Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 5 2005 89 Deportes El Barcelona se adjudica la Liga de Campeones de balonmano (29- 27) con un gol de penalti en el último minuto ASÍ JUGARON REAL MADRID Casillas: sin trabajo. Míchel Salgado: bien. Helguera: bien. Samuel: bien. Roberto Carlos: bien. Beckham: bien. Gravesen: bien. Raúl: muy bien. Zidane: regular. Owen: regular. Ronaldo: notable. Pavón: bien. Guti: bien. Figo: bien. El técnico. Luxemburgo. Bien. Ha dotado de confianza sin límite a este equipo y se nota. Además ayer estuvo presto en los cambios. Lo mejor: sin duda fue Raúl. En todo, creación, participación, remate, trabajo. La efectividad de Ronaldo y la conjunción y solidaridad del equipo en todo momento. Lo peor: Owen marca, pero participa poco. RACING Aouate: regular. Regragui: mal. Oriol: regular. Moratón: regular. Bertín: regular. Ayoze: mal. Morán: regular. Anderson: mal. Benayoun: mal. Regueiro: mal. Javi Guerrero: mal. Aganzo: regular. Arizmendi: regular. Jonathan: regular. El técnico. Nando Yosu. Mal. Plantó tan atrás a su equipo que le condenó a recibir las embestidas rivales. Lo mejor: no llevarse más goles. Lo peor: no tuvo contundencia para ser tan defensivo; no salió e ningún momento en velocidad, porque apenas tuvo la pelota... no de nada. ria acabó con una fantástica galopada de éste, que rompió la defensa con un centro magnífico en vaselina hacia Ronaldo, quien antes de rematar él prefirió hacer el pase de la muerte ante la llegada de Owen. El inglés solo tuvo que empujar el gol liguero número 2.500 del Madrid en el Bernabéu. Aún no se había recuperado el cuadro de Yosu cuando Raúl repitió el mismo pase a Ronaldo, que fue derribado en el área por Aouate en su salida. Iturralde entendió la jugada como penalti, pero igual podría haber señalado juego peligroso del brasileño. El caso es que el 9 no dudó en el lanzamiento e hizo su tanto 100 de blanco. La segunda parte ya fue un paseo merengue. Raúl tardó ocho minutos en volver a ver puerta (su tanto 250 en partido oficial) aprovechándose de un mal rechace de Aouate en un centro lateral. Una falta lanzada por Regueiro que repelió el larguero fue lo único que hizo el Racing tras el descanso, superado por un Madrid que ahora sí era profundo, dinámico, veloz. Gustaba y se gustaba, tanto que Ronaldo quiso rizar el rizo y remató fuera tras un jugadón en el que dejó sentado al meta rival. El partido era de dirección única. Cada llegada del Madrid provocaba una exclamación de peligro y los blancos golpeaban y golpeaban con más ansia en cada jugada. En la vorágine aparecieron de nuevo Raúl, de zurdazo a dejada de Owen, y Ronaldo, dejando tirado a Aouate, para certificar que vale mucho la honra sin barcos y encomendarse al Valencia. Raúl besa el anillo, su gesto fetiche cada vez que marca un gol REUTERS El Madrid sigue erre que erre Aupado en la dupla Raúl- Ronaldo se deshizo de un Racing ramplón en un encuentro pleno de coraje y mete por enésima vez presión al Barça JOSÉ MIGUEL MATA MADRID. Podrá no haber barcos, pero que no sea porque no sobre honra. El Real Madrid hunde uno tras otro a todos sus rivales en esta recta final de la Liga en busca de un sueño que parece imposible. ¿Pero es imposible? Para Raúl, no Impossible is nothing Nada es imposible según señala la campaña de uno de sus patrocinadores) Y a la llamada de su capitán han acudido todos a una en busca de un Fuenteovejuna azulgrana. El Madrid se aferra al sueño de la Liga a base de desempolvar y exprimir los valores que le han dado grandeza. A estas alturas poco importa si juega mejor o peor, que ayer en ciertos tramos lo hizo y muy bien. Lo vital para él club es ganar y empeñados en conseguirlo sus hombres ponen sobre el tapete verde sus cuatro ases: sangre, sudor, lágrimas... y la estrella que se tercie, un día Beckham, al siguiente Zidane, casi siempre Ronaldo y ayer, por encima de los demás, Raúl. REAL MADRID RACING 5 0 Real Madrid (4- 4- 2) Casillas; Míchel Salgado, Helguera (Pavón, m. 46) Samuel, Roberto Carlos; Beckham (Guti, m. 73) Gravesen, Raúl, Zidane (Figo, m. 73) Owen y Ronaldo. Racing (5- 4- 1) Aouate; Regragui, Oriol, Moratón, Bertín, Ayoze; Morán, Anderson, Benayoun (Jonathan, m. 73) Regueiro (Aganzo, m. 68) y Javi Guerrero (Arizmendi, m. 68) Árbitro Iturralde González. Amarilla a Helguera, Beckham, Aouate, Regragui, Moratón, Oriol y Mícgel Salgado. Goles 1- 0, m. 28: Owen. 2- 0, m. 35: Ronaldo, de penalti. 3- 0, m. 53: Raúl. 4- 0, m. 71: Raúl. 5- 0, m. 90: Ronaldo tar el autobús delante de su portería. Lo hizo. Una línea de cinco atrás, cuatro por delante y Javi de Guerrero solitario. Por eso los blancos tuvieron que mandar y templar desde el principio, nada de fiarse a la contra como en anteriores citas. A ello se pusieron con ese juego parsimonioso de toque y retoque que a veces acaba por aburrir hasta al contrario, pero que les está ofreciendo réditos un partido sí y otro también. Discutible penalti Pese al murallón cántabro, los blancos encontraron fisuras. A los tres minutos Zidane vio un hueco al que llegaron al alimón Raúl y Ronaldo, pero el remate del primero lo despejó Aouate con los pies. Y luego fue Roberto Carlos quien disparó cruzado y pegado al poste. Eran minutos de tanteo, en los que el Madrid sopesaba la actitud del rival, comprometido solo en no verse cazado y sin uñas que mostrar. Los locales maduraban la presa. Hacían y dejaban hacer. Y dos tímidas llegadas (remates simplones de Javi Guerrero y Morán) envalentonaron al Racing, que descuidó por un segundo su retaguardia. Eso, en el Bernabéu, es jugar a la ruleta rusa con el cargador repleto de balas. Una salida rápida en la que la pelota llegó a Raúl en la diviso- Murallón cántabro Frente al Racing la sangre fue de Helguera, superlativo en su coraje para admitir las grapas que restañaron su ceja rota por el brutal choque con Regragui. El sudor lo puso especialmente Raúl, majestuoso en esa labor de bregador con enorme clase en la que ha transformado su gloria siempre por el bien del colectivo. Lágrimas solo las hubo de alegría, porque el encuentro no fue la agonía que han resultado los últimos, cuando tuvo que remontar al Villarreal o esperar al último momento para rendir a la Real Sociedad. Y las estrellas... Owen, Ronaldo y Raúl. Se suponía que el Racing iba a plan-