Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MARTES 3 5 2005 ABC Las inundaciones en Etiopía se cobran más de cien muertos ABC ADDIS ABEBA. Al menos 134 personas han muerto en el sureste de Etiopía, 19 de ellas devoradas por cocodrilos, por las inundaciones que se registran desde hace una semana en la región de Ogadén, en el sureste del país, informaron fuentes oficiales. Las víctimas son en su mayoría ancianos y niños dijo el portavoz del consejo regional, Ramadan Haji. El área más castigada es la zona de Gode, donde han perecido 55 personas. Las inundaciones, según las mismas fuentes, han obligado a unas 74.000 personas a abandonar sus hogares, y ahora están acampados cerca de sus lugares de origen. Los refugiados son atendidos con alimentos y ropa de abrigo por organizaciones humanitarias. La principal temporada de lluvias se registra en Etiopía desde mediados de junio a septiembre, seguida por la estación de sequías, que algunas veces, como ha ocurrido este año, es interrumpida por esporádicas, aunque muy fuertes, precipitaciones entre febrero y mayo. Creemos que hemos visto ya lo peor, pero las lluvias siguen cayendo y el número de muertos puede aumentar, advirtió una fuente ministerial. La región afectada cubre un área de 700 kilómetros al sureste de la capital. Armamento nuclear en el mundo Bielorrusia Devolvió todas sus cabezas nucleares a Rusia en 1996 Kazajstán 1.410 cabezas devueltas a Rusia en 1995 Corea del Norte Por lo menos una cabeza nuclear, quizá 6. Busca el desconcierto de los EE. UU. Ucrania 3.000 cabezas, supuestamente devueltas a Rusia India Alrededor de 30 cabezas (primer ensayo nuclear en 1976) Israel Entre 1966 y 1967 tuvo su primera cabeza. La CIA calcula hoy entre 75 y 130 cabezas nucleares Los cinco grandes Pakistán Alrededor de 15 (Primer ensayo nuclear en 1998) Irán Lo intenta pero sin éxito. Este año podría ensamblar la primera Estados Unidos 9.300 cabezas nucleares Rusia Alrededor de 9.500 Reino Unido 185 ojivas nucleares Francia 460 cabezas China 400 ojivas Suráfrica 6 cabezas supuestamente destruidas Infografía ABC Annan ve grietas inquietantes en el Tratado de No Proliferación Nuclear Aboga por garantizar el acceso a la energía atómica con fines pacíficos b Cumbre en la ONU para revisar China continúa siendo la primera cárcel del mundo para los periodistas ABC MADRID. La organización Reporteros sin Fronteras, que vela por la libertad de Prensa en el mundo, celebra sus veinte años con una jornada que tratará de recordar hoy los riesgos de esta profesión. El número de periodistas muertos en 2004 no era tan elevado desde 1995. Irak sigue siendo el país más peligroso del mundo para ellos: 19 encontraron allí la muerte en 2004, y más de quince fueron secuestrados. En Asia cayeron 16 reporteros en el mismo año y 907 periodistas fueron detenidos, 1.146 agredidos o amenazados y 622 medios de comunicación censurados. Cerca de un tercio de la población mundial vive en países en los que existe ninguna libertad de prensa. El 1 de enero de 2005, 107 profesionales de la información estaban encarcelados. China continúa siendo la mayor cárcel del mundo para los periodistas, con 26 detenidos. En Cuba, 22 profesionales de los medios de comunicación siguen esperando su libertad. un acuerdo internacional que no ha evitado la aparición de nuevas potencias atómicas y que el mundo sea hoy más vulnerable ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NACIONES UNIDAS. Los pasillos de la ONU atesoran restos turbadores de lo que fue la pesadilla atómica en Hiroshima y Nagasaki. Sunao Tsuboi, de 80 años, era un estudiante universitario en Hiroshima cuando el 6 de agosto de 1945 Estados Unidos lanzó el primer ingenio atómico sobre una población y la arrasó. Tsuboi, que se salvó, pero después de pasar todo tipo de padecimientos, incluido el cáncer, fue uno de los más de 40.000 manifestantes que el domingo pasaron ante las Naciones Unidas para exigir el desmantelamiento de todas las armas atómicas y ¡no más hiroshimas! El secretario general, Kofi Annan, inauguró la conferencia que durante cuatro semanas revisará el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) creado hace 35 años. A juicio de Annan, en los últimos cinco años el artefacto jurídico presenta grietas inquietantes, con nuevos actores nucleares por una parte y la falta de voluntad de las cinco grandes potencias atómicas reconocidas (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia: los cinco miembros permanentes del Consejo de Segu- Ausencias sospechosas El Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) firmado en 1970 en un contexto de amenaza de guerra atómica, fue prolongado de modo indefinido en 1995 con una evaluación prevista cada cinco años, como la que comenzó ayer en Nueva York. Países firmantes. El TNP fue ratificado a finales de 2002 por 188 países. Entre ellos figuran las cinco grandes potencias nucleares y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia, China y Francia. Países no firmantes. India y Pakistán, potencias nucleares recientes de facto que han llevado a cabo seis ensayos nucleares cada una, no han suscrito el acuerdo. Tampoco lo ha suscrito Israel; según los expertos dispone de más de 100 cabezas, pero nunca ha reconocido oficialmente poseer arsenal nuclear y se ha negado a firmar el Tratado. ridad) de desarmarse, no sólo de artefactos nucleares, sino de armas convencionales. Tanto Annan como el director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) el egipcio Mohamed el- Baradei, ofrecieron un panorama muy poco halagüeño de la seguridad internacional. Annan señaló que, cinco años después de la última revisión del tratado, los peligros ató- micos han vuelto a despertar y el mundo es hoy más vulnerable y no sólo por la amenaza terrorista. Aunque las armas nucleares no se han extendido a docenas de Estados y son más los países que han abandonado sus ambiciones de hacerse con armas atómicas que los que de forma subrepticia se han sumado al club de las cinco potencias el tratado y sus protocolos no han sido suficientes. Annan, que trata de mantener a la convaleciente ONU en el corazón de la diplomacia internacional, instó a los ministros de Exteriores y diplomáticos de segunda fila (como era el caso de Estados Unidos) que ayer no llenaron la Asamblea General a acometer con la mayor urgencia la reducción de ese abismo. Irán y Corea del Norte Sin citar a ningún país, ni a Corea del Norte ni a Irán (las dos bestias negras de Washington: dos de los integrantes, junto al Irak de Sadam Husein, del eje del mal para la Casa Blanca) Annan pidió por una parte reforzar un tratado del que Pyongyang se retiró en 2003 para reanudar su programa nuclear militar y por otra garantizar el acceso a la energía atómica con fines pacíficos (como pretende Teherán) Tampoco citó el secretario general a EE. UU. y Rusia, pero sí reclamó a los ex enemigos de la guerra fría que se comprometieran de forma irreversible a reducir sus arsenales atómicos.