Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 6 5 2005 ABC Nacional Zapatero e Ibarretxe sientan las bases para un nuevo pacto que conduzca al fin del terrorismo Arrinconan el plan soberanista y orillan el Pacto Antiterrorista b El presidente del Gobierno expre- sa su deseo de contar con la máxima ayuda del próximo Ejecutivo vasco, del que reclama la máxima lealtad institucional GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe sentaron ayer las bases para un nuevo pacto que implique al Gobierno vasco y a todas las fuerzas parlamentarias en el objetivo de conseguir el final definitivo del terrorismo, arrinconando el plan soberanista del lendakari en funciones, que no salió a relucir, y orillando el Pacto Antiterrorista, que limita el entendimiento a PSOE y PP. El presidente del Gobierno y el lendakari en funciones, tras hacer la foto de la nueva situación en el País Vasco- -con el resultado de las elecciones autonómicas de abril y los dos años que han transcurrido sin atentados mortales de ETA como elementos destacados- coincidieron en que se ha abierto un tiempo nuevo que permite albergar esperanzas de que la paz y la normalización política sean una realidad próxima, así como en que ello exige serenidad, prudencia y mucho diálogo en funciones no acudió a la cita con planteamientos reivindicativos -ni en términos de reclamación ni de oferta- sino con el reconocimiento de que se ha abierto una etapa diferente, que se plasmó en una reunión calificada de constructiva por ambas partes, aunque sin decisiones concretas, al menos oficialmente. Desde el Gobierno se concedió gran importancia a que la entrevista no girara en torno al llamado plan Ibarretxe, que ninguno de los interlocutores puso ayer sobre la mesa, cuando había sido el objeto central de sus dos entrevistas anteriores. A partir de este hecho, la interpretación gubernamental es que el propio Ibarretxe ha optado por pasar la página de su proyecto soberanista, que queda arrinconado en la expectativa de una reforma estatutaria que goce de un amplio consenso, aunque el PNV eludió tanto confirmar como desmentir esta interpretación. Trabajar juntos por la paz A este respecto, Zapatero expresó a Ibarretxe su deseo de avanzar en el autogobierno de Euskadi y que cualquier reforma estatutaria cuente con el máximo respaldo de las fuerzas políticas con representación parlamentaria, algo fundamental para conseguir ese marco de paz y de convivencia que todos los demócratas desean Arrinconado el plan Ibarretxe, el análisis compartido en torno a las posibilidades de conseguir ese marco de paz consumió la mayor parte de las dos horas que duró su entrevista de ayer en el Palacio de la Moncloa, aunque los detalles permanecen en secreto. En este análisis, ambos prestaron especial consideración al resultado de las elecciones vascas del 17 de abril, al coincidir en que el mensaje que han trasladado los ciudadanos vascos a todos los partidos es de trabajar juntos en un marco de diálogo y máximo consenso por la paz y el entendimiento en Euskadi Las fuentes consultadas no supieron precisar si para Zapatero e Ibarretxe el todos incluye a Batasuna y o EHAK, y tampoco si el procedimiento será la constitución de una mesa de partidos aunque subrayaron que en lo que hay coincidencia es en que, con independencia del procedimiento, es fundamental el diálogo entre todas las fuerzas políticas Lograr el marco de paz consumió gran parte de las dos horas que duró la reunión en la Moncloa Zapatero reclamó ayuda a Ibarretxe para la lucha contra la violencia y el respaldo a las víctimas Más autogobierno sin plan Ibarretxe Prueba de ese tiempo nuevo es que, a diferencia de lo ocurrido en ocasiones anteriores- -Zapatero e Ibarretxe celebraron otras dos entrevistas en julio de 2004 y enero de 2005- el lendakari Colaboración con lealtad En este punto, el presidente del Gobierno trasladó al lendakari en funciones su deseo de contar con la máxima ayuda y colaboración del futuro Ejecutivo vasco en dos ámbitos importantes: la lucha contra la violencia y los violentos, y el respaldo a las víctimas del terrorismo, que siempre tienen que ser objeto de una especial atención por parte de los poderes públicos según el comunicado emitido por la presidencia del Gobierno, en el que se señala también la petición de Zapatero a Ibarretxe para que esa colaboración se produzca dentro de la máxima lealtad institucional y en un clima de diálogo y normalidad La implicación del Gobierno vasco- -y, por ende, del PNV- -en el proceso que pueda conducir al final de ETA orilla el Pacto Antiterrorista, que ninguno de sus firmantes- -PSOE y PP- -quieren dar por muerto pero que los socialistas- -aunque seguirán defendiendo su vigencia- -consideran aho- Dos comunicados distintos, pero con visto bueno conjunto Ibarretxe llegó quince minutos tarde y Zapatero salió a recibirle a las escalinatas del Palacio de la Moncloa, donde previamente se había desplegado una ikurriña junto a la bandera nacional, al igual que en sus anteriores reuniones. Al término de las dos horas, el lendakari en funciones emprendió inmediatamente viaje de regreso al País Vasco, sin comparecer ante los medios de comunicación. El presidente del Gobierno, que posteriormente acudió a un acto en la sede de UGT, tampoco quiso hacer ningún comentario, cumpliendo así el pacto de silencio Ello no impidió que Zapatero informara al PSE y que Ibarretxe dé cuenta hoy ante la Asamblea del PNV de lo tratado con aquél y con Otegi. La información a los medios de comunicación se redujo a sendos comunicados de la presidencia del Gobierno y del Gobierno vasco en funciones, aunque ambos recibieron previamente el visto bueno de la otra parte. En el de Ibarretxe, se justifica el apagón informativo en que la sociedad reclama responsabilidad y no desea que permanentemente se generen falsas expectativas y polémicas estériles ra mismo superado por los acontecimientos. El Gobierno y el PSOE juzgan imprescindible contar también en este proceso con el PP, del que esperan que esté a la altura de las circunstancias pero, al mismo tiempo, entienden que el horizonte es de un gran acuerdo entre todos Mientras tanto, reclaman de las fuerzas parlamentarias un margen de confianza al Ejecutivo para explorar todas las posibilidades que existen Énfasis y matices interpretativos aparte, la versión de la entrevista facilitada por el Gobierno vasco en funciones coincide sustancialmente con la ofrecida por la Moncloa.