Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Sociedad EN DEFENSA DE LA CARRERA DE HISTORIA DEL ARTE DOMINGO 8 5 2005 ABC JAVIER PRIETO YOLANDA CARDO Eva González y Manuel Pérez Doctorandos de Historia No me parece bien- -dice Eva- -que se suprima Historia del Arte porque, si se incluye en Historia, habrá que reducir el contenido de las dos carreras Manuel resalta el hecho de que profesores especialmente los catedráticos se hayan unido como nunca con los alumnos para defender una misma causa. La Historia del Arte- -afirma- -no debe desaparecer Viene de la página anterior Francesc Cortés, Flora Mora y Ona Gisbert De la Universidad de Barcelona Es una carrera con una gran proyección social- -explica Francesc Cortés, director del Departamento de Arte de la UAB- No nos dedicamos a contemplar el hecho artístico. Nos dedicamos sobre todo a preservar y estudiar el patrimonio, a la gestión cultural... Estamos centrados en lo que se ve venir que serán las vías de ocio del futuro capacidad que tienen las facultades españolas para adaptarse a los nuevos tiempos, sin que ello suponga una prostitución de la raíz de nuestra carrera: el amor hacia nuestro pasado y nuestro más próximo (e incierto) futuro En la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid se están recibiendo con calma, pero mucha incertidumbre, las noticias sobre el futuro de la Licenciatura de Historia del Arte. Como señala el director de este departamento, Francisco Javier de la Plaza, estamos en una fase de rumores, donde todavía no hay hechos consumados cenciatura era de cinco años, luego pasó a ser de cuatro años y ahora lo quieren reducir a un posgrado o refundirlo en un grado común de Historia El desconocimiento es lo que lleva a fundir estas dos disciplinas, que son complementarias pero no idénticas y tienen sistemas de estudio y objetivos peculiares añade. Alcoy considera ridículo que precisamente en aras de una convergencia europea nos carguemos la Historia del Arte, teniendo en cuenta la importancia del Arte en nuestro continente y en España La moda del arte En una universidad, la de Sevilla, que cuenta con un Laboratorio de Arte pionero en España (fundado por el profesor Murillo Herrera a comienzos del siglo XX y conforme a las más modernas líneas europeas en investigación y pedagogía) los ánimos también están revueltos. Para uno de sus catedráticos, de reconocido prestigio en el mundo del arte, Enrique Valdivieso, la Historia del Arte es uno de los principales reclamos en el ámbito cultural de la sociedad española contemporánea, siendo de ello reflejo el auge de los museos, de las exposiciones, del coleccionismo y de las subastas. También está en auge la dedicación a la tutela y gestión del patrimonio artístico, que en Andalucía es inmenso- -precisa- -además de no estar bien atendido Como muchos docentes insiste en que Historia del Arte es una carrera muy demandada (en Sevilla son 1.150 matriculados) En referencia a las salida de esta titulación reconoce que la sociedad no absorbe la actividad laboral de la todos los licenciados en Historia del Arte pero precisa que tampoco lo hacen otras especialidades como Geografía o Historia que, sin embargo, está proyectado se mantengan como titulación Jesús Palomero, también catedrático de la universidad hispalense, tiene claro que el arte está de moda En los últimos años asistimos a un creciente interés por el arte, como uno de los grandes instrumentos al servicio de la cultura del ocio y una de las bases en las que cimentar las autonomías de los pueblos. Hoy día sectores públicos y privados se aprovechan del arte como reclamo publicitario, elemento de prestigio político y rentabilidad fiscal. Y por si fuera poco, un puñado de galeristas, coleccionistas y artistas actuales venden, compran y fabrican arte como inversión Los estudiantes sevillanos también han mostrado su descontento. En nuestra licenciatura se forman expertos en la conservación y gestión del patrimonio cultural, así como en la promoción del arte y la cultura en general. Estos profesionales son necesarios en la sociedad española señala Carlos para quien es un error que se suprima o se integre con la licenciatura de Historia Para Teresa la eliminación de esta titulación sólo puede deberse a dos motivos: Uno, y quizá, el más suspicaz- -explica- -es el cinismo por parte de la Administración por pretender anular la formación humanista en pro de disciplinas puramente técnicas. Cuando lo que necesita este país es una inyección de buenos pensadores y enamorados de la cultura. El otro es la in- Preocupación de todos Sin embargo, reconoce su preocupación, no sólo compartida por su departamento sino el resto de las titulaciones de Humanidades. De la Plaza denuncia que en la Subcomisión que ha hecho la propuesta no hay ningún profesor de Historia del Arte y, por el contrario, mucho peso de profesores de universidades privadas A pesar de recalcar que apuestan por el sosiego reconoce que se han iniciado contactos con otras facultades de Historia del Arte. Y es que como recuerda si esta propuesta cuaja supondría un retroceso de muchos años Este profesor- -recordando el extraordinario patrimonio de nuestro país- -no acaba de comprender que hasta el momento España sea el único país que esté proponiendo la desaparición de estos estudios. No me imagino a Italia o Francia haciendo esa misma propuesta Hoy día sectores públicos y privados se aprovechan del arte como reclamo publicitario, elemento de prestigio político y rentabilidad fiscal. Además, un puñado de galeristas venden, compran y fabrican arte como inversión Información elaborada por: M. Asenjo, R. Barroso, J. Guil, F. Iglesias, A. Pérez Guerra Decisión salomónica para los Estudios Técnicos La implantación del Especio Europeo de Educación Superior (EEES) que deberá estar vigente en 2010, supone la desaparición de los títulos de licenciado y graduado, de ingeniero e ingeniero técnico y de arquitecto y arquitecto técnico. El Ministerio se había comprometido a tener la propuesta de ese nuevo mapa a primeros de este mes. Sin embargo, el temor a que se retrase más de lo previsto ha comenzado a extenderse por la Universidad. Las crecientes acciones de protesta protagonizadas por profesores y alumnos de las carreras que se consideran más perjudicadas por la reforma- -sobre todo Humanidades y Estudios Técnicos- -influyen en esa percepción. Además, no todas las Subcomisiones han concluido sus trabajos. La que se ocupa de los Estudios Técnicos se reunirá el próximo miércoles, día 10, para tratar de cerrar su propuesta. Si todo transcurre según lo previsto, la Subcomisión reducirá a la mitad las carreras actuales y propondrá 26 o 28 títulos de Grado de cuatro años de duración (240 créditos europeos) con un itinerario posible de entre cinco y cinco años y medio hasta completar un master. Esto significa que todas las carreras, salvo Arquitectura, se saldarán con el título de Graduado en la denominación que corresponda a los estudios elegidos. En la carga lectiva se podrá incluir el trabajo o proyecto fin de carrera. Se establecerán seis u ocho masters que recibirán la denominación de las actuales ingenierías superiores, tendrán un máximo de dos años de duración (120 créditos) y contarán con directrices propias. El postgrado será más o menos largo (entre 60 y 120 créditos) según el Grado de procedencia del alumno. Arquitectura será un título de cinco años de duración (300 créditos) ya que tiene directiva propia europea. Arquitectura Técnica tendrá cuatro años y se denominará Ingeniería de la Edificación.