Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 5 2005 81 La Generalitat de Cataluña da luz verde a la ley que pone fin a la moratoria de las licencias comerciales China controlará sus exportaciones textiles para evitar enfrentarse a la Unión Europea Rato y Solbes vaticinan una próxima subida del precio del dinero en la UE El ministro español recalca la importancia de cambiar el modelo productivo antes de la decisión de la Reserva Federal estadounidense, los responsables de la OCDE hablaban de los nubarrones de la economía mundial J. P. QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. Rodrigo Rato, director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Pedro Solbes, ministro español de Economía, participantes en el consejo de primavera de la OCDE, coincidieron ayer en anunciar alzas en los tipos de interés y urgencia en las reformas del modelo de desarrollo para incrementar la productividad en un mundo más competitivo. Rato advirtió de que existen riesgos de debilitamiento de la economía mundial, en Europa y en EE. UU. A su modo de ver, es urgente que la Europa menos dinámica (Francia, Alemania e Italia) acelere las reformas pendientes, ya que, según dijo, los riesgos van a aumentar, si no se realizan pronto las reformas necesarias A juicio de Rato, los precios del petróleo introducen un factor negativo para el crecimiento, que es necesario combatir consiguiendo nuevos márgenes de maniobra para las distintas economías nacionales. Para la zona euro, Rato aconseja aumentar la capacidad de crecimiento y combatir los déficits para poder afrontar problemas como el paro o el envejecimiento de las poblaciones Rato subrayó que los problemas de la zona euro y el resto de las economías europeas no son siempre homogéneos, y puso como ejemplo a imitar a los países nórdicos, el Reino Unido y Suiza, donde las reformas positivas y eficaces- -dijo- -permiten sacar partido de la globalización, que no es ninguna amenaza del sistema social europeo, pero que sí exige mayor eficacia de las políticas nacionales En una línea de análisis más o meb Pocas horas Alan Greenspan Dieciocho años al frente de la Reserva Federal Los días del presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, como dueño y señor de la política monetaria de EE. UU. están contados y ya han comenzado las especulaciones sobre quién le sustituirá. Greenspan se jubilará en enero, tras 18 años al frente de la Reserva Federal (Fed) en los que sus decisiones sobre la subida o bajada del precio del dinero han afectado a los patrones de consumo, ahorro o inversión de los ciudadanos y empresas norteamericanas y al peso económico de EE. UU. y del mundo. En este período, los mercados han estado pendientes de cualquier sonrisa de este judío neoyorquino y han leído del derecho y del revés sus declaraciones, crípticas a propósito, intentando adivinar sus intenciones. A Greenspan se le da bien desenredar la madeja de datos económicos conflictivos para descubrir señales sobre la dirección de la economía y, en esta faceta interpretativa, es reverenciado como un moderno oráculo de Delfos. Pero el templo tendrá nuevo augur, y el carácter de ese nuevo presbítero del capitalismo y su fiereza contra la inflación ya son parte de los cómputos de Wall Street, informa Efe. Rato y Solbes coincidieron ayer en París durante la reunión anual de la OCDE nos similar, Pedro Solbes hizo una advertencia de alcance imprevisible: Estamos en un momento de tendencia al alza de los tipos de interés. La situación evoluciona más rápidamente en los EE. UU. que en Europa A su modo de ver, las próximas decisiones del Banco Central Europeo (BCE) pudieran evolucionar al alza. EPA Corregir los impactos negativos En un plano puramente nacional, en la perspectiva de los trabajos de la OCDE, Solbes consideró positiva la globalización económica, siempre que Solbes aconseja lograr un equilibrio entre la flexibilización de los mercados y la financiación del Estado de Bienestar vaya aparejada de medidas para contrarrestar los impactos negativos que es imprescindible corregir Con un estilo muy sobrio, el ministro español de Economía consideró necesarias transformaciones importantes de la economía nacional: España necesita un cambio en el modelo de desarrollo, para conseguir mayor productividad y que nuestros sectores productivos puedan ser más competitivos en la escena internacional de una economía abierta Confirmando compartir la visión generalizada de sus colegas de la OCDE, para quienes la globalización económica en curso es un proceso histórico positivo, Solbes matizó que hay que dar flexibilidad a la economía, consolidando el modelo de protección social a lo que agregó que de lo que se trata es de conseguir un equilibrio entre la flexibilización de los mercados y la financiación del Estado de Bienestar