Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Deportes FÓRMULA 1 EL DOMINGO, EL GRAN PREMIO DE ESPAÑA MARTES 3 5 2005 ABC Tres victorias en las primeras cuatro carreras aseguran el título Las estadísticas aúpan a Fernando Alonso en su camino como sucesor de Schumacher PEDRO FERMÍN FLORES BARCELONA. Las estadísticas empiezan a tener signo favorable para Fernando Alonso en su afanosa lucha por conseguir el cetro mundial de la Fórmula 1, que ahora luce Michael Schumacher. Y es que desde 1991 todos los pilotos líderes del Mundial después de cuatro carreras y que habían ganado al menos tres, los triunfos que lleva el asturiano, han terminado el año como inquilinos del cajón más alto del podio del campeonato. Un dato que augura el éxito final del español. Y es que la mayoría de los campeones han dominado nítidamente las pruebas iniciales de cada temporada salvo en los años 1993 y 2003, en los que Prost y Schumacher fueron, respectivamente, números uno mundiales sin ir primeros en la general una vez disputadas las cuatro primeras carreras. El primero en marcar este hito en las estadísticas del Mundial fue el brasileño Ayrton Senna en la temporada 1991, cuando al volante de su McLaren Honda alcanzó el triunfo en los Grandes Premios de Estados Unidos (Phoenix) Brasil (Interlagos) San Marino (Ímola) y Mónaco, en los que, además, también logró las cuatro poles En 1992 el turno fue para el británico Nigel Mansell, con sus victorias en los Grandes Premios de Suráfrica (Kyalami) México, Brasil y España (Montmeló) en los que con su Williams Renault también marcó las poles correspondientes. Los números de Alonso y Schumi frente a frente Michael Fernando Schumacher Alonso son los podios de Schumi con Ferrari hasta el momento, aunque en total el piloto germano ha conseguido 138, divididos en 83 victorias, 37 segundos puestos y 18 terceros 2 Pacífico (Adelaida) San Marino y Mónaco. En aquella ocasión el germano solo marcó la pole en las calles del Principado, ya que los tres primeros Grandes Premios tuvieron al malogrado Ayrton Senna como dominador absoluto. Fue año del desgraciado accidente que le costó la vida en Ímola. Schumacher repitió estadística en la temporada siguiente y con el mismo equipo en los escenarios de Brasil, Argentina, San Marino y España. Damon Hill hizo lo propio en 1996, cuando estaba en el equipo Williams Renault junto con el canadiense Jacques Villeneuve, que tuvo también su oportunidad de mantener la estadística en la siguiente temporada (1997) con poles y triunfos en las cuatro primeras carreras del año. 100 1 3 es el número de podios de Fernando Alonso todos conseguidos con Renault entre el año 2003 y el actual campeonato. Se distribuyen con 4 victorias, 2 segundos y 6 terceros puestos es la cifra de puntos que Alonso tiene respecto al año pasado a esta misma altura del campeonato. En el 2004, antes del Gran Premio de España, era quinto en el Mundial con 16 puntos y estaba a 24 del liderazgo de Schumacher triunfos consecutivos lleva el español este año después de disputarse las cuatro primeros Grandes Premios. Es la primera vez que Alonso coloca un hat trick en su casillero Infografía ABC 12 -30 0 es el número de puntos que el kaiser lleva de menos respecto a la temporada 2004, en la que había marcado el pleno en las cuatro pruebas disputadas con 40 puntos de 40 posibles, además de tener 16 de ventaja sobre el segundo clasificado, que era su escudero Barrichello victorias este año. La última vez que le pasó algo similar fue en 1997, cuando posteriormente fue descalificado del Mundial por un incidente con Villeneuve en el circuito de Jerez con motivo de la última prueba, que le dio el título al canadiense +20 3 Dos seguidas de Hakkinen En 1998 llegó el turno del finlandés Mika Hakkinen, que con un McLaren venció en las tres primeras pruebas de la temporada. No contento con ello, repitió hazaña al año siguiente con un hat trick de poles y victorias. A partir del año 2000, en las estadísticas de la Fórmula 1 solo tiene cabida un nombre: Michael Schumacher, que ha roto con Ferrari barreras y récords. En esa temporada Schumi solo ganó dos de las cuatro primeras carreras, la segunda del año, en Brasil, y la tercera, en San Marino, mientras que la primera en Australia fue para Hakkinen y la cuarta, en Inglaterra, para Coulthard. En 2001 Schumi sacó el rodillo de entrada con pole y victoria en las tres primeras pruebas. Un año más tarde venció en las cuatro iniciales. Peor lo tuvo Schumacher en el arranque de la campaña 2003, cuando después de imponerse en Australia vio ganar a Raikkonen en Malasia y a Fisichella en Brasil. Tuvo que esperar a San Marino para dominar el Mundial. El año pasado el piloto alemán no quiso sorpresas y se marcó un póquer de triunfos en las cuatro primeras carreras, para sumar al final del año su séptimo título mundial. En un año, cincuenta puntos de ventaja para Alonso P. F. F. BARCELONA. Mucho ha cambiado el Mundial de Fórmula 1 en apenas un año: cincuenta puntos separan a Alonso y Schumacher, los 30 menos que luce el alemán esta campaña y los 20 más del español con respecto a 2004, temporada que tuvo como dominador absoluto al germano, que llegó al Gran Premio de España a bordo de su Ferrari con cuatro victorias consecutivas. Tampoco era mala, aunque evidentemente mucho peor, la situación de Fernando Alonso, que entró en Montmeló como quinto clasificado del Mundial, con 16 puntos (24 menos que Schumacher) después de haber sido tercero en Australia, séptimo en Malasia, sexto en Bahreim y cuarto en San Marino. Este año las cosas son distintas y es el asturiano el que llega a cita catalana Empieza la era Schumi Al año siguiente la gesta tuvo como protagonista a otro de los grandes de la Fórmula 1, el francés Alain Prost, que con su Williams Renault sumó dos triunfos en la primera y cuarta pruebas del año (Suráfrica y San Marino) mientras que en Brasil y Europa (Donington) su máximo rival, Ayrton Senna, era el que subía a lo más alto del podio. En 1994 nace la era Schumacher. El alemán ganó con Benetton en Brasil, Montmeló, una pista clave para alzarse con el título mundial Los siete pilotos que han ganado en Montmeló han sido campeones del mundo. Y solo en cuatro ocasiones el primero en la línea de llegada del Gran Premio de España no ha conquistado el Mundial esa misma temporada. El rey indiscutible del Circuito de Cataluña es Michael Schumacher, que acumula seis victorias en su palmarés: 1995, 1996, 2001, 2002, 2003 y 2004. Le sigue el finlandés Mika Hakkinen, con tres triunfos consecutivos entre 1998 y 2000. El británico Nigel Mansell saboreó el triunfo en las dos primeras citas en Montmeló: 1991 y 1992, mientras que las tres restantes se las reparten Alain Prost (1993) Damon Hill (1994) y Jacques Villeneuve (1997) Los que no ganaron el título mundial el mismo año en que sí vencieron en Barcelona son: Nigel Mansell, superado en el cómputo final del año 1991 por Ayrton Senna; Damon Hill, derrotado por Michael Schumacher en 1994, y que le devolvió la pelota al gran Schumi dos años después, y Mika Hakkinen, que sucumbió ante el campeonísimo alemán en la temporada 2000. como líder del Mundial, con el germano lejos de las posiciones que ha ocupado en temporadas anteriores: Alonso tiene 36 por solo 10 de su rival. A la hora de comparar el palmarés de ambos pilotos en el Gran Premio de España el balance es positivo para Michael, aunque hay que considerar que lleva catorce participaciones por solo tres del español. Schumi ha ganado en seis ocasiones, la última el año pasado saliendo desde la pole mientras que sus otras ocho presencias en Montmeló se saldaron con dos segundos puestos, tres terceros, un cuarto, un quinto y un sexto, su peor resultado. Las victorias de Schumi se dividen en dos fases: la primera abarca sus triunfos del 95, con Benetton Renault, y el 96, con Ferrari. Luego, cuatro temporadas de sequía antes de que se produjeran cuatro éxitos consecutivos, desde 2001 hasta 2004, siempre en las filas de Ferrari. El historial de Fernando Alonso y Montmeló comienza con un decimotercer lugar, a dos vueltas de Schumacher, en su debut con Minardi en el año 2001. Luego, ya a los mandos de un bólido Renault, luchó por la victoria con el campeón mundial en 2003, aunque tuvo que conformarse con una meritoria segunda posición. El año pasado Alonso acabó cuarto en Montmeló, después de ser octavo en la parrilla de salida.