Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 3 5 2005 83 Deportes Luxa, una vuelta de campeón En sus 18 partidos acumula un promedio de 2,38 puntos, frente a los 2,29 de Rijkaard, y mantiene al Real Madrid con opciones al título J. ÁVILA L. GARDE MADRID. ¡Ay, si hubiese venido antes Luxemburgo! Seguro que ahora estaríamos por delante del Barcelona Esta reflexión retumba entre las cuatro paredes del Real Madrid. En el club están convencidos de que la carga gravosa acumulada sumando las etapas de José Antonio Camacho y Mariano García Remón ha condicionado el trabajo del nuevo entrenador. Una especulación subjetiva en toda regla. Más objetivos e irrefutables son los datos. José Antonio Camacho dirigió al equipo en las tres primeras jornadas de Liga y logró una media de dos puntos por partido, repartidos entre dos triunfos- -Mallorca y Numancia- -y una derrota- -Español- Su recambio, Mariano García Remón, empeoró el promedio de su compañero y amigo. Su media fue de 1,71 puntos por encuentro en los catorce que ocupó el banquillo, distribuidos entre siete triunfos- -Osasuna, Valencia, Getafe, Málaga, Albacete, Levante y Racing- tres empates- -Betis, Villarreal y Real Sociedad- -y cuatro derrotas- -Athletic, Deportivo, Barcelona y Sevilla- Cogió al equipo en el octavo puesto y con 6 puntos y lo dejó, a falta de los seis minutos ante la Real, con 29, a 13 del Barça y en el quinto puesto. Luxemburgo cumplió ante la Real una vuelta de campeonato (18 partidos) desde que tomó las riendas del equipo en una situación atípica. Sin apenas tiempo para preparar o rectificar se topó de bruces con los seis minutos aplazados frente a los donostia- Liga de Campeones. Liverpool y Chelsea dirimen hoy en Anfield el finalista inglés que estará en Estambul Su hoja de servicios Cogió al equipo en el quinto puesto de la clasificación, a trece puntos del Barcelona. En sus dieciocho partidos ha sumado catorce triunfos, un empate (total, 43 puntos) y tres derrotas. En la Liga ha utilizado 22 jugadores de la primera plantilla y solo a dos de la cantera (Arbeloa y Palencia) firman los 2,38 puntos sumados por partido. Una nota que supera hasta el excelente trabajo de Frank Rijkaard en el Barça, que es de 2,29. Catorce triunfos- -Real Sociedad, Atlético, Zaragoza, Mallorca, Numancia, Español, Osasuna, Betis, Málaga, Albacete, Barcelona, Levante, Villarreal y Real Sociedad- tres derrotas- -Athletic, Deportivo y Getafe- -y un empate- -Valencia- Estos números han posibilitado que la Liga no se haya cerrado y que el Real Madrid acumule dieciséis jornadas consecutivas en el segundo puesto tras la estela del Barcelona. Esta regularidad supone la carrera más larga como perseguidor del conjunto blanco en toda su historia. La más duradera corresponde al Barça- -persiguiendo al Real Madrid de Fabio Capello- Durante veintiséis tardes el conjunto azulgrana intentó atrapar sin éxito al eterno rival. Fue en la temporada 96- 97, con Robson en el banquillo y Ronaldo en el campo. La trayectoria diseñada por Luxemburgo tiene unas líneas maestras: profesionalidad, trabajo y respeto. El equipo no juega bien, pero ha asimilado algunos códigos del vestuario pisoteados por el narcisismo de los galácticos Ha implantado las concentraciones, ha sondeado la predisposición de los jugadores y no le ha temblado la mano a la hora de suspender un entrenamiento, e incluso ha sentado en el banquillo a Raúl, Guti o Ronaldo. Vanderlei Luxemburgo durante un partido en el Bernabéu rras. Un cara o cruz envuelto en un clima de desesperación. Mucha gente desconocía la labor y los méritos del nuevo entrenador. Y salió cara. Logró que sus jugadores fabricasen hasta cinco IGNACIO GIL ocasiones de gol y se llevasen los tres puntos. Desde esa exitosa víspera del día de Reyes hasta hoy han transcurrido dieciocho estaciones y Luxemburgo aporta datos convincentes, que con- PERFIL LIONEL MESSI Futbolista del Barcelona El argentino, canterano de los azulgrana, se sometió a un carísimo tratamiento para crecer desde su 1,40 de altura hasta el 1,69 actual, que le permite desarrollar su gran calidad futbolística Talento más ciencia JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Dicen de Lionel Messi que a los cuatro años ya bailaba en la cancha a sus hermanos, cinco y siete años mayores que él. Un talento natural que comenzó a jugar en el Grandoli a los cinco para acabar en las divisiones inferiores del Newell s. Con los leprosos deslumbró a todos, hasta el punto de que sus técnicos decían de él que con la pelota hace cosas que están en contra de la física. Sólo Diego (por Maradona) ha sido capaz de algo así El chaval acabó en el Newell s porque el River Plate topó con problemas burocráticos. A todo esto, Messi chocó con otra dificultad mayor: no crecía. Su padre, que le llevaba de la mano a todos lados, logró que los médicos le recomendasen un tratamiento hormonal para curar su problema. Era carísimo, pues costaba 1.800 dólares cada dos meses. Como en Newell s se hacían los suecos, el progenitor consiguió que su empresa, la Fundación Acindar, se hiciese cargo de los gastos. En ese tratamiento hormonal estaba inmerso el chico cuando padre e hijo viajaron a la Ciudad Condal para hacer una prueba con el Barcelona. El chico esperaba en el banquillo la hora del test y balanceaba los pies, porque al pobre no le llegaban al suelo. Luego, salió al campo y fue una explosión. Rexach no dudó un instante en ficharle y en hacerse cargo de los gastos del tratamiento. Messi estuvo poco tiempo en los ju- veniles del Barcelona, pero fue suficiente. Las cifras de su carrera deportiva hablan por él: seis goles en seis partidos con los infantiles; 37 goles en 30 partidos con los cadetes; 21 en 14 encuentros con los juveniles; y cinco en ocho encuentros con el Barça C. Y también datos insólitos, como el hecho de que en la final de la Copa Cataluña jugase diez minutos con el pómulo fracturado, lo que no fue óbice para que marcase dos tantos. Más o menos lo que pasó el domingo ante el Albacete. Seis minutos en sustitución de Eto o y dos goles, uno de ellos anulado injustamente. Ya es de la primera plantilla y fue uno de los debuts más jóvenes de las figuras de la Liga (el 16 de octubre de 2004 ante el Español, cuando tenía 17 años y tres meses, mientras que Raúl lo hizo a los 17 años y cuatro meses y Eto o, a los 17 años y ocho meses) Tiene ficha de promesa (el sueldo y las primas del filial) con algunos incentivos y, eso sí, una cláusula de rescisión igual que la del mismísimo Ronaldinho, pues ha pasado de 80 a 150 millones de euros.