Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9 5 2005 La sucesión a la Corona 17 UN NOMBRE REAL Don Felipe y Doña Letizia en los Juegos Olímpicos de Atenas Recién casados, en plena luna de miel visitaron Albarracín Entre los españoles, las últimas tendencias son María y Alejandro, pero las tradiciones monárquicas van por otros derroteros Entre Sofía y Pelayín n el anuncio de un embarazo el primer pensamiento que asalta a los futuros padres es siempre el mismo: cuál será el nombre ideal para su retoño. Las estadísticas que atañen a los españoles son claras: María y Alejandro son los nombres que arrasaron en el último año, aunque sin olvidar a otros que llegan pisando fuerte, generalmente relacionados con modas o tendencias, como Íker (por Casillas) Chenoa (por Operación Triunfo) o incluso Letizia- -con la grafía italiana- -que gana enteros en el registro civil desde que se conoció que la entonces periodista se casaría con el Príncipe de Asturias. Las tradiciones monárquicas van por otros derroteros, pero, como es lógico, el gusto de los padres tam- En la playa de la Concha, de San Sebastián, tres días después de su boda gió durante la petición de mano en El Pardo: ¿Qué tal un Príncipe Pelayo? Casi a coro, Don Felipe y su entonces prometida respondieron al unísono: Por supuesto El día después de que el Príncipe pidiera su mano, Doña Letizia volvió a abordar la cuestión en una conversación telefónica que dio pie a una entrevista publicada en ABC. El de Pelayo es un nombre que nos encanta a los dos, y lo barajamos, pero aún es pronto. Todo se andará dijo entonces la que aún era futura Princesa de Asturias. De ahí llegó hasta el diminutivo, el Pelayín, nombre con el que cariñosamente la gente se refería al futuro descendiente de los Príncipes. ña) Juan (por su padre y su abuelo) Pablo (por su abuelo materno) Alfonso (por su bisabuelo, Don Alfonso XIII) y de Todos los Santos (por tradición real) FOTOS: EFE Co SILVIA CASTILLO bién es determinante. En el caso del primogénito de Don Felipe y Doña Letizia se barajan por el momento dos nombres: Pelayo y Sofía, que bien podrían ser los definitivos. De elegir el nombre de Sofía, sería un homenaje a la Reina, fruto de la profunda admiración que le profesa la Princesa de Asturias y la inquebrantable unión que mantiene con su hijo Don Felipe. Por su parte, Pelayo es el nombre asturiano por antonomasia, como el del Rey que comenzó la Reconquista desde Covadonga. La elección se consideraría un guiño más de la Princesa a su amada tierra natal. Como no podía ser de otra manera, a Doña Letizia le entusiasmó la idea de poner ese nombre a su primogénito. La cuestión sur- Letizia con z El nombre de Letizia, con z, se debe a una anécdota. Al parecer, según cuentan en Oviedo, sus padres, Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano, eligieron el nombre de Leticia (con c) pero, al no estar reconocido en el santoral, pidieron una dispensa papal para poder bautizarla con ese nombre. El funcionario del Vaticano que tramitó dicha petición escribió Letizia en la forma italiana y cuando el documento llegó a Oviedo, su ciudad natal, el empleado del registro civil copió el nombre sin pensar que hubiera algún error. Letizia proviene del latín loetitia, que quiere decir alegría, y de la diosa de la fertilidad y de la abundancia Laetitia. Felipe Juan Pablo Alfonso El Heredero de la Corona recibió con las aguas bautismales los nombres de Felipe (en memoria del primer Borbón que reinó en Espa-