Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad MARTES 3 5 2005 ABC Educación La OCDE advierte del envejecimiento y la escasez de los profesores de matemáticas Algunos países proponen medidas radicales como mejores sueldos y préstamos sin intereses b Los redactores del informe Pisa Las claves de PISA El Programa para la evaluación internacional de alumnos (PISA) es un estudio que se realiza cada tres años. En 2003 la evaluación se centró principalmente en matemáticas, pero el informe proporciona también datos sobre comprensión lectora y ciencias. El estudio evalúa en qué medida los alumnos de 15 años han adquirido algunos de los conocimientos y habilidades que son fundamentales para la plena participación en la sociedad. En la evaluación de 2003 participaron 41 países: los 30 de la OCDE y 11 países no miembros. En total se evaluó a 276.165 alumnos de 10.104 centros escolares. En España se evaluó a 10.761 estudiantes. El aspecto de PISA que se destaca con más frecuencia es la posición relativa de los países según el rendimiento de los alumnos. Llama la atención el hecho de que España ocupa el puesto 26 de un total de 41 países España no ha obtenido buen resultado ni en matemáticas ni en ciencia ni en lectura. El nivel educativo de los alumnos españoles nos sitúa en el furgón de cola: el puesto 24 en matemáticas, el 23 en lectura y el 22 en cultura científica. Finlandia se sitúa a la cabeza en todas las materias. Le siguen Corea y Japón. Irlanda es el país con mayor progresión con alumnos por encima de la media. invitan a las autoridades educativas españolas a tener expectativas más amplias y perder el miedo a la evaluación M. ASENJO, R. BARROSO MADRID. El envejecimiento de los docentes es un problema de dimensión internacional y constituye una seria preocupación para el mundo educativo. Los datos del último estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre selección y retención de docentes, efectuado en 25 países, alerta de la escasez de profesores de matemáticas. El director de la OCDE, Barry McGaw, ha explicado que es difícil encontrarlos y que esta situación se complica debido al envejecimiento del profesorado, ya que en los próximos diez años habrá jubilaciones masivas. En efecto, los últimos informes europeos han puesto sobre la mesa una realidad: el progresivo envejecimiento del profesorado. Las cifras hablan por sí solas, y de los cerca de cinco millones de profesores de Primaria y Secundaria que existen en la Unión Europea (UE) casi la mitad tienen 40 ó más años de edad y el 20 por ciento se jubilarán en los próximos años. No en vano, en algunos países como Suecia y Alemania, el porcentaje del personal docente que deberá jubilarse en los próximos diez años alcanza la nada desdeñable cifra del 80 por ciento. Barry McGaw resaltó en la presentación de la edición castellana del Informe Pisa, celebrada en al Fundación Santillana, que la situación comienza a ser tan preocupante que algunos países están pensando en aplicar medidas radicales para paliarla. Los incentivos van desde mayores salarios para los profesores que enseñan matemáticas, algo que ya ocurre en Estados Unidos, a la concesión de créditos sin intereses para la adquisición, por ejemplo, de una vivienda. El director de Educación de la OCDE puso a Finlandia como ejemplo de valoración social, profesional y académica del profesorado y destacó que en ese país la exigencia académica para ser profesor es la misma que para acceder a los estudios de Medicina. Tal vez en este envejecimiento y escasez de profesores de Matemáticas podría encontrar parte de justificación el Una profesora enseña a sus alumnos cómo resolver un problema matemático hecho de que el 26 por ciento de los jóvenes de 15 años sean incapaces de resolver problemas matemáticos básicos de la vida corriente, según el informe Pisa de 2003. no también para que se hagan responsables de su propio aprendizaje En este sentido, los expertos insisten en la necesidad de una formación continua que permita al profesorado responder a los cambios y a las expectativas de la sociedad, y adaptarse a la variedad de grupos que ellos educan. Una cuestión sobre la que también se pronunció el secretario general de Educación, Alejandro Tiana, quien anunció que en los próximos meses se reformarán los planes de formación inicial del profesorado e insistió en la autonomía pedagógica de los centros. Tiana recordó que Pisa otorga gran importancia a un profesorado bien formado y motivado, con actitud cooperativa y de coordinación. Y en referencia a la falta de interés de los alumnos españoles por las matemáticas, señaló que en buena medida son los profesores los que tienen que motivarlos para que las vean atractivas. El secretario general de Educación comentó que en el anteproyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) hay elementos sugeridos por el informe Pisa. En este sentido, McGaw advirtió de que los resultados de este estudio indican que España debe apuntar alto, tener expectativas más amplias, lo que influirá en los programas y los profesores y, lógicamente, en la relación de estos con los alumnos. El director de Educación de la OCDE no entró a analizar las causas de la mala posición española en el informe, porque entiende que no existen datos comparativos suficientes. No obstante, y en línea con una mayor amplitud de miras, invitó a no tener miedo a la evaluación. El informe analiza esta fórmula desde diferentes aspectos y entre los referidos a los alumnos destaca que aque- Mala preparación Además, otros estudios de la OCDE hacen hincapié en el hecho de que, en general, los profesores están mal preparados para enfrentarse a los retos de una sociedad basada en las nuevas tecnologías, e insisten en la necesidad de que sean capaces de motivar a sus alumnos no sólo para que adquieran los conocimientos teóricos y las capacidades profesionales que necesitan, si- Valoración sobre padres y profesores, y pruebas con ordenador, en Pisa 2006 El próximo informe Pisa incluirá en su edición de 2006 dedicada a las ciencias una valoración sobre la implicación de los padres en las escuelas. Así lo señalaba el responsable de educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) Andreas Schleicher, quien destacó la importancia de que los padres se impliquen en la educación de sus hijos y participen en los objetivos de la escuela de forma más estrecha Una implicación que, según este experto, debe ir más allá de su participación en actividades extraescolares o de ocio. Pero los padres no serán los únicos que tendrán que pasar por el aprobado o el suspenso, el profesorado también. Schleicher afirmó que los malos resultados de España y de otros países se deben en parte a la falta de autonomía de los profesores y apostó por incrementarla, ya que es mejor decirle a la escuela cuáles son los objetivos a los que debe llegar y debe aprender en vez de darle la programación estricta sobre lo que hay que dar y cómo porque el profesor actúa como un funcionario Por ello, remarcó la importancia de motivar al profesorado. También, algunas de las pruebas que tendrán que realizar los alumnos se llevarán a cabo con ordenador. En 2009, la lectura volverá a ser protagonista del estudio.