Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid VIERNES 6 5 2005 ABC La píldora poscoital ya es gratis. Los beneficiados lo reciben con optimismo. No se rascarán el bolsillo ante un desliz Quienes la dispensan también están a favor. Creen que no se abusará Historias en píldoras TEXTO: SARAH ALLER FOTOS: IGNACIO GIL MADRID. Los catorce centros municipales de salud de la capital dispensan ya de forma gratuita la polémica píldora del día después, considerada abortiva por algunos sectores. La medida, que evitará recetas y ofrecerá el tratamiento in situ entraña una doble lec- tura que muchos interpretaban ayer en los consultorios municipales. Para los beneficiados el coste cero resulta demasiado atractivo, aunque la mayoría apuesta, al menos de palabra, por no abusar del tratamiento y utilizar métodos anticonceptivos. Para los responsables de Madrid Salud, la gratuidad evitará discriminación por razones económicas pero, sobre todo, ayudará a conectar con los jóvenes. Su objetivo, atender una demanda de la calle y propiciar una labor de información y prevención. Mario Nacarino Director de un centro de Madrid Salud Ruth García Bióloga Marisa y Fernando Estudiantes No podemos limitarnos a dar una receta Para el director de Madrid Salud en el distrito Centro- -uno de los lugares donde se dispensa la píldora del día después a mujeres mayores de 20 años- -este tratamiento sólo es una pieza del puzzle. No podemos limitarnos a extender una receta y dar unas pastillas. Nuestro trabajo con los jóvenes es mucho más amplio El protocolo que se sigue depende de las circunstancias de cada mujer. Hacemos una historia clínica y a partir de ahí indagamos en sus hábitos. Desde la alimentación, a la conducta sexual o el conocimiento que tiene de los métodos de planificación familiar Es consciente de que cada caso es un mundo y recuerda que el objetivo, muchas veces, es detectar un problema social, especialmente en el caso de las mujeres que vienen varias veces A pocos metros de su consultorio hay otro similar, el Centro Joven del Ayuntamiento, donde se atiende a jóvenes menores de 20 años. Su responsable, Juan Madrid, también apuesta por la gratuidad de la píldora, una medida que servirá, dice, para evitar el mercado gris en este tipo de pastillas y, sobre todo, para acercarse más a los jóvenes. El contacto con los especialistas es fundamental y la manera de mejorar su educación y su información Mi relación era muy problemática y me agobié Para Ruth esta es la segunda visita al centro de salud en apenas treinta días. La primera vez, para conseguir la píldora poscoital. Ahora, para realizarse una revisión ginecológica. Yo tenía una relación de pareja bastante complicada y lo peor en ese momento era quedarme embarazada A la situación, ya bastante comprometida, se sumó la falta de información, a pesar de sus 27 años. Fui a las urgencias de una clínica, pero no me dieron la píldora. Psicológicamente estaba muy afectada y además de no ayudarme sentí que me trataban de forma despectiva. Eso te acaba de hundir Después de muchas vueltas, acabó en el centro municipal de salud de la calle Navas de Tolosa, el mismo sitio donde se encuentra hoy. La verdad es que me trataton con mucha delicadeza y me tranquilizaron. Me han recetado los parches anticonceptivos y aquí estoy, para una revisión Ruth es bióloga, ha conseguido una beca para cursar el doctorado en Filosofía de la Ciencia y terminó su tesis hace tiempo en Alemania. No es ninguna niña, pero reconoce que aquella situación se le fue de las manos. Mi relación era muy problemática y me agobié. Además no me sobra el dinero, así que me parece bien que ahora sea gratis Que sea gratis no quiere decir que se abuse Vienen desde Boadilla del Monte y Fuencarral. El objetivo, arreglar el descuido -como ellos dicen- -que tuvo Marisa al tomar la píldora. Yo la tomo por problemas ginecológicos, pero como me despisté el otro día pues... aquí me ves. No creo que esté en riesgo de embarazo pero así me quedo más tranquila Para esta pareja de madrileños esta situación no es nueva. La última vez fue en Navidad. Ahí sí que fue horrible porque no sabíamos donde teníamos que ir. Fuimos al ambulatorio de Boadilla y nos dijeron que no tenían obligación de dispensarla. Después estuvimos en la Cruz Roja y en Majadahonda, y tampoco. Al final nos dieron en el Clínico un listado de centros municipales Los dos- -26 años ella y 23 él- -apuestan por la gratuidad del tratamiento porque es muy caro para nosotros pero rápidamente puntualizan. Bueno, el que sea gratis no quiere decir que se abuse que sustituya a otros métodos, o que provoque el efecto llamada, pero ante una emergencia... Su tranquilidad y su buen humor, sin embargo, se van al traste en cuestión de minutos. En admisión les derivan a otro centro, el de su distrito. Con cara larga, comienza otra excursión en busca de la píldora. Más cobertura los fines de semana El Centro Joven de Salud del Ayuntamiento- -en la calle Navas de Tolosa- -no será el único a partir de ahora que dispense la píldora los fines de semana. El Ayuntamiento tiene previsto apoyar su actividad- -de 10 a 14 horas esos días- -a partir del próximo 8 de mayo con la apertura de otro centro. Se trata del consultorio municipal de Puente de Vallecas, que atenderá las peticiones de los mayores de 20 años. Lo mismo sucederá con el centro de la asociación de Planificación Familiar, en la calle de San Vicente Ferrer. En este caso, prestará servicio los fines de semana y los festivos desde mediados de este mes. Estará destinado a mujeres mayores de 20 años y menores de 30. Según el responsable del Centro Joven, Juan Madrid, el siete por ciento de las mujeres a las que se ha prescrito la píldora del día después son menores de 16 años. De hecho, el colectivo que más consulta y más demanda es el que tiene edades comprendidas entre 20 y 24 años. Le siguen las mujeres que rondan los 30 y, por último, las adolescentes. El Centro Joven se inauguró el pasado noviembre y ha llegado a atender hasta 80 peticiones en cuatro horas.