Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Internacional LUNES 9 5 2005 ABC LA TERCERA DE BLAIR a histórica tercera victoria consecutiva de Tony Blair y su New Labour además de suponer un premio a una notable gestión de gobierno, que ha tenido sombras, pero sin duda muchos más aciertos que errores, pone de manifiesto varias cosas: primero, que la puesta al día de New Labour era más que una simple operación cosmética; que el malestar de la opinión pública no era tan profundo como vaticinaban algunos de los analistas de la izquierda europea, y que el sistema electoral mayoritario del Reino Unido ha permitido una victoria clara en escaños con una corta distancia en porcentaje de votos. La gestión econóGUSTAVO DE mica y la política exteARÍSTEGUI rior laboristas han sido más propios de los partidos de centro derecha más moderados y eficaces que de la socialdemocracia pendiente de renovación y de buscar sus nuevos referentes ideológicos. El Partido conservador se ha quedado sin margen político. Un importantísimo miembro de ese partido, ex ministro en los gobiernos de John Major, me reconocía: Es que Blair es en realidad uno de los nuestros El votante centrista británico tenía demasiadas opciones antes de votar por los conservadores. El sucesor designado de Blair, Gordon Brown, canciller del Exchequer (ministro de Economía y Hacienda) ha sido un eficaz ejecutivo de la política realista y equilibrada, muy poco de izquierdas, de su jefe de filas; sin embargo, se trata de un laborista más clásico, menos atractivo, que Blair para el electorado y que se enfrenta a la casi imposible tarea de ganar un cuarto mandato para los laboristas. La distancia en voto es muy pequeña. En España ningún partido podría gobernar con el porcentaje de voto obtenido por el Partido Laborista. Pero, además, el Partido Conservador, tiene que renovarse, buscar un nuevo líder atractivo y dinámico que frente a Gordon Brown tendrá muchas más oportunidades que frente a Blair. El líder conservador Michael Howard no era el más adecuado para hacer verdadera sombra a Blair. Sin restar mérito a su importante incremento de escaños, éste se ha debido más al desgaste del gobierno laborista que a sus propios méritos. Howard es el cuarto líder conservador que derrota Blair tras Major, Hague y Duncan Smith. Howard, a quien he tenido el placer de conocer personalmente, es un hombre distante, duro, un punto grosero (tiene el récord mundial de haber llegado exactamente 24 horas tarde a una reunión con un ministro español cuando él lo era de Interior) no era el hombre más indicado para enfrentarse al indudable carisma de Blair, del que él carecía completamente. La incógnita se sitúa ahora en torno al momento del relevo BlairBrown. Pero que nadie se llame a engaño: el nuevo gabinete de Blair demuestra claramente quién manda en el Gobierno; está repleto de los incombustibles fieles de Blair, como Blunkett. L Zapatero deposita una corona de flores en el monumento a los españoles muertos en Mauthausen REUTERS El presidente del Gobierno español rinde homenaje en el campo de exterminio nazi de Mauthausen a los soldados republicanos que fallecieron allí y asegura que su sacrificio no fue en balde, pues permitió que España sea hoy un país libre Zapatero, entre dos banderas LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL MAUTHAUSEN (AUSTRIA) Un bello paisaje, a orillas del Danubio, frente a los Alpes austríacos. Eso es hoy Mauthausen, un lugar en el que hace 60 años miles de hombres, sometidos a vejaciones sin número por los nazis, abocados a una muerte segura celebraban con alborozo su liberación por las tropas aliadas. Entre ellos, 2.325 españoles, republicanos que lucharon contra Hitler bajo mando francés. Otros 5.000 españoles, que en 1940 fueron ingresados en este campo de exterminio, acabaron en la cámara de gas o, muertos por las penosas condiciones de vida que les impuso. Con esa imagen presente, ayer José Luis Rodríguez Zapatero expresó, ante el monumento que recuerda a esos españoles muertos por la libertad su voluntad y la del Gobierno que preside de rendirles homenaje y un deseo: Nunca más. Nunca más la opción totalitaria; nunca más el horror; nunca más el crimen por el crimen; nunca más la locura; nunca más el totalitarismo; nunca más el fascismo Le escuchaban ocho de aquellos españoles que sobrevivieron en Mauthausen, algunos familiares de la víctimas y miembros de la Asociación Amical de Mauthausen Zapatero tenía un especial interés en participar en esta conmemoración tras las críticas que le llovieron por el poco interés de su Gobier- no para estar presente en los actos de Normandía. Ayer, sus palabras, acogidas con aplausos en varios momentos, se mezclaban con el viento que hacía ondear el ejército de banderas de todo tipo, incluidas las de la hoz y el martillo, que años después del horror nazi sembraría de dolor gran parte de Europa. Desplegadas por un campo de lápidas en memoria de los muertos, las banderas eran ayer más que símbolos. Homenaje a los muertos Junto al monumento a los españoles, Zapatero, acompañado por su esposa, Sonsoles Espinosa; el canciller austriaco, Wolfgang Schüssel, y por una delegación del Gobierno y el Parlamento de Cataluña, aparecía flanqueado por dos grandes enseñas: la constitucional, izada a instancias del Gobierno español, y la republicana, que cada año es levantada en homenaje a los asesinados. Por un acuerdo laboriosamente trabajado, los organizadores del acto aceptaron que ondeara la bandera de España, pero entre los asistentes Más de cinco mil españoles murieron en las cámaras de gas de este campo de exterminio se vieron enseñas republicanas, ikurriñas, banderas de Asturias, Andalucía, Cataluña, y banderas independentistas catalanas. Quizá por ello, Zapatero no dejó pasar la ocasión para subrayar que ni las banderas, ni las nacionalidades pueden estar jamás, ni estarán jamás por encima de algo que está por encima de todo: el ser humano, sus derechos y sus libertades No obstante, el presidente del Gobierno enfatizó que a los republicanos españoles que terminaron en el campo de exterminio, les dejaron sin patria pero que su legado de valentía, lo que sufrieron no fue en balde Y añadió: Dejaron un testimonio, una memoria que ha permitido que España sea hoy un país libre y Europa un continente de paz y democracia Con uno de esos republicanos, sobreviviente de Mauthausen, Francisco Batista, el jefe del Ejecutivo, a quien se veía emocionado, recorrió los hornos crematorios, la cámara de gas y los barracones de los prisioneros y visitó la cantera en la que trabajaban los españoles, con jornadas de doce y catorce horas, acarreando enormes piedras sobre sus espaldas para subir 186 escalones. Cinco horas pasó en Mauthausen, antes de viajar a Moscú para participar en los actos que conmemoran los 60 años de la capitulación de la Alemania de Hitler.