Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 4 5 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR QUÉ ES LA CONFERENCIA DE PRESIDENTES A Conferencia de Presidentes no es un órgano del Estado ni una cámara de representación territorial. No es un consejo asesor del Gobierno o las Comunidades Autónomas. No es un instrumento al servicio del Ejecutivo nacional o las Administraciones Públicas. No forma parte de la organización jurisdiccional del Estado, ni es un centro de poder ejecutivo. Tampoco es un mecanismo de coordinación entre el Gobierno y las Cortes Generales, ni LUIS IGNACIO una instituPARADA ción mediadora entre la Administración central y las autonómicas. La Conferencia de Presidentes no ha sido creada mediante ninguna ley ni tiene presupuesto. No posee potestad legislativa alguna: no puede aprobar nada, ni acordar un nuevo modelo de concertación territorial. Fue una brillante idea para destensar las relaciones entre el presidente del Gobierno y los de las Comunidades Autónomas y nada más: una reconfortante foto de Estado completada con un almuerzo de familia ofrecido por el Rey como un respaldo moral, que nadie debe interpretar como institucional. Tiene su precedente en la Conferencia de Presidentes de los länders alemanes, que es el órgano canalizador de la participación en las decisiones federales en el Bundesrat. Pero España no es un Estado federal. Así que la idea de Zapatero de llevar a esa Conferencia la reforma del modelo de financiación autonómica ha despertado, como no podía ser menos, las críticas de los partidos de la oposición e incluso el rechazo de Maragall, ERC y CiU. Dice la vicepresidenta Fernández de la Vega que es de sentido común que el nuevo modelo de financiación de Cataluña debe negociarse en la Conferencia de presidentes autonómicos y que deberá aprobarse con el resto de autonomías. Se equivoca. En esa Conferencia se podrá negociar lo que se quiera, pero lo que se acuerde no puede aprobarse con el resto de las Autonomías deberá aprobarse en el Congreso y en el Senado, poderes del Estado que ejercen la soberanía nacional emanada del pueblo español. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a las mismas. Carta al presidente del Gobierno Después de un año al frente del Gobierno de España, estaríamos muy agradecidos si nos brindara la oportunidad de entrevistarnos con usted para hacerle llegar nuestra visión de la actual situación del País Vasco y de las actividades que vamos a emprender para afrontarla. Como sabe, venimos solicitando sin éxito una entrevista desde octubre de 2003, siendo usted entonces jefe de la oposición. Los miembros del Foro Ermua, entre los que se cuentan personas de todas las adscripciones ideológicas constitucionalistas, estén o no afiliadas a partidos políticos, consideramos que la actual situación en nuestra tierra es extraordinariamente delicada. Desearíamos trasladarle nuestra opinión en una serie de cuestiones de capital relevancia, que le resumimos: Sincero agradecimiento al Gobierno y a las Fuerzas y los Cuerpos de Seguridad del Estado por la continuada eficacia y determinación en la desarticulación de comandos de ETA durante estos doce meses, así como por el sostenimiento de una política penitenciaria que se ha mostrado eficaz para combatir el terrorismo. Felicitación al Gobierno por mantener la estrecha colaboración con las fuerzas policiales y la Justicia de Francia. Reiterar la idea de que, cualquiera que sea el escenario o el proyecto político que pueda tener lugar en Euskadi, el Gobierno debe perseverar en la acción policial contra ETA y sus organizaciones, tal como hizo el Gobierno que le precedió durante la tregua de ETA en 1998 y 1999. Estos años pasados han demostrado cuál es el único camino para que ETA sea derrotada. Subrayar la experiencia sobre los efectos contraproducentes para la lucha antiterrorista y para la seguridad de los españoles que invariablemente han tenido los anteriores procesos de negociación con ETA. Esto, incluso cuando se han declarado treguas que, en la práctica, han servido sólo para que la banda terrorista se rearmase y pudiera recuperar su aliento político. El precio en térmi- L Aviso a los lectores: promoción Cristalería de Bohemia de Gala y ABC Como consecuencia de la fuerte demanda de la Cristalería de Bohemia, y para mejorar el abastecimiento de las distintas piezas, nos vemos obligados a modificar el calendario de entregas. Hoy, miércoles, y mañana, jueves, no habrá entregas. Estas dos piezas se distribuirán los próximos lunes y martes, días 9 y 10 de mayo, respectivamente, y ajustándose el resto de entregas al calendario de la página 52 mado ahora. Pero como en el atasco da tiempo para reflexionar, el vello se te pone como escarpias: ¡si pudieran, sí conducirían mi coche! ¡No! Ése es su programa político: conducir por mí, pensar por mí, elegir los valores por mí, educar a mis hijos por mí, decidir el final de mi vida sin mí... ¡No! Quiero ser persona, ciudadano libre, no quiero ser siervo, esclavo o robot de nadie. Me gustaba más el eslogan: Estamos trabajando para usted, perdone las molestias Pablo Soler Vitoria. Madrid. Matrimonio Después de leer la carta, publicada ayer, del concejal del PP de Pozoblanco, me queda clarísimo que desprecia todo género de racismos y de opresiones. Ya somos dos. Lo que no acaba de comprender es que los que nos oponemos al matrimonio homosexual no es que seamos unos racistas intransigentes que odiamos a los homosexuales, simplemente pensamos que elevar el matrimonio homosexual al mismo nivel que el heterosexual es una aberración. Son cosas distintas. A ver si me explico: usted y yo somos iguales; sin embargo, y a modo de ejemplo, usted tendrá el carné de conducir, y eso le otorga un derecho, el cual yo todavía no tengo. Usted tiene ese derecho porque ha cumplido una serie de requisitos, pero es que además goza del privilegio de poder conducir a cambio de seguir una serie de normas. Pues, si un hombre y una mujer se casan, reciben unos privilegios. Sin embargo, tienen que cumplir una serie de obligaciones, como cuidar a sus hijos. Si no lo hacen, el Estado pondrá en marcha una serie de mecanismos para sancionarles. Las parejas que deciden casarse tienen unos privilegios porque cumplen una función social: hacer perdurar la especie y educarla. Ahora resulta que personas que no tienen esas obligaciones (no porque nadie se lo prohíba, sino porque la naturaleza, le guste o no, nos ha hecho así) gozan de los mismos privilegios. Muy justo no parece. Entiendo que lo que está de moda no es ser justo, sino moderno. Raimundo Ramis García. Valencia. nos de vidas humanas y de prolongación por años de la existencia de ETA, de intentar aprovechar una oportunidad por tenue que sea de buscar el atajo que no existe, resulta totalmente rechazable. No obstante lo anterior, si en algún momento se decide a tomar contacto con los terroristas, lo único que el Gobierno puede tratar con ETA son las circunstancias de su rendición. Nada más. Expresarle nuestro radical desacuerdo con la decisión tomada de no solicitar al TS la ilegalización del nuevo brazo político de ETA, el EHAK- PCTV. A pesar de no ser ya posible evitar la presencia en la Cámara de Vitoria de estos nueve intermediarios políticos de ETA, queremos realmente que su Gobierno arbitre con urgencia las medidas necesarias para ilegalizar al PCTV. Pedirle con verdadero interés que su partido, el PSOE, así como el PSE- EE, trabaje por la alternancia política en el País Vasco, lo que requie- re que, en cuanto sea posible, el PNV y EA sean desplazados del Gobierno autonómico. La estrategia que proponemos requiere la colaboración leal con el PP, como única posibilidad de ser alternativa, como así se lo reiteramos a los miembros de este partido desde el Foro Ermua. Mikel Buesa, vicepresidente del Foro Ermua. ¿Personas o siervos? Cuando, cautivo uno de un atasco de varias horas, aparece persistente el eslogan no podemos conducir por ti en un primer momento uno siente un alivio: menos mal que no puede conducir mi coche alguien tan peligroso e incompetente como quien, pudiendo y debiendo hacer amplias, seguras y suficientes vías de comunicación, las hace estrechas, peligrosas y escasas; quien no tomó medidas con la nieve, derivando la responsabilidad en los ciudadanos, y tampoco las ha to-