Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 5 2005 Internacional 35 El triunfo de Paisley fuerza la dimisión de Trimble como líder de los moderados La distribución de fuerzas en el Ulster podría desembocar en la restauración de la autonomía b El nombramiento de Peter Hain como nuevo ministro para Irlanda del Norte, ilustra el deseo de Blair de ver concluido el proceso de paz antes de dejar el Gobierno EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. David Trimble anunció ayer en Belfast su dimisión como líder del moderado Partido Unionista del Ulster (UUP) después de haber perdido por amplio margen en las elecciones generales del jueves el escaño que había ocupado en Londres durante los quince últimos años. La pulverización electoral del UUP, obrada por el arrollador avance de la formación del reverendo Ian Paisley, presidente del Partido Democrático Unionista (DUP) ha dejado al UUP con un solo escaño en Westminster, frente a los nueve alcanzados por el DUP. Este resultado da la vuelta a la situación que existía cuando en 1995 inesperadamente Trimble se hizo con el liderazgo de su partido, que tradicionalmente ha sido el mayoritario en el Ulster. Hace diez años, el UUP tenía diez escaños en Westminster, frente a los dos del DUP. En los comicios del pasado jueves, el partido de Trimble perdió cuatro escaños a favor de su directo oponente, y otro que fue a parar a los nacionalistas del SDLP, que se beneficiaron de la pugna unionista. Trimble desaparece de la política el segundo de los grandes artífices del Acuerdo de Viernes Santo de 1998, que le llevó a la obtención ese año del premio Nobel de la Paz, compartido con el católico John Hume, del SDLP. Hume ya se retiró de la política el año pasado, pero su partido ha logrado repetir tres escaños y aguantar el avance del Sinn Fein, que sólo sube de cuatro a cinco diputados. La dificultad para que ambos extremos de la política norirlandesa- -el DUP y el Sinn Fein- -se pusieran de acuerdo para sentarse juntos en la presidencia del Gobierno autonómico, tal como se establece en los Acuerdos de Viernes Santo, llevó al fracaso en diciembre pasado a un intento de acuerdo. En realidad, todo indica que ambas formaciones buscaron sus excusas para no sellar un pacto antes de las elecciones generales que conllevara un voto de castigo de sus electorados. Final de la lucha armada Una vez celebrados los comicios y confirmada la posición de fuerza del DUP entre los protestantes y del Sinn Fein entre los católicos, existen ya las condiciones para un acuerdo que permita la restauración de la autonomía, suspendida desde 2002. Al comienzo de la campaña, Gerry Adams pidió al IRA que comenzara un proceso interno para decidir la proclamación del final de la lucha armada. Para culminar este proceso, Tony Blair acaba de nombrar a un nuevo ministro para Irlanda del Norte, Peter Hain, con mayor peso específico que el anterior. Un gesto que indica el deseo de Blair de ver concluido el proceso de paz antes de dejar el Gobierno. Reflejo del equilibrio de poder Los resultados electorales no hacen más que trasladar al Parlamento de Londres el triunfo del DUP, que ya se produjo en las elecciones de Irlanda del Norte de noviembre de 2003. Con Electores del DUP con pasquines en los que se lee Adiós David (por Trimble) AFP