Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 MIÉRCOLES 4 5 2005 ABC Economía EE. UU. aumenta sus tipos de interés por octava vez consecutiva y los sitúa ya en el 3 La Reserva Federal anuncia que seguirá aplicando ajustes mesurados y graduales b Atrapada entre un inesperado enfriamiento económico y el temor a un alza de precios, la autoridad monetaria estadounidense mantiene la cautela ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL WASHINGTON. Casi nadie ha sacado la bandera roja de la recesión. Todo lo más se habla de un inesperado enfriamiento primaveral, tal vez a tono con la inapreciable mejora del tiempo: en Nueva York sigue haciendo un frío que no se corresponde con lo avanzado de la estación, y Wall Street, como todos los árboles que florecen por estas fechas, no sabe a qué carta quedarse. La Reserva Federal, atrapada entre una imprevista desaceleración en el crecimiento económico y el cada vez más inocultable miedo a una subida de precios, prefirió ayer no encabritar a los caballos: una nueva subida mesurada de un cuarto de punto en el precio del dinero. Con el octavo incremento de un cuarto de punto desde junio del año pasado, los tipos de interés de la primera potencia económica, militar y política del mundo quedaron fijados ayer en un módico 3 Los mercados financieros, tan ojo avizor como los analistas económicos y los periódicos, ya habían anticipado lo que daría de sí la reunión del Comité Federal del Mercado Abierto, que se reúne bajo la égida del presidente de la Reserva, Alan Greenspan. El guión se mantuvo en todos sus detalles: tanto en el montante de la subida hasta el 3 de interés interbancario (el porcentaje que se cobran los bancos sobre los fondos que se prestan entre sí) como en el comentario explicativo que acompaña siempre el anuncio del oráculo económico más escuchado de Estados Unidos. Evolución de los tipos de interés oficiales Datos en 5,75 6,00 6,25 6,25 6,25 6,50 6,00 5,50 5,50 4,75 EE. UU. (Tipos Fondos Federales) 5,00 4,75 4,50 4,75 4,75 4,75 4,50 4,50 4,25 4,75 4,50 3,75 4,25 3,50 4,00 3,25 3,75 3,00 3,50 España- UEM 3,75 3,25 2,75 3,00 2,50 2,00 1,75 1,25 1,00 2,50 2,00 1,50 1,25 2,25 1,75 2,75 2,50 2,00 3,00 Nov Feb. Mar Abr. Jun. Ago. Sep. Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Nov. Dic. Mar. Jun. Nov. Mar. Jun. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Ene. Mar. May. 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 Infografía ABC Entre las razones que atribuye al comité de sabios del banco central, el articulista asegura que el dinero barato sigue siendo tan copioso ahora como cuando cuarto de punto a cuarto de punto comenzó la suave escalada de los tipos de interés, una realidad que Andrews piensa que ha desconcertado al Comité del Mercado Abierto. En junio de hace un año, los tipos de interés norteamericanos estaban a un casi horizontal 1 el nivel más bajo desde el año 1958. Mientras la balanza exterior sigue mostrando un perfil sumergido- -ampliamente deficitaria para Estados Unidos- la deuda federal no lleva visos de reducirse y los precios parecen excitados por el lebrel del barril de crudo, el diagnóstico de Greenspan y sus doctores del dinero es cualquier cosa menos alarmista: Los datos recien- tes sugieren que el ritmo sólido de crecimiento del gasto se ha frenado un poco, en parte como respuesta a los aumentos anteriores en los precios de la energía Y, posteriormente, añade que sin embargo, las condiciones del mercado laboral aparentemente siguen mejorando en forma gradual Pero la Reserva Federal no es una esfinge de párpados de arena, de ahí que recoja el pálpito de la inflación y sus peligros: Las presiones de inflación han aumentado en meses recientes y es más evidente el aumento de los precios Sin embargo, el banco de bancos estima que las subidas de precios que podrían hacer peligrar la marcha general de la economía se han limitado al terreno del combustible y de los alimentos, pero no se han propagado a otros sectores. De momento, y mientras la Casa Blanca busca a un gurú tan atildado como Greenspan para cuando a fin de año le llegue la hora del retiro, el presidente de la Reserva Federal no ve motivos para atizar la campana. La autoridad monetaria reconoce que el crecimiento económico americano se ha frenado ligeramente Presión para el BCE Ahora la presión se traslada a la mesa del Banco Central Europeo, que, previsiblemente, en su próxima reunión, a finales de mes, seguirá sin subir tipos, pese a que el diferencial con Estados Unidos es ya de un punto. Mantener el rumbo Como en las anteriores subidas, el banco central aseguró que mantendrá el rumbo en cuanto a ajustes graduales y mesurados en el precio del dinero. En una prosa federal medida al milímetro y que no se presta al juego alambicado ni al retruécano, el comunicado agrega que la política monetaria sigue siendo acomodaticia y, combinada con un crecimiento robusto de la productividad, proporciona sustento a la actividad económica En el análisis previo que publicaba la víspera en las páginas de negocios del New York Times Edmund L. Andrews señalaba desde su arranque que a pesar de la ralentización cada vez más innegable de la economía, la Reserva Federal no acudirá al rescate Comienzan las cábalas sobre la sucesión del gurú Alan Greenspan ABC WASHINGTON. Alan Greenspan, de 79 años, se sentó ayer junto a Ben Bernanke, el economista que lidera el pelotón para reemplazarlo, en la reunión del Comité del Mercado Abierto del banco central estadounidense. Por ahora, los analistas neoyorquinos dan ventaja en las encuestas a Bernanke, de 51 años, uno de los gobernadores de la Reserva Federal. El presidente Bush lo propuso en abril para presidir el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca (CEA según sus siglas en inglés) un cargo que re- quiere confirmación del Senado. Algunos analistas ven ese trabajo como una prueba de rodaje para constatar sus facultades para el otro puesto y su lealtad a Bush. Los otros dos nombres más mencionados para reemplazar a Greenspan también dirigieron el CEA. Uno es Martin Feldstein, un profesor de la Universidad de Harvard de 65 años que asesoró al presidente Reagan y se opuso a los déficit fiscales de aquella época, aunque ha apoyado los recortes de impuestos de Bush, que en parte son responsables del actual déficit presupuestario récord. Uno de los principales impulsores de esas bajadas de impuestos fue el otro nombre en el sombrero, Glenn Hubbard, de 46 años, decano de la Facultad de Negocios de la Universidad de Columbia, quien encabezó el CEA de 2001 a 2003, informa Efe. La futura vacante en la Fed le otorga al presidente un privilegio comparable al de designar miembros del Tribunal Supremo, lo que también hará en este mandato. La sustitución de Greenspan es una oportunidad de poner en ese puesto de gran influencia a alguien de su confianza que promueva su línea ideológica. No obstante, Bush tampoco puede poner en peligro la credibilidad del banco central, que depende de su independencia, porque una mala decisión podría provocar la caída de los mercados.