el período más largo de apartamiento del poder, algo que ya les está dando síndrome de abstinencia. En la derecha española, el personalismo a menudo ha fagocitado el debate de ideas, siendo no menos cierto que algunas personalidades políticas pueden ser representativas de una idea. Por lo general, preferimos regocijarnos en lo anecdótico de las tensiones entre Ruiz- Gallardón y Esperanza Aguirre o en saber si los de FAES están sacando de sus casillas a los de calle Génova. Quién come con quién es el evento: luego hacemos suposiciones sobre lo que han hablado cuando en realidad quizás celebraban un cumpleaños. También la izquierda celebra cumpleaños, ahora mismo con el plus gratificante y afrodisíaco de estar más o menos apuntalada en el poder. vpuig abc. es