Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5 5 2005 87 Fernando Alonso, a cuatro días de Montmeló acusa a los equipos Ferrari y BAR- Honda de hacer trampas Juan Pablo Montoya se recupera de su lesión y correrá el gran Premio de España en perjuicio de Pedro de la Rosa Anfield entronizó el martes a Rafael Benítez. El fútbol inglés celebró la victoria del Liverpool ante el odiado Mourinho y de forma unánime se señala al técnico como el gran artífice de la clasificación de su equipo para la final de la Champions También la Prensa destaca su labor y ABC fue testigo directo la noche del partido del enfervorizado reconocimiento de la afición Thank you, Rafa Benites, you are fantastic TEXTO ENRIQUE ORTEGO LIVERPOOL. Una y media de la madrugada. Albert Dock, la zona más in de la ciudad. El Panamerican fue el local elegido por los Benitles para celebrar su pase a la final. Mientras el resto de la plantilla asaltaba los otros pubs de moda seguido de cerca por los paparazzis de la Prensa amarilla, los spanish habían improvisado boca a boca su reunión. Salvo error u omisión solo faltó Morientes, quizá por aquello de que no jugó y prefirió quedarse en un segundo plano. Rafa Benítez da un sorbo a su copa de champán rodeado de todos los suyos. Su mujer (Montse) sus suegros, su representante (Manuel García Quilón) su equipo de trabajo (Paco Herrera, Ayestarán, Ochotorena) y por supuesto los jugadores españoles que no dudaron en acudir a su llamada (Xabi Alonso, Luis García, Núñez y Josemi) todos ellos rodeados de familiares y amigos que se habían desplazado a Liverpool para la ocasión. El presidente de la Real Sociedad, José Luis Astiazarán, era uno de los invitados y por sorpresa aparecieron McManaman y Fowler, dos ex Liverpool. Los Benitles celebraron juntos el pase a la final en una improvisada fiesta en la que sólo se hablaba español y el técnico, sin pretenderlo, se convirtió en el protagonista estelar En la final tenemos que defender igual de bien, pero para ganarla tenemos que salir más, llegar más al área contraria. Por suerte tendremos a Xabi, que para nosotros es vital ba en su justa medida que el Liverpool vaya a disputar la final y no concedía especial atención a haber ganado a Capello y Mourinho, aunque realmente sea un éxito particular suyo ante los dos técnicos más prestigiosos de Europa. Este triunfo nos debe permitir seguir trabajando desde la normalidad. Es lo que ha sucedido desde que estoy en Liverpool. Aquí te dejan trabajar, nadie se mete en tu trabajo. Para la planificación del año próximo es muy importante esta final. No ya porque si la ganamos se abre la puerta de poder disputar la Champions con el ingreso de dinero y de prestigio que supondría defender el título, sino porque el respeto y la confianza que nos han otorgado ya tendría una respuesta por nuestra parte en resultados la primera temporada. Sería muy duro ganar y no poder repetir. La Federación Inglesa tiene que decidir si iría el Everton como cuarto o nosotros como campeones Del partido que acababa de ganar tenía una última reflexión. Teníamos que cerrar sus pases interiores y los rechaces en las segundas jugadas. Nos dominaron, pero tampoco nos han agobiado ni creado muchas ocasiones Pensando en Estambul y en el rival, el Milán, sucederá lo mismo que con Juventus y Chelsea, que ellos serán los favoritos. Soy consciente de que para ganar la final tendremos que salir más, llegar más al área contraria. Defender igual, cerrarnos bien, pero rematar más, mucho más. Estamos recuperando jugadores y tendremos a Xabi que para nosotros es muy importante. Hay que jugarla, hay que jugarla... Dos días de descanso como premio Un aficionado de unos cincuenta años, pelo casi rapado, cazadora y pantalones negros, corbata roja con el escudo del club, estrechita- estrechita, de la época de los Beatles se dirige hacia Rafa Benítez. No era el primero ni por supuesto el último que a lo largo de la noche se acercó para felicitarle, pero sí el más conmovedor. Le estrecha la mano emocionado y le pide una foto. Sin soltarle le mira fijamente con los ojos medio llorosos y en ese inglés cerrado de estas tierras del norte le dice: Thank you, Rafa Benites, you are fantastic (Gracias Benítez, usted es fantástico) Y después, siempre sin soltarle la mano, le dijo que él había estado en Roma, en la final del 84 (victoria ante los anfitriones en los penaltis) y en Heysel al año siguiente (derrota ante el Juventus) y que pensaba que nunca más el Liverpool iba a llegar a una final. Estaré en Estambul Fue una de las muchas anécdotas de la celebración que acabó a las dos y media cuando todos fuimos gentilmente evacuados del lugar porque para ese país ya no eran horas. Además de su victoria ante el Chelsea, técnicos y jugadores celebraban que Benítez les había concedido dos días libres. Ninguno recordaba cuando había sido la última vez, como tampoco nadie había visto al entrenador a esas horas tomando una copa y totalmente relajado. Era Benítez un hombre feliz. Valora- Rafael Benítez celebra su victoria frente al Chelsea AFP Mourinho prolonga su contrato hasta 2010 y cobrará 7,5 millones más primas La respuesta de Abramovich a la eliminación del Chelsea de la Champions ha sido la prolongación del contrato de José Mourinho. El técnico tenía firmado hasta el 30 de junio de 2007, pero desde hace unos meses negociaba su continuidad sellada ayer. Aunque la Prensa inglesa ha facilitado distintas versiones sobre el sueldo del técnico portugués, parece que tendrá un fijo de 7,5 millones de euros y con las primas y los contratos publicitarios podría llegar a los 12. Esta temporada su contrato base era de cinco millones más un millón más por título (Premier y Copa de la Liga) Al margen de la renovación, ayer fue muy comentado en Inglaterra su reacción nada más concluir el partido contra el Liverpool. Dedicó un cordial abrazo a su colega Benítez con el que mantiene una buena relación y después fue felicitando en el propio campo uno por uno a todos los jugadores rivales, abrazándose incluso con alguno.