Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5 5 2005 25 Israel suspende la transferencia de tres ciudades de Cisjordania a la Autoridad Nacional Palestina El Ejército soviético ejecutó a casi un millón de sus soldados durante la Segunda Guerra Mundial La campaña culminó ayer con una frívola entrevista publicada por el sensacionalista The Sun en la que el primer ministro y su esposa explican detalles de alcoba. Ya se sabe que ante unas elecciones todo vale para ganar algunos votos Los Blair cuentan intimidades E. J. BLASCO EPA elección de los líderes tories desde el fin del thatcherismo. Pero si se produce una derrota y ésta es contundente, la sustitución quizá se precipite. Sin grandes debates La campaña ha terminado sin que se haya producido ningún gran debate sobre asuntos como la seguridad, la sanidad o la educación. Al principio se incoó una discusión de fondo sobre reducción de impuestos, pero pronto la disputa pasó a la descalificación a raíz de las propuestas sobre inmigración y, sobre todo, de la guerra de Irak. Con estas dos últimas cuestiones, Howard logró imponer su propia agenda, aunque la insistencia en agredir personalmente a Blair- -ha repetido su nombre hasta la saciedad- -puede haber tenido un efecto contraproducente. Tony Blair ha logrado transmitir la idea de que las elecciones no están ganadas, a pesar de que eso indican las encuestas. LONDRES. O las encuestas engañan en la predicción de una nueva mayoría de Tony Blair y entonces el candidato laborista ha ido sin escrúpulos y escaso gusto a por todas, o es que el primer ministro pensó que su entrevista con el sensacionalista The Sun tendría otro tratamiento. Lo cierto tal vez sean las dos cosas: que Blair haya querido transmitir su imagen de marido romántico, para combatir su acartonamiento de político despiadado en relación con la guerra de Irak, y que considerara que parte de la conversación no sería publicada. La cuestión es que ayer los lectores del periódico de mayor tirada del Reino Unido, con más de tres millones de ejemplares diarios, pudieron leer cómo Blair bromeaba sobre las ocasiones que llega al sexo con su mujer. ¿Cinco veces por noche? fue la pregunta. Y Blair respondió: Al menos; puedo hacerlo más dependiendo de cómo me sienta Siempre lo supera apostilló rápidamente Cherie Blair. La conversación fue con el fotógrafo, profesional habitual en los reportajes sobre la Familia Real, y tal vez los Blair pensaron que aquello no formaba parte de la entrevista. Pero The Sun sabe lo que se hace, y reprodujo esas frases en un recuadro junto a una fotografía algo provocativa de Blair con torso desnudo, tomada durante unas vacaciones. En cualquier caso, ese era el tono de la entrevista que por primera vez el matrimonio concedía al alimón, porque en otras partes de ella, la primera dama jugó sin problemas con el doble sentido de ciertas palabras, como insistir en el tamaño... de la mayoría de Blair. En la conversación sobre asuntos personales, según el artículo, el dirigente laborista anduvo algo incómodo, pero su esposa no tuvo reparos en ir contando detalle tras detalle. Por ejemplo, aseguró que en cada cumpleaños de ella, él olvida regalarle la tradicional tarjeta de felicitación, pero entonces coge un folio, lo dobla y escribe en él Tony ama a Cherie Bodas de plata El matrimonio, sobre todo la esposa, también se refirió a la reciente celebración del 25 aniversario de su boda, que festejaron privadamente con una misa y con un acto familiar en Chequers, la residencia de campo del primer ministro. El asunto fue portada de The Sun con el titular Por qué el tamaño importa como apoyo a su tercera campaña consecutiva a favor de los laboristas. De todo el imperio mediático de Murdoch, otrora defensor de Thatcher, sólo el The Sunday Times ha abogado por el conservador Michael Howard, y lo ha hecho probablemente para no poner todos los huevos en el mismo cesto y con el matiz de que dado que va a ganar Blair, lo importante es que la oposición no se hunda con el fin de que pueda ser alternativa en el futuro. De esta forma, la campaña concluye con referencia a cuestiones personales de Blair, tal como había comenzado, cuando se extendió el rumor de que el candidato laborista había asistido a una sesión de rayos uva con el fin de comparecer moreno ante el electorado. Blair tuvo que salir al paso asegurando que su buen color era natural y que simplemente se debía al sol que había hecho en Londres. Aquello dio pie a que The Times dedicara toda una página a fotos trucadas de Blair con el rostro cada vez con mayor color, jugando con la palabra brown (moreno) pero que también es el apellido del canciller del Tesoro, claramente entronizado en esta campaña como sucesor de Blair. Tony Blair, ayer en Londres AFP Puedo hacerlo con mi mujer al menos cinco veces por noche, o más, dependiendo de cómo me sienta The Sun tituló en portada, en referencia a la mayoría laborista: Por qué el tamaño importa