Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 DOMINGO 8 5 2005 ABC Madrid Paliza mortal en Carabanchel A 1 M- 30 uer erdag into V Jac Restaurante 1 Condes de Barcelona n 1 res Balea 1 REST AURA NTE 2 A 2 La Ve rd Madrid ad A 6 AS AS 32 Antonio Zo A 5 a pliad na am A 3 Parque de Comillas Dos vigilantes salen de un mesón en la calle Condes de Barcelona número 1, donde habían cenado y tomado café. Dos o tres chicos se acercan a ellos y les increpan Aparecen otros diez o doce menores que atacan brutalmente a uno de ellos. Uno de los agresores al parecer utiliza un bate de béisbol. Cuando está en el suelo su compañero intenta protegerle y es golpeado Leyva Lugar del suceso Carabanchel A 4 Infografía ABC El vigilante herido acompaña a una patrulla de la policía nacional e identifica en un parque cercano a dos de los menores Una pandilla de menores mata a golpes a un vigilante del 12 de Octubre en Carabanchel Detenidos dos jóvenes de 17 años, un español y un ecuatoriano, como presuntos integrantes del grupo b La Policía no descarta ninguna hipótesis, incluida la del ajuste de cuentas. Esa posibilidad fue rechazada por compañeros de la víctima, que trabajaba en Maternidad Á. GARCÍA MORENO M. D. GARCÍA MADRID. Un vigilante jurado del hospital 12 de Octubre murió ayer como consecuencia de las heridas que sufrió tras recibir una salvaje paliza por parte de un grupo de menores cuando salían de cenar y tomar café en un mesón junto a un compañero. Dos de los presuntos agresores fueron detenidos poco después por la policía y fueron puestos a disposición del Grupo de Menores (Grume) de este cuerpo policial. Posteriormente se hizo cargo de ellos la Fiscalía del Menor. Los detenidos tienen 17 años y uno es español y otro ecuatoriano, según ha sabido ABC. Según informó la Jefatura Superior de Policía la agresión se produjo poco antes de las 2.30 horas de la madrugada del viernes al sábado cuando los dos vigilantes, que estaban fuera de servicio, salieron del citado mesón en la calle Condes de Barcelona, en el distrito de Carabanchel, y fueron reconocidos por una pandilla juvenil que comenzaron a insultarles y posteriormente les dieron una paliza. con el que golpeó a la víctima. El atacado cayó al suelo ensangrentado y su compañero, de 35 años, se echó sobre él para ayudarle y protegerle, momento en el cual también fue agredido. Al poco tiempo llegaron efectivos policiales y del Samur- Protección Civil, quienes comprobaron que el vigilante de 45 años sufría un traumatismo craneoencefálico con pérdida de consciencia. Fue intubado y trasladado al Hospital Clínico donde quedó ingresado en estado muy grave esa madrugada. A la mañana siguiente falleció en el centro hospitalario. Su compañero tuvo más suerte ya que los jovenes agresores tan sólo le produjeron un traumatismo en la cara del que fue atendido en el hospital 12 de Octubre. De hecho, una vez recuperado del golpe se encontraba en condiciones de realizar un reconocimiento por la zona en compañía de una patrulla de la Policía Nacional, lo que permitió identificar en un parque cercano a la calle donde fueron agredidos, a dos de los menores que participaron presuntamente en la agresión. Una vez que fueron identificados por los agentes de la polícía, ambos fueron detenidos y puestos a disposición del Grupo de Menores (Grume) Sin uniforme Los dos vigilantes, pertenecientes a la compañía Alerta y Control habían concluído su jornada laboral sobre las siete de la tarde. En el momento de la agresión no llevaban el uniforme, aunque según algunos testigos sí el pantalón de la ropa reglamentaria. La policía no descarta ninguna hipótesis sobre el móvil, incluido una posible venganza. En cualquier caso, se rechazó con rotundidad cualquier relación con los disturbios de Villaverde, ya que en un primer momento hubo algunas sospechas en este sentido. Varios compañeros del servicio de Habían terminado el turno Según fuentes próximas a las víctimas, los dos vigilantes habían terminado su turno de trabajo en el hospital 12 de Octubre a las siete de la tarde. Juntos salieron en dirección al piso que el fallecido acababa de comprar en la misma calle Condes de Barcelona, y al que su compañero había ayudado a realizar la mudanza. Por la noche salieron a cenar al restaurante que está situado justo debajo del edificio, en el que apenas les cono- La agresión ocurrió ante un mesón. La víctima vivía en un piso superior cían. Según el dueño del mesón, los dos compañeros salieron poco antes de que se empezara a cerrar el local, aunque permanecieron hablando en el exterior. En ese momento, se acercaron 2 ó 3 chicos que, según el mismo testigo, habían estado varios minutos merodeando ante la puerta del local y que incluso habían entrado un par de veces hus- DANIEL G. LÓPEZ meando. Según otras fuentes uno de los jóvenes increpó al fallecido: ¿Has sido tú? El vigilante respondió con tono de sorpresa: He sido yo, ¿qué? Por toda respuesta recibió a continuación un fuerte cabezazo y posteriormente llegaron otros diez o doce jóvenes, que se unieron a la brutal paliza. En el transcurso de ésta uno de los atacantes utilizó un bate de beisbol