Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 5 2005 Los domingos 57 Demandaré a Estados Unidos Han sido dos años y medio sin cargos, sin pruebas de nada. Nunca he estado delante de un tribunal ni me han acusado de nada concreto. Por eso voy a demandar a los Estados Unidos comenta Brahim Benchecrún. Ellos son los mayores terroristas del mundo. Su supuesta guerra contra el terrorismo es en realidad una guerra contra el Islam añade. El joven, que piensa matricularse en la Universidad de Casablanca al curso que viene para continuar sus estudios islámicos, también carga las tintas contra la Cruz Roja. Eran europeos y venían a vernos cada tres meses. La Cruz Roja ha jugado un mal papel en Guantánamo porque justifican lo que hace EE. UU. Escuchaban todo de nuestra boca y decían que no podían hacer nada. Lo saben todo y se callan Brahim Benchecrún, con su cabello encanecido prematuramente FOTOS: LUIS DE VEGA Les sorprendía nuestro aguante. Con los negros y los hispanos era con los que más hablábamos ron sometidos en Kandahar. No lo tenían allí para que lo leyésemos, lo tenían para humillarnos. Lo usaban para eso. ¿Por qué maltrataban la palabra de Dios? repite una y otra vez. Aguantar día a día Los mismos soldados se sorprendían de la capacidad de los prisioneros para soportar la vida que llevaban. No sois normales, nosotros no aguantaríamos ni una semana recuerda Brahim Benchecrún que les decían. Comenta que los negros y los hispanos eran con los que más nos comunicábamos. Con los blancos casi nada. Les decíamos que no éramos terroristas y les hablábamos del Islam Me levantaba a las cinco de la El preso 587 dibuja un plano del lugar donde estuvo encarcelado mañana, para la primera oración. Sabía la hora viendo el sol por la ventana o preguntándole a los soldados, que alguna vez nos contestaban Después, el desayuno. Vaso de leche en polvo- -marca Nido, concreta- dos tostadas, un huevo cocido o en tortilla y un vaso de té. A continuación, el rato del paseo por la especie de jaula que dibujó antes. En la de al lado había otro preso paseando y a veces nos susurrábamos cosas cuando se descuidaban los soldados A media mañana les servían la comida en la celda. Nos daban lo justo. Legumbres... casi ninguno nos atrevíamos a comer la carne por miedo a que nos dieran cerdo o no hubiera sido matada por el rito islámico. Yo nunca la comí ¿Y después del almuerzo? Pues... nada. Te quedabas allí si no tenías interrogatorio. Leía el Corán. Iba y venía... Recuerda los momentos más difíciles cuando realizaban actos de protesta como huelgas de hambre o se negaban a salir de la celda. Un grupo de soldados bien pertrechados venían, nos rociaba con gas y te sacaba a la fuerza Así casi dos años y medio, hasta que un buen día le anuncian que va a dejar Guantánamo. Una mujer de origen hispano que se llama Ana me lo comunicó. Ahora sabemos que eres inocente, me dijo. Di gracias a Dios y me preguntaron si tenía miedo de volver a Marruecos por si me torturaban allí. Dije que no La próxima cita de Brahim Benchecrún ante la Justicia, pues sigue en libertad condicional, será el lunes 4 de julio, día de la Independencia de Estados Unidos. Ironías del destino.