Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 3 5 2005 Internacional 27 La soldado England, símbolo del escándalo de Abu Ghraib, se declara culpable Su defensa busca un acuerdo para reducir la pena hasta un máximo de 11 años de cárcel b El cabo Charles Graner- -ex compañero sentimental de Lynndie England y padre del hijo de ésta- -fue condenado a diez años de prisión en enero pasado ABC WASHINGTON. Lynndie England, la joven soldado del Ejército de los Estados Unidos que se convirtió en la cara visible de los abusos y torturas cometidos contra los presos en la cárcel iraquí de Abu Ghraib, se declaró ayer culpable de siete de los cargos presentados en su contra ante el tribunal militar que la juzga en Fort Hood (Texas) La defensa negoció una estrategia que ha llevado a la acusada a admitir su culpa en siete de los nueve cargos que pesaban en su contra, a cambio de la retirada de los otros dos. De esta forma, la sentencia contra England, que se espera para finales de esta misma semana, se reduce de un máximo posible de 16 años y medio de prisión a un máximo de 11 años. England, de 22 años de edad, se declaró culpable de dos cargos de conspiración, cuatro de maltrato de prisioneros y uno de negligencia en el cumplimiento del deber. A cambio, las autoridades castrenses retirarían otros dos cargos, los relacionados con la comisión de actos indecentes contra reclusos iraquíes y con la desobediencia a las órdenes de sus superiores. dez, anticipó que el grupo de defensores de la soldado England pretende alegar problemas psíquicos severos para obtener dicha reducción de pena. La acusada procede de una familia modesta del Estado de Virginia Occidental. Hace meses, en declaraciones a una cadena de televisión, England aseguró que allí nos exigían hacer todo lo necesario... Supongo que estas cosas pasan en tiempos de guerra Por el escándalo de las torturas en Abu Ghraib se ha procesado hasta la fecha a siete soldados estadounidenses de baja graduación, incluida England, la mayoría pertenecientes a la 372 compañía de la Policía Militar, destinada a garantizar la seguridad en dicha prisión. Como uno de los principales culpables, el cabo Charles Graner- -ex compañero sentimental de Lynndie England y padre del hijo de ésta- -fue condenado a diez años de prisión en enero pasado. Graner, considerado el líder del grupo, se defendió con el argumento de que militares superiores en rango y agentes de los servicios secretos habían iniciado y permitido los malos tratos. Una comisión de investigación del Ejército estadounidense absolvió de toda responsabilidad en el escándalo a la cúpula militar de las tropas destacadas en Irak, encabezada por su enton- La soldado England llegaba ayer a Fort Hood rodeada por su equipo de abogados AP Una comisión de investigación del Ejército absolvió de responsabilidades a la cúpula militar en Irak ces jefe, el general Ricardo Sánchez. Grupos de defensa de los derechos humanos criticaron la investigación y exigieron que se profundice en la posible corresponsabilidad del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y del ex jefe de la CIA George Tenet. Dieron la vuelta al mundo En la actualidad reservista del Ejército, England apareció en varias fotos que dieron la vuelta al mundo en abril de 2004, en las que los prisioneros iraquíes eran sometidos a toda clase de actos humillantes en la cárcel de Abu Ghraib, en las afueras de Bagdad. En una de las fotografías, la entonces soldado de primera clase Lynndie England aparecía apuntando a los genitales de un prisionero, con un cigarrillo en la mano y una amplia sonrisa. En otra, se la veía tirando de una cuerda amarrada al cuello de un prisionero desnudo, como si se tratase de un perro. En una más, sonriendo ante una pirámide humana formada por presos desnudos... El abogado de England, Jonathan Crisp, comentó que la soldado, como contrapartida a su declaración de culpabilidad en siete de los cargos, confía en una reducción de la pena a 11 años. En caso de que el juez, el coronel James Pohl, admita su declaración de culpabilidad, un jurado militar integrado por oficiales y clase de tropa decidirá en el transcurso de esta semana sobre la medida punitiva a aplicar. Otro de los letrados de la defensa, Rick Hernan- La escalada de violencia en Irak tras la formación de Gobierno eleva a 130 las víctimas mortales EFE BAGDAD. Dieciséis muertos causados por cinco coches bomba elevaron ayer a 130 el número de fallecidos por los actos de violencia desde la ratificación, el pasado jueves por el Parlamento, del nuevo Gobierno electo en Irak. La escalada no tiene precedentes desde la elecciones del pasado 30 de enero y refleja los graves obstáculos a que se enfrenta el ejecutivo presidido por el político chií Ibrahim alYáfari para garantizar la estabilidad y la seguridad. Según fuentes policiales, nueve personas murieron y doce resultaron heridas por la explosión de un coche bomba en una calle de Karadah, zona comercial del centro de Bagdad, en el peor de los tres atentados de ese tipo que se registraron en la capital. Varios vehículos quedaron destrozados por la explosión, que provocó un incendio en un edificio cercano. Con anterioridad a ese estallido, un primer coche bomba había matado a tres policías y herido a otros siete en el barrio de Zayona, en el este de la capital, mientras que un segundo ataque contra un puesto de control en el norte de la ciudad causaba heridas a cuatro miembros de los cuerpos de seguridad. También en Bagdad, el comandante de las fuerzas de elite del Ministerio del Interior, el general Rashid Fleih, escapó con heridas leves a un intento de asesinato que dejó heridos a tres de sus guardaespaldas. Las ataques continuaron por la tarde en Mosul, capital del norte del país y uno de los feudos de la insurgencia. Cuatro iraquíes resultaron muertos y siete heridos por el estallido consecutivo de dos coches bomba al paso de un convoy militar estadounidense por el centro urbano de esa ciudad, informaron fuentes policiales, que precisaron que entre las víctimas mortales figura un menor. Estos nuevos ataques se suman a los que, tras la formación del Gobierno de Al- Yáfari, se sucedieron durante el pasado fin de semana en distintos puntos del país y cuyo recuento mortal ya superó el domingo el centenar de víctimas con un atentado suicida que causó veinticinco muertos en un funeral que se celebraba en la localidad kurda de Tall Afar, en el norte de Irak. La gravedad de la situación indujo ayer al primer ministro iraquí a convocar una rueda de prensa en Bagdad, en la que advirtió que los planes de su Gobierno para restaurar la seguridad incluyen nuevos métodos a fin de frenar a los terroristas y el crimen organizado El jefe del Gobierno aseguró que el plan entró en vigencia ayer y que sus consecuencias se notaran rápidamente aunque no precisó en qué consisten los nuevos métodos Si no se imponen la seguridad y la tranquilidad, la reconstrucción y los planes para mejorar la situación económica de la población se verán afectados negativamente advirtió el primer jefe de Gobierno electo en el país.