Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 5 2005 Opinión 5 ESCENAS POLÍTICAS RAP DE LA SEQUÍA L COPLAS NO SEXISTAS NI RACISTAS XISTE la Inquisición. El Santo Oficio de lo Políticamente Correcto. La Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe Progre. Este Santo Oficio tiene su Indice de Libros Prohibidos. Para que se hable de un libro en los suplementos literarios de la pomada ha de tener el nihil obstat del Santo Oficio de la Mangoleta Cultural. Para que una obra sea impresa en las editoriales del polanquerío, el imprimatur del ordinario del lugar. Y, por el contrario, todos los autores y obras que no gozan de este nihil obstat ni obtuvieron ese imprimatur merecen la reprobación de estar incluidos en el Indice. El Index Librorum Prohibitorum existe. Lo manejan, paradójicamente, los que sin creer en Dios y muchos menos en la Iglesia acusan de Gran Inquisidor a Benedicto XVI. En ese Indice, por ejemplo, están incluidas todas las recientes obras de Pío Moa sobre la guerra civil, y las de ANTONIO otros autores sobre la II República. BURGOS Ni te cuento del reciente libro en que Otero Novas, al modo de Fray Bartolomé de las Casas, hace la Brevísima relación de la destruición de España Anatema sit quien compre esos libros, quien los lea, quien los comente o incluya en la lista de los más vendidos. Los más vendidos, en puridad, no son esos libros: los más vendidos son los críticos que los silencian, los manijeros de los suplementos culturales que los ignoran. Hay autores enteros en el Indice. Autores que han dejado de existir. En las Vascongadas han dejado de existir dos autores de la tierra: Unamuno y Baroja. ¿Cosas de los vascos? No. También en Madrid dejó de existir hace muchos años Agustín de Foxá. Y en la Andalucía de Chaves no existen ni Pemán ni más Quinteros que el singular Jesús. La censura de la Inquisición vigila y quieren meter en el Indice hasta las canciones políticamente incorrectas. Las Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género quieren anatematizar la can- E ción con que España concurrirá al festival de Eurovisión, Brujería de Alfredo Pianebianco, cantada por tres copias ecijanas de la egabrense de Carmen Calvo llamadas Son de Sol Dicen que la canción atenta contra la dignidad de la mujer y alaba el comportamiento dominado y subordinado cuando afirma: Tú me dominas con sólo mirarme, y no hacen falta cuerdas para atarme Ojú, cuando las feministas se pongan a escuchar a Rafael de León... Pedirán que sea prohibido entero, de patitas al infierno Quintero, León y Quiroga. Anatema sit Dime que me quieres por comportamiento dominado y subordinado: Si tú me pidieras que al fuego me echase igual que madera me consumiría, que yo soy tu esclava y tú el absoluto señor de mi cuerpo, mi sangre y mi vida Condenación eterna para La Lirio por lesa dignidad femenina: Un hombre vino de Cuba y a La Bizcocha ha pagao cincuenta moneas de oro por aquel lirio morao Prohibición absoluta de Yo no me quiero enterar por apología de la sumisión ante el varón: Que no me quiero enterar del hierro que estoy cautiva, no ves que lo sé de más y estoy más muerta que viva Ni La Salvaora se va a salvar: Quien te puso Salvaora qué poco te conocía, el que de ti se enamora se pierde pá toa la vía Nada digo de la fama de alcohólica de La Parrala Que sí, que sí, que sí que a La Parrala le gusta el vino ¿Y lo lejos que llega el comportamiento dominado y sumiso en La otra Es una indignidad que una mujer reconozca: Yo soy la otra, la otra, y a nada tengo derecho, porque no tengo un anillo con una fecha por dentro Y la sublimación de la sumisión: Con tal que vivas tranquilo, qué importa que yo me muera. te quiero siendo la otra, como la que más te quiera No quiero ni pensar cuando le llegue el turno de la lectura no sexista ni racista a García Lorca. De momento el Romancero gitano lo transformarán en Romancero de etnia gitana y aquí nadie se llevará al río a nadie creyendo que era nada de nada. A sequía, la sequía, como siempre, la sequía, la pertinaz sequía, no llueve ni en Valencia ni en Almería y ya están secas Murcia y Andalucía. Que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva, mucha agua el Ebro lleva y Maragall con whisky que se la beba. La pertinaz sequía era cosa de Franco, y ahora será cosa de Jesús Polanco, de Pepiño Blanco y de Juan Barranco. Jesús del Gran Poder que tanto subes, llena el cielo de España con las nubes, caiga un diluvio de aguas y haz un pingüe negocio con los paraguas. Ángeles se hagan pis, y la noticia vendes en El País Con Pepiño, quees gallego, el agua necesita poco ruego. Y será una bonita paradoja si Blanco en el Gobierno no se moja. Al resguardo lo tiene Zapatero por si lo encoge más el aguacero. Ya se sabe que JAIME en Galicia llueve que es CAMPMANY una delicia, pues Dios ayuda, y Santiago, milagrero santo mago, lacón con grelos y trago, y además escaso pago, que allí no mucho se paga. Tal vez el Apóstol haga que de nuevo salga Fraga. Recuerdo a aquel Barranco esperpenticio, que quiso ser alcalde casi de oficio, y el Viejo Profesor, coñón de vicio, le llamaba Juanito Precipicio. Todos ellos, más la rubia, debieran traer la lluvia. Dice don Raúl del Pozo (leerle siempre es un gozo) que hay que sacar rogativas, vírgenes caritativas, algún Jesús Nazareno que traiga el rayo y el trueno, y santos en procesión que invoquen el chaparrón, que perdonen al Gobierno la condena en el Infierno, aunque es mucho lo que peca, y rieguen la España seca, ya mire a Roma o La Meca, o que el muñeco salga muñeca. Son pecados veniales, naturales, de los tiempos actuales. Mas la sequía, yo digo, no debe ser un castigo. Con la sed y los ardores, pagaremos los justos por pecadores. Si esta sequía avanza más adelante, tendremos que buscar agua bastante, y quizá Zapatero, tan gobernante, nos lo resuelva todo con su talante. Si se pide la lluvia educadamente, tal vez se abran las nubes muy de repente. Si se pide la lluvia con sus modales, tal vez caigan diluvios universales. Distribúyase el agua por esta zona, ya ven que la Narbona, qué ministra tan cabrona, si me perdonan la frase, acabó apenas vino con el Trasvase. Para hacer los trabajos que eran primeros, Europa ya nos daba muchos dineros. La ministra Cristina fue tan mezquina que sin pensar dos veces cegó la mina. Y a Valencia y a Murcia llevó la ruina. Qué ministerial desgracia nos trajo la democracia, la democracia del tripartito, de esos que el bien del pueblo no importa un pito. Quisiera acabar el rap dando al conseller en cap un cariñoso recuerdo, escrito con el pie izquierdo. Y otro para Maragall, escrito con un margual. Al Iglesias, Marcelino, escrito con un pepino. Y a Carod- Rovira, oh, caro Carod- Rovira, parece mentira lo que la república estira, y es cosa que mucho admira que llegue a republicano un político tan vano que se finge catalán sin pasar de perillán. El recuerdo a Rubalcaba lo firmaré con el haba. Y a Rodríguez Zapatero, volcando todo el tintero, con saludos del ropero, que se ha quitado el sombrero pues ya le ha visto el plumero.