Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 5 2005 Madrid 45 En el taller de Encuadernación Artesanal todo se realiza según técnicas tradicionales En este espacio singular aún se mantienen históricas técnicas de impresión El taller de Encuadernación artística reúne el legado del gran artista encuadernador Antolín Palomino Una máquina litográfica del XIX, una prensa calcográfica de principios del XX, el legado de hierros de dorar de Antolín Palomino... Con estos y otros objetos más, la Imprenta Artesanal recupera técnicas de encuadernación tradicionales El legado de la imprenta artesanal TEXTO: MABEL AMADO FOTOS: ERNESTO AGUDO MADRID. El Cuartel del Conde Duque aloja entre sus muros una institución centenaria heredera de tradicionales técnicas de encuadernación. Se trata de la Imprenta Artesanal, una singular entidad dirigida por José Bonifacio Martín que en pleno siglo XXI conserva y transmite un arte con más de doscientos años de historia. Aunque en la actualidad depende del Área de Gobierno de Las Artes, su origen se remonta a la antigua Imprenta y Litografía Municipal, fundada a finales del siglo XIX. Desde entonces, ha sido fiel mantenedora de las técnicas tradicionales de impresión y encuadernación del libro propias de esa época. Pero, además, cumple otra importante función de difusión y participación en proyectos culturales. Como afirma José Bonifacio Martín, la Imprenta es el soporte necesario para la conservación y recuperación de los fondos del Ayuntamiento y, además, conserva unas técnicas tradicionales que van desde la composición tipográfica hasta la encuadernación artística Cuatro talleres Así, la institución se organiza en cuatro talleres destinados a crear piezas ornamentadas únicas y a recuperar otras de un valor insustituible: Impresión artesanal, Encuadernación artesanal, Encuadernación artística y Restauración documental. El primero de ellos tiene como misión realizar ediciones singulares, de carácter institucional, con la técnica tipográfica tradicional. En los sótanos del cuartel podremos admirar cómo se componen páginas con tipos móviles- -un libro tardará un mes- -y cómo se tira después con máquina no automática- -unos 1.000 ejemplares a la hora- Pero, además, este espacio se ha convertido en un pequeño museo con joyas en forma de máquina, como una Minerva para pequeños trabajos de impresión, una calcográfica para membretes de cartas y otra para pruebas litográficas manual a las que en breve se unirá una linotipia donada por el Ministerio de Exteriores. Este taller tam- Un restaurador de la Imprenta Artesanal se enfrenta a la recuperación del libro Aviso de curas del siglo XVI Su origen se remonta a la antigua Imprenta y Litografía Municipal, fundada a finales del siglo XIX bién será el encargado de realizar una prensa en madera similar a la que sirvió para imprimir la primera parte del Quijote y que, posteriormente, se exhibirá en la gran exposición sobre el cuarto centenario que organizará el Ayuntamiento en el Centro Cultural de la Villa. Ya con los pliegos compuestos entra en juego el taller de Encuadernación ar- tesanal, que tiene como principal objeto de trabajo los fondos bibliográficos y documentales de la Hemeroteca Municipal, el Archivo de Villa, la biblioteca Histórica, la Biblioteca Musical, el Sistema de Bibliotecas Públicas Municipales y los museos municipales. Hierros de dorar Y con el papel cortado y plegado, las páginas cosidas y las tapas encoladas, dejamos atrás lo telares para proceder al dorado y decoración del libro, fase ésta que se realizará en el taller de Encuadernación artística. Cuenta entre sus tesoros con la magnífica colección de planchas para estampar y hierros de dorar- -en total más de 300 piezas- -del gran artista encuadernador Anto- lín Palomino. Son piezas para el grabado a mano de muy diversos estilos, desde el mudéjar hasta el siglo XIX. Por último, el taller de Restauración documental se ocupa de los fondos bibliográficos y documentales deteriorados. En él, expertos restauradores se enfrentan a los problemas comunes de los libros antiguos: acidez, consolidación de formas, roturas, humedades, acción de insectos u hongos, etcétera. Y para que todas estas técnicas pervivan en el tiempo, la Imprenta Artesanal mantiene un programa de visitas de grupos. En ellas se realiza un recorrido histórico y artístico por los talleres y por la didáctica exposición de encuadernación y artes gráficas que ilustra el proceso de creación editorial.