Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 5 2005 Los sábados de ABC 109 MOTOR BMW descubrió en Italia un pequeño prodigio, el Iso Isetta. Ya con el sello alemán, este modelo se convirtió en la bandera estética y económica de una generación De los 50 a los 60. En el cruce de década, los Isetta fueron el santo y seña de muchos conductores Mi pequeño tesoro da no era precisamente monótona en 1955. Ese fue el año de Lolita de la muerte de James Dean y del largamente esperado regreso a casa de los 9.626 prisioneros de guerra alemanes que todavía permanecían en la Unión Soviética. La vida diaria en Alemania recuperaba una sensación casi olvidada de Lavi POR F. DEL BRÍO normalidad y comenzaban a superarse las dificultades económicas padecidas hasta entonces. El aumento de las rentas pedía a gritos formas más cómodas de viajar. Y el sueño de circular por la nueva República Federal, e incluso de salir fuera, en un vehículo protegido de los rigores de la intemperie, barría todo el país. Los Isetta, el llamado en su momento huevo rodante cumplen medio siglo Aquel año reservaba una sorpresa muy especial a los 12.911 conductores y propietarios del primer BMW concebido para los más preocupados por el presupuesto. El Isetta era un Motocoupé en forma de huevo con dos plazas y media propulsado por un ágil motor de 12 CV instalado en su parte posterior. Su úni- ca puerta se abría frontalmente ante el conductor y el acompañante, y la distancia entre las dos ruedas posteriores no llegaba ni a la mitad de la que separaba a las ruedas delanteras. Ningún BMW producido antes o después de este modelo ha podido jactarse nunca (Pasa a página siguiente)