Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Nacional LUNES 9 5 2005 ABC barómetro NO HAY VASOS COMUNICANTES los españoles les inquieta la situación vasca, ven con tranquilidad el horizonte económico y político y valoran la gestión de Zapatero, si bien el presidente del Gobierno se estanca y no despega en apoyos con respecto a marzo de 2004. Este es el diagnóstico que certifica el barómetro que ofrece hoy ABC, y que pulsará trimestralmente la percepción de los españoles del panorama social y político. Zapatero consolida su liderazgo, es evidente, pero no lo es menos que ciñe sus adhesiones a la proporción de sus votantes en las elecciones de hace un año, sin pescar un solo apoyo más en la otra orilla. La causa no parece estar lejos MAYTE de la ingeniería social ALCARAZ del Gobierno que con una mano ha ofrecido la zanahoria del progresismo a su parroquia y con otra, ha administrado el palo al núcleo duro de los votantes del PP. De hecho, el trabajo sociológico rotula el rechazo que genera en los votantes del PP la adopción de niños por parejas homosexuales, y subraya también el claro respaldo de los socialistas a esa medida. La mayoría de los españoles está, sin embargo, a favor de que se legalice el matrimonio entre parejas del mismo sexo, resultado que habla de una buena percepción de máximos por parte de los españoles, del que, por cierto, no es ajeno el votante de Rajoy y que merecería una reflexión por parte del principal partido de la oposición. El muestreo subraya el perfil católico mayoritario de los encuestados, que acusan, en su visceral rechazo al Gobierno socialista, la escalada de ofensas procedente de La Moncloa. Por cierto que allí, en el salón del Consejo de Ministros, la mitad de sus ocupantes suspende y Bono supera en valoración a su jefe. El ministro ofrece un perfil casi transversal entre PP y PSOE, ya que es el único que pisa la raya de afectos entre el electorado popular. Parece claro que los españoles no han digerido todavía los resultados de las elecciones vascas y la temeraria política territorial del Gobierno. El barómetro revela una profunda desazón ciudadana ante el intrincado laberinto vasco al que las pasadas elecciones han aportado más elementos de confusión que de luz. Bien haría el presidente del Gobierno en marcar en su agenda esa preocupación general, sobre todo teniendo en cuenta que los encuestados fueron preguntados antes de que Zapatero recibiera en La Moncloa al lendakari y asomara el hocico una posible negociación con ETA. Todo hace suponer que este último decalaje del jefe del Ejecutivo no será recibido con comprensión por ese 36 por ciento de ciudadanos que quiere un Gobierno constitucionalista en Vitoria. Y es que el llamado proceso de paz marcará, sin duda, la oleada del verano. Entonces sabremos si las graves renuncias de Zapatero y la oposición firme de Rajoy abren los vasos comunicantes entre ambos electorados, hoy cegados. ABC- Metroscopia A Empate entre los encuestados a la hora de evaluar la situación política Un 37 por ciento cree que es muy buena y un 34 que muy mala a la evolución que ésta puede experimentar para el próximo año, son mayoría los que creen que seguirá igual (un 45 por ciento) MADRID. Dentro del bloque fijo de preguntas que el barómetro de ABC- Metroscopia formulará cada tres meses para ver la evolución en las tendencias sociales destaca el interrogante recurrente sobre la situación política en el momento justo de hacer la encuesta, así como las perspectivas de futuro en el horizonte de un año. b En cuanto Cabe destacar del barómetro de primavera de Metroscopia para este periódico el práctico empate entre los que opinan que la situación política en estos momentos es buena y muy buena y los que, por el contrario, la califican de mala y muy mala Moderado optimismo Los encuestados más optimistas superan por tres puntos a los más pesimistas. Así, en el primer bloque está un 37 por ciento de ciudadanos frente al 34 por ciento que mantiene una visión negativa después de un año de Gobierno de Rodríguez Zapatero, mientras que un 24 por ciento la califica de regular Además, Metroscopia compara estos resultados con los de su Banco de Datos de los que se desprende que desde diciembre del año pasado se ha incrementado en siete puntos las valoraciones más optimistas y descendido en tres las pesimistas, aunque, en todo caso, no se alcanzar los niveles de satisfacción de hace un año. En cuanto a la evolución de la situación política para el próximo año, casi la mitad de los ciudadanos (el 45 por ciento) cree que seguirá igual, mientras que un 23 por ciento está convencido de que mejorará y un 21 que empeorará. Situación política y económica ¿Cómo calificaría usted la situación política de España en estos momentos? Regular Muy buena Buena ¿Cómo calificaría usted la situación económica de España en estos momentos? Regular Muy buena Buena 24 Mala Muy mala 30 Mala Muy mala 37 42 34 NS NC 26 NS NC 5 2 ¿Cree usted que el próximo año la situación política de España... Seguirá igual ¿Cree usted que el próximo año la situación económica de España... Seguirá igual 45 Mejorará 39 Empeorará Mejorará 23 NS NC Empeorará 21 20 NS NC 29 %12 11 Moderado optimismo sobre la marcha de la economía En términos generales la valoración de la situación económica de España en el momento actual es positiva dado que predominan los ciudadanos que la valoran como muy buena o buena (42 por ciento) sobre los que la valoran negativamente (26 por ciento) En todo caso, si también contrastamos estos resultados con los gráficos acumulados de la situación económica desde 1995 del Banco de Datos de Metroscopia, la apreciación en este momento es prácticamente idéntica a la de diciembre del año pasado, tanto para las valoraciones positivas (entonces fueron del 40 por ciento) como para las negativas (del 28 por ciento) Sin embargo, aún permanece lejos de alcanzar el nivel de hace un año, cuando en mayo de 2004 (poco tiempo después de celebradas las elecciones generales y de la toma de posesión como presidente del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero) el 53 por ciento de los encuestados manifestaron que la situación económica era muy buena y buena y sólo el 19 por ciento mala y muy mala Para el futuro inmediato los españoles piensan que la economía seguirá como hasta ahora. Sin embargo, predominan los que predicen un empeoramiento (29 por ciento) sobre los que anticipan una mejoría (20 por ciento)