Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 MARTES 3 5 2005 ABC Sociedad La mayoría de los europeos se opone a que los homosexuales adopten niños Holanda y Suecia son los dos únicos países de la Unión Europea que reconocen este derecho b La aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo ha reabierto el debate sobre la adopción, cuestión que despierta reparos entre la mayoría de europeos, según una encuesta de Gallup Matrimonio homosexual y adopciones en Europa Ciudadanos por países que están de acuerdo con la autorización del matrimonio homosexual 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Apoyo a la adopción por parte de parejas homosexuales PAÍS Bélgica Dinamarca Alemania Grecia España Irlanda Italia Luxemburgo Holanda Austria Portugal Finlandia Francia Suecia Reino Unido Europa 15 Bulgaria Chipre República Checa Estonia Hungría Letonia Lituania Malta Polonia Rumanía Eslovaquia Eslovenia Turquía Países adhesión UE (25) Suiza Noruega Sí 47 54 57 11 57 34 25 49 64 33 25 30 39 42 35 42 14 6 35 27 34 11 13 10 10 11 17 30 16 17 38 47 37 NO NS NC 50 45 41 87 37 61 74 50 35 58 69 65 60 50 60 55 76 84 63 65 60 81 75 86 75 85 82 66 78 76 57 51 59 3 1 2 2 6 5 2 1 2 9 6 5 1 8 5 3 10 10 2 8 6 8 13 4 16 4 1 4 6 8 4 3 5 Infografía ABC MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La reciente aprobación por parte del Congreso de los Diputados español de los matrimonios entre personas del mismo sexo situará a España entre los países más significados con los homosexuales de la Unión Europea, junto con Holanda y Bélgica. Esta novedad, sin embargo, ha reabierto el debate sobre si este tipo de parejas tienen o no derecho a la adopción, tal y como se les reconoce a los matrimonios heterosexuales. La opinión de los ciudadanos europeos, en general favorable al matrimonio homosexual, seis de cada diez según una encuesta realizada por Gallup hace unos meses, cambia cuando la pregunta está relacionada con la posibilidad de que las parejas de homosexuales adopten niños. Así, el 42 por ciento de los ciudadanos de la Unión Europea se muestra de acuerdo en autorizar la adopción de niños, frente al 55 por ciento que se declara opuesto. Al igual que en el caso de los matrimonios, el rechazo a la adopción es mucho más acusado en los ciudadanos de los países denominados de la adhesión (los diez que se unieron a la Unión Europea en mayo del año pasado) ya que la negativa puede llegar incluso hasta el 76 por ciento de los consultados. Fruto de esta realidad que revelan las encuestas, las legislaciones de los distintos países europeos han evolucionado tímidamente hacia la plena equiparación de derechos entre las parejas heterosexuales y homosexuales, pero con escasos resultados, a excepción de Holanda y Suecia, donde desde hace años tienen ese derecho reconocido. En Alemania, por ejemplo, las parejas heterosexuales que desean adoptar niños tienen que pasar un duro examen en el que deben dar cuenta, no sólo de su capacidad financiera, sino también de su salud ética y moral. Hasta el momento la legislación germana no permite la adopción a las parejas homosexuales. En Francia la situación es similar porque la ley niega la adopción a las parejas del mismo sexo, aunque los solteros en el país galo sí tienen por ley reconocido el derecho a adoptar niños, cosa que no sucede en otros países. En Gran Bretaña e Italia, al no haber Dinamarca Holanda Luxemburgo Suecia España Bélgica Noruega Suiza Alemania Francia Finlandia República Checa Austria Reino Unido Italia Irlanda Portugal Eslovenia Hungría Estonia Eslovaquia Lituania Malta Bulgaria Letonia Polonia Rumanía Grecia Turquía Chipre UNIÓN EUROPEA (15) PAÍSES DE LA ADHESIÓN (13) UNIÓN EUROPEA (25) 82 %80 %71 %70 %68 %67 %66 %65 %65 %58 %56 %50 %48 %47 %47 %46 %43 %40 %37 %35 %30 %26 %23 %20 %19 %19 %17 %16 %16 %9 %57 %23 %53 FUENTE: Encuesta realizada por Gallup España, uno de los países de la Unión Europea en los que la adopción por homosexuales recibe más apoyo un registro de parejas de hecho homosexuales, no se les reconoce ningún derecho relacionado con la adopción. Holanda, la precursora Holanda, como en tantos otros temas, fue el país precursor de la Unión Europea en aprobar los matrimonios entre personas del mismo sexo en el año 2000. Después le tocó el turno a la vecina Bélgica, aunque con la condición de que al menos uno de los miembros de la pareja homosexual tenía que ser belga o residir en el país, con la intención de que no hubiera personas que se trasladaran a ese país con el único motivo de formalizar su relación. Anteriormente a Holanda y Bélgica, las autoridades de Dinamarca son las que se habían adelantado más en cuanto a la equiparación de derechos de las personas homosexuales respecto a los matrimonios tradicionales. En el año 1985 crearon las denominadas uniones registradas que era una especie de contrato civil que firmaba la pareja homosexual en los ayuntamientos. Suecia, otro país nórdico, siguió la misma línea y en 1995 dio también el visto bueno al mismo tipo de unión que Dinamarca y ahora es el único país de la Unión Europea, junto con Holanda, que autoriza a las parejas homosexuales a adoptar niños. Países nórdicos al margen que, como se puede observar, son los más precursores en este terreno, algunos otros Estados de la Unión Europea, aunque no en el matrimonio formal, sí han avanzado poco a poco en el reconocimiento de algunos derechos a las uniones entre gays o lesbianas.