Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 5 2005 Opinión 7 depende acaso de que los fondos reunidos para perpetrar una represión se mantengan en un Archivo del Estado, que es una Archivo de todos los españoles, manteniendo vivo el recuerdo de un pasado ominoso? ¿Es que no debían ser suficientes determinadas devoluciones, depósitos y reparaciones simbólicas, públicas y privadas? Bien se ve que no. Y es que se trata de otra cosa. Se trata de una pieza más de la construcción, la invención de una nación catalana, libre de cualquier mancha histórica. Y para ello hace falta un enemigo, un opresor que se llevó un botín de guerra que hay que recuperar. Se trata, pues, de depurar la nación catalana de un pasado franquista. Y así lo ha dicho, también inequívocamente, otro maestro de la historiografía catalanista, Josep Termes- -lo ha recordado Antonio Elorza- -en las líneas finales de su tomo de Història de Catalunya: en España, sólo las izquierdas habrían perdido la guerra, mientras que en Cataluña fue vencido el conjunto del país. Desmantelar el Archivo de Salamanca es un sacrificio ofrecido a una Cataluña ideal, víctima de la Guerra Civil, ¿de España, de Castilla en último término? LA ESPUMA DE LOS DÍAS YA LE CONOCEMOS E preguntan al ministro Montilla su opinión en relación al rotundo dicterio de Ibarra sobre el delicado lugar donde los socialistas catalanes pueden meterse sus dineros, y contesta el de Industria con una fórmula entre paternal y trivializante: Bueno, a Juan Carlos ya le conocemos El ministro califica lo del extremeño de salida de tono y de cosas de Ibarra pero no nos aclara nada sobre el fondo del asunto, o sea si van a seguir adelante con los faroles, si no les hemos entendido o si están dispuestos a aceptar el reto de cargar en las bodegas todo lo que les quepa y soltar amarras del muelle de las Españas. Eso sí, el minisMANUEL tro da tangencialmente ÁNGEL MARTÍN en el clavo y acierta en un asunto evidente: aquí nos conocemos todos, y el que se engaña es porque quiere y le interesa. Ocurre que Ibarra aplica el puro sentido común y lo expresa con coloquial contundencia, mientras que lo políticamente fashion es utilizar la mentira y el circunloquio, y apelar de continuo a la imaginación creativa, a la fantasía, esa loca de la casa de la sensibilidad interna. Ante la imposibilidad de cuadrar el círculo de la convivencia y atenerse al marco racional del ordenamiento jurídico, se recomienda oficialmente echarle imaginación al tema -el único que nos absorbe, nos inquieta y nos aburre- -y así el suelo patrio está invadido por un tumultuario brainstorming en el que cada político aporta su parida su perla cultivada, y los demás la glosamos en plan coro griego. En este gallinero, las cosas de Ibarra restallan como un trallazo y nos devuelven al mundo real. Si el guirigay es incontrolable o se tolera intencionadamente por la autoridad competente está por aclarar, aunque resulta consoladora la hipótesis de que se trata de una estrategia de desfogue y agotamiento de los partícipes, y de ahí la continua indicación de que esto va para largo, y que sosiego, mucho sosiego. Pero entre tanto, cada cual echa su cuarto a espadas. Los catalanes forman una piña y afirman que es posible que ellos puedan llevarse más sin detrimento de lo que corresponda al resto; Batasuna se encarna en Ibarretxe y le confiere mayoría parlamentaria para entrevistarse con Zapatero, y otros ya piensan en una guerra comercial y fiscal entre nacionalidades, comunidades nacionales o como se lleguen a llamar. La cuestión, con desfogue o sin él, es si Zapatero tiene una hoja de ruta Puestos a elegir entre información y solución, uno se inclina porque es mejor que no haya restricciones de agua ni atascos a que le informen sobre el estado de los pantanos y de las carreteras, pero en democracia son exigibles ambas cosas. Zapatero calla. Ya le vamos conociendo. L ÁNGEL CÓRDOBA Archivo quizás el proyectado Centro Documental de la Memoria Histórica. Pero lo primero es hacer desaparecer la que se considera una anomalía archivística creada a partir de intereses políticos (Borja de Riquer) En claro: el Archivo debe desaparecer, fragmentados sus fondos, repartidos entre instituciones y particulares- -volveremos sobre ello- -de todo el territorio, español por ahora. Pero, ¿por qué tal vesania? ¿Por qué la llamada Comissió de la Dignitat, instrumento en todo el proceso del nacionalismo catalán? ¿Es que la dignidad de un pueblo El acuerdo de la Comisión de Expertos parece, en definitiva, inseparable de unos pactos de gobierno. Y, por si hubiera alguna duda, Carod- Rovira la ha disipado. Insiste Joan Tardà: Le dijimos a Zapatero que si quieren entenderse con ERC el tema de la memoria republicana es clave Ni siquiera el despiece del Archivo será suficiente. Reitera el portavoz en el Congreso de Esquerra Republicana: Con la devolución del Archivo se empiezan a cerrar heridas, pero el proceso no acaba aquí No acaba aquí. Por el contrario, está empezando. A juicio de Borja de Riquer, cito por Tribuna de Salamanca de hace un par de meses, el Ministerio debería crear una nueva Comisión de Expertos para decidir qué hacer con el Archivo y otra, más en concreto, para analizar los fondos catalanes de partidos y particulares, como el PSUC, el POUM y la CNT Se trata, dice el historiador catalán, de una labor que no se limita a seis meses, porque hay que entrar en cada caso, viendo dónde está el valor histórico de cada documento Si éste es el futuro, hay que evitarlo. No es un tema menor, pues supondría un precedente desastroso. Es necesario defender la integridad del Archivo de Salamanca. Con todos los argumentos históricos y archivísticos. Con todos los recursos legales. PALABRAS CRUZADAS ¿Ha liquidado Zapatero el Pacto Antiterrorista? A HACER GÁRGARAS SIGUE... PESE A ZP Y A RAJOY NA de las cosas buenas que hemos hecho en los últimos tiempos se llama Pacto Antiterrorista. Ya sé que está tocado- -en eso, sólo en eso, tengo que darle la razón aquí a la vecina- pero no muerto. Ni puede morir mientras no muera del todo la banda asesina. Y otros terrorismos, que no sólo en ETA anidan los verdugos. En este punto, me parece que hay que entonar un mea culpa colectivo: ZP, porque no llama, ni consulta, ni acuerda- -ni se acuerda- -con la oposición. Nuestro querido presidente hace, y luego, tarde ya, recapacita que hay que hacer las cosas para el pueblo... pero con el pueblo. Rajoy, porque se deja FERNANDO llevar por aquellos que piden imposiJÁUREGUI bles, como rendiciones con el carné en la boca y las manos arriba. Realismo, Mariano. Los medios, porque andamos basculando entre el blanco y el negro, totalmente entregados a los tópicos de ambos bandos. Usted y yo, también culpables, porque a veces preferimos la bandería política a la verdad reflexiva. Y es que un pacto antiterrorista no es un papel inflexible, sino un acuerdo inteligente, pegado al terreno. Aún está el puñetero papel, ahí, esperando flexibilizaciones y actualizaciones, pero vivo. Y hasta coleando. Volved a la mesa negociadora, leñe. E L Pacto Antiterrorista se ha ido a hacer puñetas, a freír espárragos, a hacer gárgaras. Su promotor Rodríguez Zapatero ha firmado su acta de defunción, con la bajeza de acusar al otro firmante, el PP, de ser el enterrador. El presidente lleva semanas diciendo que no podía ser utilizada la estrategia antiterrorista en el debate político, lo que sin embargo ha hecho Mariano Rajoy. Pero cualquiera que siga la actualidad se da cuenta de que el Pacto ha saltado por los aires porque Zapatero no ha cumplido con un acuerdo que trajo mucho bueno en los últimos años porque llegó a poner a ETA y a Batasuna contra las cuerdas: se ha negado a PILAR tomar medidas que llevasen a la ilegaliCERNUDA zación de una formación que a todas luces tenía detrás a Batasuna; presume de que está en grandes secretos relacionados con la pacificación del País Vasco y sin embargo no informa al PP de lo que se trae entre manos; compadrea con Ibarretxe después de que Ibarretxe compradeara horas antes con Otegi, personaje de biografía siniestra; y encima da el visto bueno a un comunicado en el que se dice con todas las letras que se está hablando de terrorismo con un Ibarretxe que abominó del Pacto Antiterrorista. A esto se llama dar al traste con el Pacto. U ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate