Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Economía LUNES 9 5 2005 ABC ANTONIO GONZÁLEZ- ADALID Presidente de Enagás Limitar por debajo del 5 %l a participación de inversores financieros no aporta nada El responsable del operador técnico del sistema advierte de que los altos precios del gas pueden provocar problemas de suministro en nuestro país TEXTO: JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO FOTO: SIGEFREDO -Hace pocos meses hubo problemas de suministro de gas. ¿A qué se debió y de quién fue la culpa? -La responsabilidad de Enagás como transportista, que es la de poner a disposición del sistema infraestructuras suficientes para atender la demanda incluso en la punta más alta del invierno (21 superiores a las del año pasado) se ha atendido sin ninguna dificultad. ¿Qué pasó? Pues que faltó gas en el sistema. Es difícil decir de quién es la culpa. Si falta gas es porque hay compañías que traen el gas en verano y pretenden que se lo devuelvas en invierno. También porque ha habido crecimientos de la demanda imprevisibles. Nos ha pasado a nosotros y a todos los países europeos. En el caso español, ha habido acontecimientos especiales, como la parada de una central nuclear. -Es decir, que hay problemas de demanda y de oferta de gas. -Primero, hay un problema de demanda y, después, y más importante, hay otro problema de oferta. Falta gas en el sistema porque los precios de este combustible están carísimos. Las comercializadoras, responsables de traer gas al país, han hecho sus mejores esfuerzos para traer gas pero no siempre lo han logrado. Además, en algunos casos, aunque han tenido que pagar mucho más de lo previsto, no era fácil conseguir gas. -La solución fue cortar el suministro a los contratos interrumpibles. -Enagás tiene una previsión de demanda, sabe lo que se va consumir en las próximas semanas y cuál es el gas que se va a traer. En general, anticipamos el problema con 10 o 15 días. Para ello, procuramos que el problema afecte sólo a los que tienen combustibles alternativos y no dejar sin gas a las familias. Cortar el suministro a los interrumpibles es un elemento de flexibilidad muy importante. Si tenemos esa posibilidad y la usamos, tendremos un sistema muy flexible. Si no, para garantizar el suministro a las familias habrá que invertir muchísimo más. -Pero cada vez hay menos contratos interrumpibles. González- Adalid durante la presentación de los resultados de la compañía en 2004 -El 98 de estos contratos corresponden a plantas de generación eléctrica y a refinerías. El problema es que algunos abandonan el contrato. Por ello, creo que habría que mejorar sus condiciones económicas e incentivarlos. -Usted ha dicho en alguna ocasión que era partidario de que los grandes consumidores de gas no puedan acogerse a la tarifa regulada. -Parte del problema radica en que los precios internacionales del gas están como los del petróleo y cada día suben o bajan. Si a un cliente industrial le das a elegir entre el precio internacional o el precio fijo de tarifa, que varía cada tres meses, le estás dando una gran oportunidad. No tiene sentido que cuando sube el precio todos paguemos más y los grandes clientes industriales tengan un seguro con la tarifa. ¿Las infraestructuras gasistas garantizan el suministro? -Hemos avanzado muchísimo. Este año tenemos una capacidad de entrada al sistema un 50 superior a la de hace dos años. Y seguimos invirtiendo. Vamos a tener una situación relativamente cómoda el próximo invierno, a pesar de que la demanda va creciendo a un ritmo más rápido del previsto. ¿Cuál es la inversión prevista para este año? -Estamos invirtiendo una media de 500 millones al año, que es una cifra importante para una compañía como ésta que vale en Bolsa 3.000 millones. ¿Habría que hacer más tanques y almacenamientos subterráneos para garantizar el sistema? -El problema es que el 20 de la electricidad se genera con gas, y es un 20 %i nsustituible. Cuando no hay agua, se tira del gas; cuando no hay viento, se tira del gas; cuando se corta la nuclear, se tira del gas. Y si no hay gas, te quedas colgado. Hay que aumentar los criterios de seguridad. Si están invirtiendo unos 12.000 millones de euros en 60 centrales de ciclo combinado de gas, no tiene sentido poner en riesgo el sistema por ahorrar dinero en tanques cuando cuestan unos 70 millones cada uno. Necesitamos más almacenamientos en tanques, pero hay que hacer también almacenamientos subterráneos. Desde el punto de vista geológico, hay lo que hay. Por otra parte, el sistema de remuneración debe ser distinto. No puede ganar lo mismo asumiendo el riesgo de meter gas en una infraestructura que nunca sabes si se va a perder una parte de él o construyendo tubos, que sabes que lo haces con el 100 de seguridad. Resuelto el tema de la retribución, deberían hacerse almacenamientos subterráneos en las dos o tres oportunidades que hay, no existen más. -El Gobierno quiere limitar la participación accionarial en Enagás y CLH como ha hecho en REE. -Hay que dar un tratamiento distinto a dos tipos de inversores en, al menos, Enagás. Limitar la participación de los operadores del sistema es un criterio que me parece bien. No creo que aporte mucho limitar la participación de los inversores financieros. La limitación actual del 5 es compatible con determinados beneficios fiscales. Si bajáramos de ese 5 nuestros inversores perderían esos beneficios sin que nadie ganase por eso. Además, a los grandes inversores internacionales no les vale la pena seguir por debajo de un determinado volumen. Así, conseguiríamos que la acción tuviera menos atractivo y que el coste del capital fuera mayor. Enagás tendrá al final el 100 de todas las regasificadoras ¿Enagás va a entrar en el accionariado de las regasificadoras de Bilbao, Reganosa y Sagunto? -Como en el sistema eléctrico, el concepto de transportista único mejora la eficiencia del sistema. Si Enagás fuera el gestor o propietario de los activos de transporte de gas, el sistema sería mejor. Dicho eso, como el régimen es de libertad de establecimiento, colaboramos con ellos con la máxima lealtad. -Los accionistas de la planta de Bilbao rechazaron una oferta de Enagás. -En algunos casos, hemos hablado con determinadas compañías Iberdrola, Repsol YPF, BP y EVE para comprar su participación. Las negociaciones estuvieron avanzadas. El sistema no está suficientemente maduro. Cuando sus propietarios quieran, hablaremos. ¿Enagás quiere el 100 de esas regasificadoras? -El final, dentro de un año o de diez, debería ser que Enagás tenga el 100 de todas las regasificadoras. El cómo se llegue a ese punto, no lo sé.