Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 VIERNES 6 5 2005 ABC Sociedad AFP VICENS GIMÉNEZ Más investigación con embriones sobrantes La próxima Ley de Reproducción Asistida generaliza la investigación con los embriones sobrantes de los tratamientos de fertilidad. El PP ya había autorizado su utilización científica, pero solo con los embriones congelados hasta 2003. Ahora se elimina ese límite y se establece que se utilizarán embriones con menos de 14 días desde la fecundación, con el consentimiento de los padres y bajo autorización. Sanidad ha dado luz verde a cinco proyectos de investigación. En la imagen, células embrionarias Concebir hijos para curar a otros Por primera vez se utilizará el análisis de embriones para seleccionar bebés genéticamente compatibles con un hermano enfermo. José, Josefa y su hijo Mario, enfermo de leucemia, son una de las familias españolas que esperaba con impaciencia la llegada de esta ley. La pareja espera someterse a un tratamiento de fecundación in vitro para poder seleccionar posteriormente los embriones compatibles genéticamente con Mario, de manera que al nacer su nuevo hijo se convierta en el donante perfecto. Queda prohibida expresamente la clonación reproductiva El texto prohíbe la clonación de seres humanos con fines reproductivos. Nada se dice de las técnicas de transferencia nuclear o clonación terapéutica que podrían incluirse en la próxima Ley de Investigación y Biomedicina en la que también trabaja el Gobierno. El científico español Juan Carlos Izpisúa ya ha advertido que necesitará recurrir a esta técnica para desarrollar el proyecto de investigación con el que el Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona ha irrumpido en la investigación con células embrionarias España tendrá una de las leyes de fecundación asistida más permisivas de la Unión Europea El Consejo de Ministros tiene previsto estudiar hoy el proyecto antes de su debate en el Congreso elimina límites en los tratamientos de reproducción, agiliza la introducción de nuevas técnicas y permite la selección genética de embriones N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El Gobierno podría aprobar hoy una de las legislaciones en reproducción asistida más flexibles de Europa. El Consejo de Ministros lleva en su agenda el anteproyecto de la nueva Ley de Reproducción Asistida que sustituirá a la aprobada por el Partido Popular hace apenas dos años. Superados los dictámenes de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida- -el órgano consultivo del Gobierno en esta materia- -solo quedaba el visto bueno del Consejo de Ministros para su debate en el Parlamento. A principios de año, España estrenará una de las normativas más permisivas, un compromiso que adquirió Elena Salgado desde su llegada al Ministerio de Sanidad. Para poner sobre la mesa la nueva ley, Salgado ha ido allanando el camino con la aprobación de dos reales decretos. El primeb La norma AFP Un registro nacional vigilará que sólo haya seis hijos por donante La normativa recoge una de las asignaturas pendientes de las dos leyes de reproducción asistida que ha habido en España, un registro nacional de donantes de óvulos, espermatozoides y embriones. En él quedará constancia de los hijos nacidos de cada uno de los donantes y la identidad de las parejas o mujeres receptoras, así como la localización original de unos y otros en el momento de la donación. No se permitirá que un mismo donante pueda tener más de seis hijos biológicos nacidos. Las donaciones seguirán siendo confidenciales y gratuitas REUTERS ro, eliminó las trabas que había para fecundar más de tres óvulos en los tratamientos de reproducción asistida, un límite que reducía el éxito de las fecundaciones y obligaba a las pacientes a pasar por más intervenciones. El segundo decreto permitió que arrancara la investigación con los embriones sobrantes. La nueva ley recoge el espíritu de las normas anteriores y facilita al máximo los tratamientos de infertilidad. Agilizará la introducción de nuevas técnicas de reproducción asistida, permitirá que las familias que lo necesiten conciban hijos in vitro para curar a otro hijo enfermo y avala tratamientos experimentales como la congelación de óvulos. Esta alternativa beneficiará especialmente a las mujeres que deban pasar por un tratamiento oncológico y pierdan la fertilidad. Regula pero apenas pone límites para facilitar los tratamientos. Deja en manos de los médicos la edad en la que una mujer puede ser madre con la ayuda de la ciencia y solo restringe a tres el número de embriones que como máximo se debe implantar. El único punto por el que no ha pasado Sanidad es por la autorización de las ma-