Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Deportes FÓRMULA 1 EL DOMINGO, EL GRAN PREMIO DE ESPAÑA VIERNES 6 5 2005 ABC Más de 300 euros de media, el coste de ver la carrera en directo P. F. F. BARCELONA. Si un padre quiere llevar a su hijo a ver cómo Fernando Alonso sigue escribiendo páginas en la historia del Mundial de Fórmula 1, deberá tener en cuenta que su economía se va a ver mermada considerablemente en un corto espacio de tiempo. Dos entradas de acceso general sin derecho a asiento le supondrán unos 200 euros, a los que deberá sumar el precio del billete de tren o de autobús si es que han llegado en transporte público al circuito de Montmeló. Si han elegido su propio vehículo deberá tener en cuenta la gasolina y el peaje obligatorio antes de llegar al escenario de la carrera. Una vez en el recinto no podrá dejar de comprar un par de gorras azules de Fernando Alonso a un precio medio de 30 euros cada una. Y si quiere animar con toda la equipación debe tener en cuenta que una bandera y una bocina para su hijo le descontarán otros 70 euros aproximadamente. Schumacher saluda a un muñeco de los empleados en las pruebas de seguridad en presencia de su compañero Barrichello EFE Comer en el circuito Por supuesto que si no han sido precavidos y en sus mochilas no han cargado bebida y comida para disfrutar del espectáculo de los bólidos, deberán acudir a los puestos de restauración del circuito. Cuenten con la espera correspondiente en la cola de los mismos y prepárense a pagar 3,5 euros por un refresco para el niño y 4 por una cerveza para el padre, acompañados de un par de bocadillos a 4,5 euros cada uno. Si en lugar de ello se quiere comer un poco de pasta entonces la cosa cambia, pues el precio sube hasta los 8 euros el plato, mientras que el café y el postre le saldrán por una media de 2 euros en cada caso. Si en lugar de elegir una entrada de pelouse, se opta por una tribuna (no la principal) el precio medio del billete sube hasta los 250 euros por persona en el abono de las tres jornadas. Claro que las hay mejores. Y si hubieran comprado un par de entradas de asiento en la tribuna situada frente a la recta y los boxes la cifra habría escalado en su bolsillo a unos 800 euros por las dos localidades. El campeón del mundo apuesta por la seguridad Schumacher apadrinó una campaña del RACC y Bridgestone: Piensa antes de conducir ABC BARCELONA. El siete veces campeón del mundo Michael Schumacher, junto a su compañero en Ferrari Rubens Barrichello, apadrinó ayer un acuerdo para la seguridad vial suscrito entre el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) la FIA (Federación Internacional del Automóvil) y la compañía de neumáticos Bridgestone, que equipa a la escudería italiana. Piensa antes de conducir pretende salvar unas 20.000 vidas antes de 2010, concienciando a los conductores de la importancia de cambiar los hábitos para reducir el número de víctimas en la carretera Según una encuesta del RACC, un 13,8 por ciento de la población no usa el cinturón. 3.000 personas se ocuparán del éxito de la prueba P. F. F. BARCELONA. Este fin de semana habrá cerca de 3.000 personas que no pueden vivir la emoción de la Fórmula 1 simplemente porque forman parte del espectáculo. Para que todo vaya perfecto durante la carrera habrá 600 personas. A pie de puesto de control en las diferentes zonas del trazado se situarán 300 comisarios conectados con la dirección de la prueba, en la que trabajan otras 100 personas. En los servicios de emergencia y evacuación se cuenta con 50 médicos y 150 miembros de los equipos de extinción de incendios. Un total de 45 accesos tiene la pista catalana y en sus aparcamientos exteriores se situarán 300 personas, que distribuirán los miles de coches particulares y autocares que llegarán hasta Montmeló para ocupar sus 26.000 plazas. Para atender a los espectadores antes de entrar al recinto habrá 300 empleados en las puertas, que tendrán el apoyo de otro número idéntico de personal de seguridad y Policía Autonómica. En los bares trabajarán 1.200 empleados. Por la tarde jugó al fútbol Para ello, según los responsables de la campaña, es necesario aplicar medidas de seguridad como el cinturón, ajustar el reposacabezas, usar sistemas de retención infantil y comprobar siempre el estado de los neumáticos. Al margen de estos actos, Michael Schumacher se relajó por la tarde con la disputa de un partido de fútbol en el campo municipal de Montmeló, la ya tradicional Copa Vodafone- Ferrari, en el que también participaron su compañero Marc Gené y algunos personajes conocidos. El alemán ejerció de capitán en un equipo en el que formaron ex futbolistas como Abel Resino y Martín Vázquez, mientras que en el equipo rival jugaron, entre otros, Gené, el piloto de rallys Nani Roma, el ex futbolista Patxi Salinas (su hermano Julio hizo de técnico) y uno de los miembros del grupo Café Quijano Manolo. Una de las anécdotas llegó al final del partido, con los penaltis que lanzaron Schumacher y Gené al portero del Español, Kameni, considerado el parapenaltis de la Liga. El alemán lanzó alto uno y marcó el otro, mientras que el español batió las dos veces al meta camerunés.