Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 DOMINGO 8 5 2005 ABC Nacional El Gobierno recomienda regresar a su país a los inmigrantes que no puedan legalizarse El mayor proceso de regularización de la historia acabó con casi 700.000 solicitudes de papeles fórmulas recogidas en el Reglamento de Extranjería servirán para legalizar situaciones, pero muchos extranjeros ni siquiera tendrán esa opción MIGUEL ÁNGEL BARROSO MADRID. Recomendamos a los que no puedan legalizarse que regresen voluntariamente a su país declaró a ABC la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí. El mayor proceso de regularización de inmigrantes de la historia de España echó ayer el cierre a plena satisfacción del Gobierno, que ha visto cumplidas sus expectativas de sacar a flote el empleo sumergido de extranjeros, y en medio de duras críticas del PP, que considera que la normalización ha estado más cerca del papeles para todos, pero sin trabajo que de una respuesta seria al fenómeno. Casi 700.000 irregulares se han acogido a una oportunidad única, que no volverá a repetirse según Trabajo, una disposición transitoria del Reglamento de Extranjería que terminó convirtiéndose en una de las apuestas estrella del Ejecutivo de Zapatero y que ha hecho correr ríos de tinta por sus continuas rectificaciones. Hay un dato irrefutable: en este proceso son todos los que están, pero no están todos los que son. Casi setecientos mil han pasado el corte. Pero la resaca traerá la pregunta del millón: ¿Qué piensa hacer el Ejecutivo con los cientos de miles de irregulares que se han quedado a la orilla? (Hay expertos que fijan la cifra en 500.000) b Desde mañana, otras Sin embargo, el PP cree que esa recomendación es ingenua y que serán muy pocos los que se vayan porque es más sencillo quedarse trampeando por aquí que afrontar un futuro incierto donde nacieron. Según un reciente informe del Instituto Elcano, un alto porcentaje de los extranjeros no tiene la intención de regresar a su país de origen. Pese a ello, en España se sigue tratando la inmigración como si fuera un fenómeno transitorio Si las inspecciones de trabajo son tan duras como se anuncian, en teoría estos ilegales no podrían subsistir en la economía sumergida. Al final de la escapada está la Ley de Extranjería, que el Gobierno piensa aplicar a rajatabla. Pero la experiencia previa demuestra que las órdenes de expulsión sirven para poco. Hay quienes las han utilizado para intentar empadronarse. Toda una paradoja. A falta de datos definitivos sobre las solicitudes presentadas- -que irán desgranándose a partir de mañana- Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana acumulan prácticamente dos terceras partes de las peticiones. 150.000 solicitudes esta semana Durante los últimos días los rezagados han disparado las estadísticas: el miércoles se produjeron 25.335 solicitudes; el jueves, 35.225, y el viernes, 35.389. En esta semana de cierre ha habido más de 150.000 solicitudes. Ecuador, Ruma- El Reglamento de Extranjería demostrará, desde mañana, si la política de inmigración del PSOE es acertada nía, Marruecos y Colombia son los países que aportan mayor número de ciudadanos al proceso. Por tipo de trabajo, las empleadas de hogar suponen un 30 por ciento. El plazo de tres meses para la obtención del permiso de residencia- -contrato legal en mano- -ha expirado, pero en realidad esto no ha hecho más que empezar. Muchos de los inmigrantes más madrugadores, aquellos que presentaron junto a sus patronos la documentación a principios de febrero, aún esperan la resolución de sus expedientes. Las altas en la Seguridad Social, la verdadera prueba de que se está generando empleo legal, van a ritmo lento (el responsable de este departamento, Octavio Granado, cifró el jueves en 60.000 las nuevas incorporaciones desde que se inició el proceso) Fuentes del Ministerio de Trabajo señalan que este cuello de botella ha- Una salida difícil El Reglamento, que como se afanan en recordar desde el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales tiene 165 artículos y es mucho más que la disposición transitoria que concluyó ayer, recoge otras fórmulas, como el arraigo laboral, el arraigo social, legalizaciones por motivos humanitarios, etcétera. Opciones que exigen el cumplimiento de unos requisitos rigurosos y que dejarán fuera a muchísima gente, en especial a todos aquellos que han llegado a nuestro país en los últimos meses con la vana esperanza de normalizarse La salida para esas personas es, como apunta el Gobierno, hacer las maletas. Así podrán evitar la sanción y, tal vez, volver a España más tarde con alguno de los futuros contingentes legales. Otros podrían acogerse a las llamadas ayudas al retorno microcréditos que conceden las entidades financieras para que los extranjeros monten negocios en sus países de origen. Jesús Caldera conversa con funcionarios de la Seguridad Social durante su visita ayer a uno de los centros de ese organismo