Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 5 2005 45 Las personas solitarias son más propensas a sufrir un paro cardiaco, según un estudio realizado en EE. UU. Información contra el miedo y la desprotección La Asociación de Inmigrantes de Países del Este (AIPE) es una de las organizaciones que espera con impaciencia la llegada de la nueva campaña contra el sida. El material ofrecerá una información que muchos de los inmigrantes nunca han recibido en sus países de origen. Angela Placsintar, rumana y presidenta de AIPE, aplaude la iniciativa, aunque advierte que ahora es muy importante dónde se distribuirá el material para que llegue a quien más lo necesita y a zonas donde no llega la información oficial, porque si no, no servirá de nada El material educativo que distribuirá Sanidad ayudará a protegerse del sida, pero también a perder el miedo a una enfermedad estigmatizada. Al hablar de sida pensamos en prostitución y drogas. Sin embargo, conozco compatriotas que están cuidando enfermos españoles y están muy asustados cuando descubren que están con un paciente que tiene sida Una familia de Sudán espera poder entrar en el campo de refugiados de Bredjing, en Chad, afectado por la malaria REUTERS La OMS defiende su política contra la malaria pese al millón de muertes anual Los fondos económicos disponibles solo cubren el 20 de las necesidades b La agencia contesta a las críti- La campaña de Sanidad se adapta ahora a una población que no tiene un único idioma. Preguntas como ¿qué es el sida? ¿cómo se transmite el VIH? ¿qué tienes que hacer para no infectarte? o ¿por qué es bueno hacerse la prueba del VIH? tendrán respuesta en español, euskera, catalán y gallego, y también en inglés, francés, portugués, ruso, polaco, rumano, árabe y chino. El mensaje es el mismo en los doce idiomas, aunque los textos no son meras traducciones. Los mensajes se han adaptado a las distintas culturas y sensibilidades. Por ejemplo, la información destinada a la población china evita hacer recomendaciones directas. En lugar del mensaje: Hazte la prueba del sida aparecerá otro menos agresivo en el que se informa sobre la importancia de realizarse el test si ha tenido prácticas de riesgo. Los traductores y mediadores culturales también han variado las formas en las que se recomienda el uso del preservativo en los folletos en árabe. Con matices, el objetivo es el mismo: insistir en la necesidad de mantener relaciones sexuales protegidas, mejorar la detección precoz y evitar la transmisión de una epidemia que en España causa entre 2.000 y 4.000 nuevas infecciones al año. El Ministerio de Sanidad ya ha remitido a las distintas Comunidades Autónomas el material de la campaña. Será cada Autonomía la que decida dónde y cómo distribuye los folletos. Los ayuntamientos, centros de salud y asociaciones de inmigrantes serán probablemente los lugares donde se exhiba la nueva campaña. Geografía de la enfermedad Los países afectados por la malaria son 82, con una población total de 3.200 millones de personas. En 42 es endémica y 23 de ellos están en África. La mortalidad se concentra en un 89 en el África subsahariana, cerca de un 1 en Iberoamérica y un 10 en Oriente Medio, Asia y Oceanía. Entre 350 y 500 millones de personas enferman anualmente. Su forma más mortal es el paludismo falciparum. Una sola picadura de mosquito puede bastar para provocar la muerte. Un niño muy pequeño, cuyo organismo no puede defenderse eficazmente, puede morir el mismo día. Debilitados por la enfermedad, muchos niños fallecen también por diarreas o infecciones respiratorias. Nueve de cada diez víctimas de la malaria son menores de 5 años. en cinco países africanos; Malawi, Eritrea, Tanzania, Togo y Mali. La OMS prefiere esperar hasta dentro de tres años para medir los efectos de las medidas. cas de la revista médica The Lancet que denunció la imposibilidad de lograr el objetivo de reducir la mortalidad a la mitad en 2010 G. ZANZA MADRID. Naciones Unidas, a través de dos de sus agencias, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo para la Infancia (Unicef) hizo público ayer un documento en el que defiende la existencia de avances en la lucha contra la malaria. Esta enfermedad provoca la muerte de un millón de personas al año, aunque otras fuentes elevan la cifra a tres millones. Estas se localizan, principalmente, en el África subsahariana, y de cada diez víctimas nueve son menores de cinco años, lo que arroja una tasa de mortalidad infantil en esos países tres veces superior a la del VIH sida. La organización contestaba así a las críticas expresadas por la prestigiosa revista médica The Lancet y diversas organizaciones, como Médicos sin Fronteras, que la acusaban de ser incapaz de cumplir con el objetivo suscrito en 2000 con 53 dirigentes africanos (Declaración de Abuja) para reducir a la mitad las muertes provocadas por la malaria en el horizonte de 2010. En el documento, Unicef asegura que es demasiado pronto para determinar si el peso global de la malaria aumentó o se redujo desde 2000 con la iniciativa Roll Back Malaria y destaca los avances logrados donde los fallecimientos de niños menores de cinco años han disminuido un 20 Uno de los problemas más acuciantes para la OMS es la escasa producción de mosquiteras, pese a que su distribución se ha multiplicado por diez en los últimos tres años, y de artemisina, la planta de la que se obtiene uno de los medicamentos más efectivos contra la enfermedad. Durante 2004 se produjeron 24 toneladas de artemisina, cuando las necesidades exigían más de cien. Ahora, los fabricantes, que se nutren de esta planta de origen chino, se han comprometido a producir anualmente entre 150 y 180 millones de fármacos de artemisina, una de las terapias más efectivas en aquellos países donde los tratamientos con cloroquina ya no son efectivos. La OMS espera poder hacer frente a la demanda de antipalúdicos elaborados con artemisina a finales de este año. Enferman hasta 500 millones El informe indica que en 2003 entre 350 y 500 millones de personas contrajeron la malaria, el 89 de ellas en África. Uno de los obstáculos a los que también hacen referencia la OMS y Unicef es la falta de fondos económicos. Naciones Unidas calcula que necesita 2.600 millones de euros anuales para combatir la enfermedad en los 82 países más afectados. Durante 2004 solo pudo conseguir 500 millones, aunque el Banco Mundial ha anunciado una aportación suplementaria de entre 415 y 830 millones durante los cinco próximos años. Descenso de la mortalidad Los avances se refieren, principalmente, a la intensificación de la distribución de mosquiteras rociadas de insecticidas y repelentes, o a reducciones significativas de la mortalidad en estados como Eritrea, donde las muertes han retrocedido un 63 entre 1999 y 2003, al igual que en Mali,