Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 5 2005 Madrid 39 La Policía identifica al presunto asesino del menor de Villaverde C. H. Agentes de la Policía Nacional buscan al autor material de las puñaladas que acabaron con la vida del menor de 17 años; Manuel G. C. la tarde del lunes en Villaverde. Las declaraciones de los testigos del asesinato de Manu, como era conocido por sus familiares y amigos, dieron 24 horas después sus frutos. Así, se ha comprobado que el presunto autor de las lesiones es un joven mayor de edad y de origen dominicano residente en la zona de Usera- Villaverde, según fuentes policiales. Además, tanto el fugitivo, que, al cierre de esta El ecuatoriano asesinado el 30 abril en una riña, un ejemplo de la violencia juvenil habitual modus operandi en España. Lo que sucede es que, a veces, las riñas se les van de las manos Así ocurrió el 14 de noviembre pasado, cuando un joven ecuatoriano, de 20 años, integrante de los latin kings pereció acuchillado a manos de los ñetas enemigos acérrimos. Ya habían tenido altercados previos y los segundos se cobraron la ofensa de la peor manera. Hasta hoy se le imputan tres homicidios: dos en Barcelona y uno en Madrid. La pugna territorial que mantienen, aliñada por la ingesta de alcohol y de otras sustancias estupefacientes, y el hecho de ir en grupo son los desencade- EFE edición, aún no había sido localizado, como su grupo de amigos, frecuentaban las inmediaciones de la colonia Oroquieta, donde se produjo el brutal homicidio. Algunas fuentes apuntaban ayer a la posibilidad de que el grupo agresor hubiese tenido recientemente un enfrentamiento verbal con la víctima en un salón de juegos. Como ya informó ABC, Manu recibió dos cuchilladas, una de las cuales le afectó el corazón, por lo que falleció prácticamente en el acto. Los dos atacantes, provistos de palos y bates de béisbol, fueron a apalear a la víctima y a su grupo de amigos. La riña se desató, según explicaron testigos presenciales, por el uso de una fuente por parte de Manu y su pandilla. Así, cuando se acercaron a ella para llenar unos globos de agua, se produjo la trifulca. No se sabe qué sucedió para que estos chavales comenzaran a discutir con un grupo de centroamericanos. Uno de ellos amenazó a Manu con llamar a los mayores Poco después, cuando estaban ya en otra zona, sentados en un banco, llegaron dos dominicanos y uno de ellos acuchilló a la víctima, que era hijo único. Sus padres estaban de puente. nantes de que los altercados que provocan terminen, en ocasiones, en auténticas batallas campales Pugna territorial y drogas Buena parte de los miembros de estas bandas consumen drogas y destacan con su extrema juventud. El 60 por ciento es menor de edad, y el abanico se sitúa entre los 14 y los 23 años. Se mueven en el entorno de centros educativos, parques, zonas de ocio y deportivas. Latin Ñetas y Maras se nutren de menores para engrosar sus filas, y para pertenecer a alguna de ellas- -agrupadas por nacionalidades- -los Los homicidios son hechos aislados y no forman parte de su modus operandi dice un mando policial Cometen en torno al 5 por ciento de los delitos que se registran los fines de semana: reyertas y agresiones aspirantes tienen que someterse a un rito iniciático o pagar un tributo. Es un sistema muy rígido, de corte mafioso y de obediencia ciega al rey de reyes o líder donde el adepto debe ganarse la confianza para ser protegido por él añade el comisario. Coronación y cacerías De ahí que sean sometidos a duras pruebas para demostrar su fortaleza. Entre ellas se encuentra cometer un pequeño delito como sirla o hurto y recibir una paliza o media docena de patadas, para demostrar, además, que jamás delatarán a sus hermanitos como se denominan entre ellos en su argot El sentido de pertenencia a la banda les da seguridad. Les mueve la lucha territorial y la venganza hacia las bandas rivales. Las peleas se producen como respuesta a una agresión anterior por parte de la banda contraria o cuando están juntos miembros de ambos grupos porque sus códigos de actuación les exigen la obligación de enfrentarse al enemigo Si fallan, les golpean, y lo mismo sucede si desean salir y abandonar la pandilla: coacciones, amenazas y lesiones son las consecuencias de sus intentos. En ocasiones se producen cacerías ataques a personas ajenas a las banda con las que no media ninguna cuenta pendiente. Así ocurrió en Barcelona, cuando resultó apuñalado un menor venezolano en Semana Santa. Absentismo escolar, desarraigo, desestructuración familiar y falta de integración social son el caldo de cultivo de este tipo de adeptos. Suelen llevar armas blancas y cutters Son un subproducto de la inmigración que reproduce el modelo existente en sus lugares de origen. La solución policial debe ser la última, ya que sus acciones suponen un fracaso de la sociedad: familia, educación e instituciones añade el responsable policial. Los agentes les siguen los pasos de cerca y aseguran que todos los hechos que cometen se esclarecen. Si no se pone remedio, Madrid será Chicago El Movimiento contra la Intolerancia reclamó ayer al Gobierno central un plan integral contra la violencia que incida en la prevención de conflictos y en la integración de inmigrantes, junto a una mayor sanción en el uso de armas prohibidas, y la modificación de la Ley del Menor para que aumente las penas en los delitos violentos. Así lo indicó su presidente, Esteban Ibarra, alarmado por los dos últimos crímenes registrados en Madrid en el Puente de Mayo, un claro exponente de la gravedad de la violencia juvenil que crece sin freno en los últimos cinco años, al margen de la existencia de grupos más o menos organizados Indicó que, si las autoridades no lo remedian, Madrid se convertirá en Nueva York o Chicago Atribuyó las causas al ocio descontrolado y al tribalismo. El defensor del Menor, Pedro Núñez Morgades, subrayó que uno de cada cuatro menores condenados reincide con delitos más graves. Familiares de la víctima, rotos de dolor por la absurda muerte EFE