Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid SÁBADO 7 5 2005 ABC MADRID AL DÍA VENENO MANUEL DE LA FUENTE Penas de 20 a 22 años para los asesinos del mendigo apaleado hasta la muerte La sentencia afirma que los tres jóvenes cometieron un crimen de odio b Movimiento contra la Intoleran- D e vez en cuando a esta mastodóntica ciudad se le revuelven las tripas, los intestinos, las entrañas todas. Como si estuviese envenenada, emponzoñada por sierpes ocultas que repentinamente salen a la luz. Entonces, los negros dejan de ser vecinos, compañeros de andamio, compañeros de tajo, compañeros de pupitre, comerciantes y pobres, y empiezan a ser negros, y do- mi- ni- canos, mo- ros, ecua- to- ria- nos, búl- ga- ros. En los barrios, lejos de los adosados, los endosados y los pareados, la convivencia se mantiene día a día, con mayor o menor integración, incluso ninguna, porque a veces, españoles e inmigrantes viven en mundos paralelos, en dimensiones distintas, que tan sólo se cruzan muy de tarde en tarde. Incluso, entre los propios inmigrantes a menudo las relaciones también son extrañas. Todo el mundo pasa por el colmadito de los chinos de la esquina, pero casi nadie va más allá del comprar y pagar, y hasta no falta la descortesía que es, desde luego, una de las primeras muestras de racismo. El niño de la tendera china va a un colegio español y habla nuestro idioma mejor que muchos nacionales de su misma edad. Dice pelota, dice Real Madrid, dice helado. Pero para algunos no es un niño, es otro chino, otro chino más. Las grandes palabras, los grandes gestos, las gigantescas campañas de los gobernantes y de las administraciones no se oyen, o se oyen muy bajito, en los barrios. En la Junta Municipal del mío, durante la campaña de regularización y de empadronamiento que ahora concluye, a la puerta se encontraba un agente entradito en años cuyo trato hacia las docenas de ecuatorianos que le preguntaban era entre paternal y absolutamente despreciativo. No es de extrañar, era el mismo que hace años habría recibido Paco Martínez Soria nada más llegar a Madrid con su maleta atada con una cuerda, o el que seguramente recibieron Alfredo Landa y José Sacristán cuando se fueron para Alemania, Pepe. El agente no hacía sino repetir el esquema con el que se enfrenta a la inmigración gran parte de la ciudadanía. Soportar racionalmente no es compartir. Pero ni todos nosotros ni todos ellos parecemos dispuestos a dar un paso más, a saltarnos alguna barrera que otra, a echar el resto. Los ecuatorianos de mi barrio nos miran con recelo, que no es sino el reflejo de lo que ven también en nuestros ojos, más recelo. Sólo cabe esperar que el roce acabe haciendo el cariño. Mientras, es preferible quedarse con la hermosa y esperanzadora imagen de los alumnos de esos colegios que todas las semanas visitan la casa de ABC. Ni razas, ni religiones. Niños tan sólo. Y de todos los colores. cia subraya que supone un importante precedente judicial. El ensañamiento con la víctima ha sido considerado como agravante MARIO DÍAZ MADRID. Sabían que pernoctaba un indigente y comenzaron a golpearle violentamente, con golpes y patadas, pero también con una barra metálica, una cadena antirrobo y una navaja. Después, además, aumentaron el sufrimiento de su víctima, que se intentó levantar, y le golpearon y pisotearon más y más. No tenían mermadas sus capacidades por ninguna sustancia, sabían dónde iban, lo que hacían y los posibles efectos de sus actos. El blanco de su ira, un mendigo, murió poco después por una hemorragia masiva. El relato anterior se extrae de los hechos probados en la sentencia que ayer condenó a los tres jóvenes protagonistas de tal suceso a penas de más de veinte años de cárcel cada uno. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ratificó el veredicto de culpabilidad dictado por el jurado popu- lar tras el juicio celebrado el mes pasado, declarando a los tres imputados autores de un asesinato con alevosía, con la agravante de ensañamiento; además, subraya que los condenados eligieron el lugar y hora para el crimen con el fin de favorecer su impunidad: aún no había amanecido y el mendigo dormía al fondo de la rampa de un garaje, en una zona del paseo de Santa María de la Cabeza que estaba cerrada al tráfico aquellos días, a finales de agosto de 2002. Precedente judicial Además, la sentencia considera también como agravante el hecho de que los agresores cometieron el delito por la condición de mendigo de la víctima, Antonio M. O. En definitiva, un hito histórico en la Justicia española, según afirmó el presidente de Movimien- Los condenados eligieron el lugar y hora para el crimen con el fin de favorecer su impunidad to Contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, cuando conoció el contenido de la sentencia: Es la primera resolución judicial que reconoce un crimen de odio hacia el indigente y supone un precedente, ya que pone de manifiesto que el motivo de tal crimen fue precisamente la condición de indigente de la víctima De los tres culpables, Francisco José A. G. deberá purgar su culpa con 22 años, seis meses y un día de prisión. Su compinche Rubén H. R. por su parte, fue condenado a 20 años y un día de cárcel; el tercero de los criminales, Carlos C. C. sufrirá una pena de 21 años entre rejas. Los tres, además, deberán indemnizar a los herederos de Antonio con 120.000 euros. La diferencia de penas se explica por los atenuantes de reparación del daño y confesión en dos de los culpables, Carlos y Rubén, que tras ser detenidos reconocieron los hechos y colaboraron, ingresando algo menos de 18.000 euros cada uno en la cuenta de consignaciones de la Audiencia. La atenuante de Carlos, en todo caso, quedó compensada por otro agravante: asesinó a Antonio con la cara cubierta para evitar ser reconocido. JAVIER PRIETO Salva la vida de milagro tras caer una grúa sobre su vehículo ABC. Una grúa con un brazo de unos catorce metros cayó ayer sobre una furgoneta que circulaba a la altura del número 27 de la calle de Agustín de Foxá y cuyo conductor salvó la vida milagrosamente. El vehículo quedó totalmente aplastado por el impacto. Su conductor fue rescatado por los Bomberos del Ayuntamiento, que colocaron unos tablones para sujetar la grúa y rompieron la puerta del coche con unas pinzas para que el hombre pudiera salir. El conductor fue asistido por los facultativos del Samur- Protección Civil, que le dieron de alta en el lugar tras curarle unos rasguños. La grúa realizaba obras para la ampliación del Metro.