Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9 5 2005 La sucesión a la Corona 15 El primogénito de los Príncipes será algún día Heredero de la Corona. Se modificará la Constitución, lo que obligará a disolver las Cortes y convocar elecciones, y el Parlamento resultante deberá ratificar la reforma Varón o mujer, será el Heredero Las BLANCA TORQUEMADA ociedad lo demanda y la puesta al día de las normas de sucesión de la Corona es inminente. Se eliminará la preferencia del varón sobre la mujer, una tradición de la Monarquía española desde Las Partidas de Alfonso X el Sabio recogida por la Constitución de 1978. El problema es la rigidez de la Carta Magna, pues para modificar cualesquiera de los postulados recogidos en el Título II de la Constitución (como es el caso) según el Título X, es necesario disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones generales. Por eso surgen dudas: ¿Cuándo ha de hacerse (estamos casi al principio de la VIII Legislatura, tan sólo ha transcurrido un año) y qué inconvenientes pueden salir al paso? Repasemos posibilidades. Lo que dice la Constitución Título II. Artículo 57 1. La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. DonJuan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos. 2. El Príncipe heredero, desde su nacimiento o desde que se produzca el hecho que origine el llamamiento, tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y los demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona de España. 3. Extinguidas todas las líneas llamadas en Derecho, las Cortes Generales proveerán a la sucesión en la Corona en la forma que más convenga a los intereses de España. 4. Aquellas personas que teniendo derecho a la NACE UN VARÓN. En ese caso no se plantea problema, pues tanto con la normativa vigente como con la modificación prevista, el Infante estaría llamado a ser Rey. Sin embargo, el cambio constitucional no se aplazará o se relegará por ello. Es seguro (y así está previsto) que en la próxima legislatura ya estará recogida la igualdad de sexos en la sucesión de la Corona. sucesión en el trono contrajeren matrimonio contra la expresa prohibición del Rey y de las Cortes Generales, quedarán excluidas en la sucesión a la Corona por sí y sus descendientes. 5. Las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán por una ley orgánica. Reforma de la Carta Magna Título X. Artículo 168 1. Cuando se propusiere la revisión total de la NACE UNA MUJER. Si los Príncipes tienen una niña, se colocará en el segundo lugar de la línea sucesoria (por detrás de Don Felipe) exactamente igual que si fuera varón, pues la norma española no es Ley Sálica, la que históricamente ha impedido reinar a las mujeres en las Monarquías europeas. Mientras la hija de Don Felipe y Doña Letizia no tenga hermanos no hay motivo de inquietud. El problema surgiría si los Príncipes de Asturias tienen un segundo hijo varón, después de una mujer, y llegado ese momento no se ha modificado la Constitución. En tal caso, puede plantearse el problema jurídico de que ese cambio tendría unos efectos retroactivos, lesivos para unos eventuales derechos adquiridos de ese niño como futuro Heredero. Por ello, según las fuentes consultadas por ABC, es seguro que en ningún caso se dará lugar a esta situación. La voluntad es actuar antes y atajar especulaciones. Constitución o una parcial que afecte al Título preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes. 2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras. 3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación. La normativa sucesoria se cambiará aunque nazca un varón En la trastienda está la preocupación de que una norma con efectos retroactivos puede llevar a plantear por qué está llamado a ser Rey el Príncipe de Asturias y no la Infanta Elena, que es la primogénita de Don Juan Carlos y Doña Sofía. Sin embargo, no todos los especialistas ven tan grave esa hipotética cuestión. JAIME GARCÍA Sentido común Según Gregorio Peces- Barba, rector de la Universidad Rey Juan Carlos, es de sentido común que al estar planteada previamente la voluntad de El problema surgiría si los Príncipes de Asturias tienen un segundo hijo varón, después de una mujer, y llegado ese momento no se ha modificado la Constitución llevar la reforma a cabo, no tiene tanta importancia que el cambio se concrete formalmente a posteriori. Correspondería en ese caso actuar con lo que se llama un velo de ignorancia sobre los intereses prácticos de modo que no sería una norma con carácter retroactivo sino un mero cambio de legislación Pedro González- Trevijano, rector de la Universidad Rey Juan Carlos, considera que la irretroactividad sólo está completamente proscrita en el ámbito penal, pero éste no es el presente caso (artículo 9. 3 de la Constitución de 1978) Se podría hacer porque se corresponde con la demanda social y no hay impedimento jurídico Sin afectar, por supuesto, a los derechos de Don Felipe, pues, para el catedrático de Derecho Constitucional de la UNED Antonio Torres del Moral, el fin superior de la igualdad justificaría la reforma y no incidiría del mismo modo en esos hijos menores que en el Príncipe de Asturias, quien ocupa una posición consolidada porque, al llegar a la mayoría de edad, fue ratificado como Heredero por las Cortes