Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 La sucesión a la Corona LUNES 9 5 2005 ABC LOS CUIDADOS PROPIOS DE LA GESTACIÓN En los próximos meses todas las miradas se concentrarán en la evolución del embarazo más esperado, con un momento clave, la ecografía de la semana 15 que permitirá conocer el sexo del que podría ser el heredero de la Corona Los nueve meses más esperados vo estado de la Princesa de Asturias no tiene por qué alterar, en exceso, su agenda oficial, si no existen complicaciones. Medidas tan sencillas como reducir la carga de estrés diario, llevar una alimentación sana que evite las grasas y el alcohol o huir de los espacios cargados de humo pueden ser la base de una gestación sin problemas y una descendencia sana. A su favor, la Princesa cuenta con una edad óptima para ser madre. La mejor para tener hijos es el periodo comprendido entre los 25 y los 35 años, según acaba de confirmar una revisión de estudios científicos sobre maternidad. En estas edades no existen riesgos añadidos para el futuro bebé. Como en la gran mayoría de los embarazos, la gestación estará marcada por tres trimestres claves, explica la doctora Ana Coll, ginecóloga de la Clínica Teknon, de Barcelona, el centro elegido por la infanta Cristina para dar a luz a sus tres hijos. Elnue TEXTO: N. RAMÍREZ DE CASTRO que nos tiene acostumbrados. En esta etapa, cambia la estática del cuerpo, el centro de gravedad se desplaza por el aumento del tamaño del bebé, se curva la columna y las embarazadas tienden a desequilibrarse. Por esta razón, no sería conveniente que los utilizara, salvo en momentos puntuales o ceremonias especiales. La hinchazón de los pies también los desaconsejería, pero este año doña Letizia puede apostar por zapatos de punta redondeada y tacón bajo, más adecuados para su estado, y de plena actualidad. Para activar la circulación y evitar la pesadez de las piernas es importante que no mantenga posturas estáticas durante tiempo prolongado, ni mucho tiempo sentada ni de pie. Caminar y mantener una actividad física suave durante toda la gestación puede ayudar a mejorar el estado de las piernas. Nadar, jugar a golf o montar en bicicleta de forma suave son deportes que pueden mantenerse a lo largo de toda la gestación. El trimestre más delicado Los tres primeros meses son la etapa más delicada de cualquier gestación porque existe mayor riesgo de aborto. Es prudente evitar los viajes transatlánticos, aunque en principio no hay impedimento para realizar viajes nacionales si no hay complicaciones apunta la doctora Coll. La Princesa de Asturias querrá dar una imagen de actividad. Desde el punto de vista médico, no hay contraindicación alguna para que mantenga su agenda, aunque siempre en función de su estado Su alimentación debe ser lo más completa y variada posible, a base de verduras, leches y derivados lácteos, carnes muy hechas, pescados, aves, patatas, arroces y pastas integrales. Por ejemplo, es bueno evitar las calorías vacías de los azúcares, así como reducir el consumo de café que no debería pasar de dos o tres tazas diarias. También es importante beber dos litros de líquido diarios al día con agua, zumos o infusiones para evitar infecciones de orina. Sin olvidar que no se trata de comer por dos, sino de hacerlo de forma A partir del séptimo mes, será aconsejable que la Princesa no utilice tacones equilibrada. Hacer cinco comidas ligeras al día, en lugar de tres, es una buena fórmula para hacer frente a las náuseas. EFE En la recta final del embarazo tampoco se aconsejan los viajes transatlánticos EFE En la recta final En la recta final del embarazo, en el octavo y noveno mes, tampoco estarían aconsejados los largos viajes transatlánticos, aunque la gestación continúe sin ningún problema. Su agenda siempre deberá adecuarse a su estado y en estos últimos meses deberá pensarse en cómo se encuentre la Princesa insiste la doctora Coll. Si la gestación ha seguido un buen curso, en el noveno mes la Princesa pesará entre 9 y 12 kilos más de su peso original. Pese a la complexión delgada de doña Letizia y la envergadura del Príncipe de Asturias, no se debe presumir que el futuro heredero vendrá al mundo mediante cesárea. Sus médicos decidirán por el tamaño estimado del bebé y las posibilidades de la pelvis de la madre si puede nacer por vía natural. Hay mujeres muy delgadas que dan a luz sin ningún problema y otras más grandes que necesitan cesáreas. Además puede que el bebé no llegue a los cuatro kilos y tenga una buena pelvis. La dulce espera no ha hecho más que comenzar. Niño o niña En este tiempo probablemente sienta más sueño, sufra algún mareo o náusea y su ginecólogo le habrá recomendado suplementos vitamínicos de ácido fólico o calcio. Dos pruebas ginecológicas son básicas en esta etapa: la ecografía vaginal para comprobar el latido del feto en sus primeras semanas y el triple screening con ecografías y análisis de sangre con el que se calcula el riesgo de síndrome de Down y otras malformaciones. Las ecografías son inofensivas y, al menos, durante estos primeros meses tan delicados se podrían repetir cada dos semanas para controlar la evolución de la gestación. Así se le proporciona tranquilidad a la Princesa para que siga sus actividades hasta que empiece a notar los movimientos del bebé, que es el termómetro natu- ral para saber que todo marcha bien A partir del cuarto mes entrará en una época muy buena para las embarazadas. Están más tranquilas, más guapas, han desaparecido las náuseas y empiezan a disfrutar de su Pese a la complexión delgada de Doña Letizia y la altura del Príncipe no se debe pensar que el bebé nacerá por cesárea La Princesa tiene una edad óptima para ser madre. Hasta los 35 años no existen riesgos añadidos para la descendencia embarazo. En ese momento de la gestación- -a partir de la semana 15- -ya es posible ver con imágenes de ecografía el sexo del bebé, si está bien colocado. Aunque la incógnita podría mantenerse hasta el final, como ha ocurrido con las Infantas. Pero podría ser la primera vez que la tecnología permitiera conocer antes del nacimiento el sexo de un heredero de la Casa Real. En la semana 20 es obligado realizar una nueva ecografía para comprobar si el feto está bien formado. En el sexto mes la barriga se empieza a notar más, el cuerpo acumula más grasa y agua y, lo peor, es que puede aparecer una pequeña hinchazón de pies y tobillos. En la segunta etapa su alimentación debe ser básicamente la misma aunque incrementando la cantidad de proteínas para hacer frente al crecimiento del feto y al de los tejidos maternos (útero y placenta) En el séptimo mes, Doña Letizia, probablemente, se verá obligada a guardar los tacones tan estilizados y altos a los