Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 5 2005 Sociedad 55 Salud Reumatología Salud pública Infecciosas Identifican un posible marcador biológico del lupus más agresivo Un estudio de la Universidad de Cornell (EE. UU. ha encontrado un nuevo marcador para el lupus eritematoso sistémico (LES) Se trata de un mecanismo molecular llamado interferón tipo I, una proteína que reacciona de forma más agresiva contra el LES. Más allá de sus aplicaciones clínicas, el hallazgo proporciona nuevos datos sobre los mecanismos que subyacen en la autoinmunidad. The Lancet arremete contra la OMS por su política contra el sida La intención de la Organización Mundial de la Salud de dar, antes de que acabe el año, terapias antiretrovirales a tres millones de personas con un estado avanzado de sida en países subdesarrollados podría no conseguirse, según The Lancet Carencia de recursos, personal y compromiso por parte de algunos países serían las causas que pueden obstaculizar esa meta, según la publicación británica. Cuatro casos de polio en Indonesia tras una década sin la enfermedad La Organización Mundial de la Salud ha confirmado un rebrote de polio en Indonesia, donde cuatro bebés han enfermado y once están en observación, diez años después de la erradicación de ese mal. El gobierno de Yakarta ha anunciado que estudia vacunar a 5,2 millones de niños en un día, debido al miedo de las autoridades a que se extienda la enfermedad entre los menores de cinco años. ENFERMEDADES HEPÁTICAS La nueva forma de hepatitis C no puede infectar bancos de sangre Demandan mayor control de un virus que puede afectar a 264.000 españoles sin que lo sepan G. ZANZA MADRID. En enero del pasado año, un equipo de investigadores españoles, dirigidos por el hepatólogo Vicente Carreño, publicaba el descubrimiento de una nueva forma de hepatitis C que eludía los análisis. Esta clase de hepatitis podía estar afectando a miles de personas, sin que lo supieran, e incluso estar contaminando los bancos de sangre si tenía capacidad de multiplicarse en las células de la sangre. A resolver estas dos cuestiones, entre otras, se dedicó desde entonces el equipo de Carreño. Los resultados de esta segunda investigación han sido publicados en Gut y en ella se desvela que la infección por el virus oculto puede estar afectando a 264.000 personas en España (la inmensa mayoría sin diagnosticar) y 80 millones en todo el mundo. Pero también confirma que el virus tiene capacidad de multiplicarse y, por lo tanto, de transmitirse. Sin embargo, tiene escasas posibilidades de contaminar las reservas de los bancos de sangre, según Carreño. En estas reservas, la sangre se somete a un proceso de desleucotización, lo que invalida la capacidad de virus como el de la hepatitis C de reproducirse. Sólo en casos donde se utilice sangre de células periféricas, advierte Carreño, habría peligro, pero estas transfusiones se realizan de manera ocasional en un máximo de 20 veces al año. Donación de sangre en una unidad móvil Vicente Carreño recomienda determinar los niveles de transaminasas y los valores gamma- glutamil transpeptidasa en todos los donantes de sangre para poder diagnosticarles posibles infecciones por este virus oculto de la hepatitis C. Al mismo tiempo, considera que otro grupo de riesgo puede ser el de los enfermos en diálisis. En estos, la frecuencia de la infección con el virus C clásico se sitúa en torno al 12 pero se desconoce la prevalencia del oculto. NIEVES SANZ Los daños que ocasiona este virus son un poco menores que los de la hepatitis C tradicional, ya que provoca un menor porcentaje de cirrosis de hígado, un 4 en la forma oculta frente a un 8 del virus normal. Este hecho puede deberse a que el sistema inmunológico de los pacientes afectados por la forma oculta es mejor que en los que han sido infectados por la hepatitis C común, aunque la enfermedad se convierte en crónica de igual manera.