Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional MARTES 3 5 2005 ABC De Arlington a la zona cero El Cementerio de Arlington, donde yacen los caídos en la I y II Guerra Mundial, Corea, Vietnam o Irak, fue ayer la primera visita de Bono. Colocó una corona de flores en la tumba al Soldado Desconocido, y visitó la de J. F. Kennedy Tras entrevistarse con Rumsfeld, esta tarde celebrará una recepción en el buque escuela Juan Sebastián Elcano, atracado en Nueva York, a la que ha invitado, entre otros, al juez Garzón y al director del Instituto Cervantes, Antonio Muñoz Molina. En Nueva York también se reunirá, el miércoles, con el responsable de Operaciones de Mantenimiento de Paz de la ONU y visitará la zona cero En Norfolk visitará la fragata Álvaro de Bazán integrada en el grupo de combate del portaaviones Roosevelt. El viaje concluirá en Tampa (Florida) con una reunión en el Cuartel General del Mando Central de los Estados Unidos con el jefe del Estado Mayor. En Orlando, verá una planta de INDRA antes de regresar a España. las alusiones que pudieran evocar el conflicto iraquí, no sólo en la conferencia, sino también durante su visita una hora antes al cementerio de Arlington. Allí, a preguntas de los periodistas, confesó abiertamente su intención de no ofrecer durante este viaje a Estados Unidos un titular que pudiera enfrentar sentimientos coincidentes porque de otro modo, dijo, incurriría en lo que llamó una torpeza que no me podría perdonar El ministro de Defensa en el momento de depositar una corona de flores en la tumba al Soldado Desconocido EFE Bono reitera en Washington que España sólo irá a misiones avaladas por la ONU El ministro de Defensa se reúne hoy en el Pentágono con Donald Rumsfeld b Si tengo que dirigir un ejército contra los terroristas, necesito que a mi convicción personal se una la legitimidad del planeta argumentó LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL WASHINGTON. El ministro de Defensa, José Bono, dijo ayer en Washington que España sólo enviará tropas a misiones en el exterior que estén de acuerdo con las resoluciones de Naciones Unidas resoluciones a las que reconoció una fuerza incontestable desde el punto de vista de la legalidad internacional Antes lo había dicho en casa, pero ayer lo hizo alto y claro en el transcurso de una conferencia pronunciada en el foro de debate político del Woodrow Wilson Center, apenas a 24 horas de la entrevista que mantendrá hoy en el Pentágono con su homólogo en Estados Unidos, Donald Rumsfeld, en la que están puestas grandes expectativas de reconducir las relaciones quebradas con la salida española de Irak, que cumple ahora su primer aniversario. go pasado de lacra terrorista España puede comprender mejor que nadie el hondo dolor del pueblo americano el 11 de septiembre Pero, frases de complicidad aparte, hizo sobre todo una honda proclama de fe en las posibilidades insustituibles de la ONU. Tanto que el presidente del Wilson Center, Lee Hamilton, pidió al término de su alocución que explicara algo más su postura, en previsión de que se alce alguna ceja que otra, porque nuestra política antiterrorista- -recordó- -no ha hecho mucho caso a Naciones Unidas En este sentido, Bono apoyó su creencia en el papel de esta institución multinacional recurriendo a una doble razón: de eficacia porque juntos podemos más, y hasta el país mas fuerte necesita aliados -y de legitimación moral Yo prefiero que me maten a matar. Es una convicción moral, y si tengo que dirigir un ejército contra los terroristas, necesito que a mi convicción personal se una la legitimidad del planeta respondió. El titular de Defensa apostó por la ONU en un mensaje amable sin aristas en las formas, pero que en el fondo evocaba una y otra vez todo lo que se pasó por alto cuando se dio luz verde a la intervención contra el régimen de Sadam Husein sin amparo de la legalidad internacional. Y rehusó ir más allá en El rotundo éxito de Afganistán Lo que sí subrayó también ayer en Washington fue su convicción de que el combate contra el terrorismo global sólo será posible primero con la acción combinada de los países, momento que aprovechó para hacer especial mención a la participación española en el rotundo éxito de la estabilización de Afganistán liderada por la ONU; y, segundo, a través de un trabajo multidisciplinar desde el punto de vista policial, judicial, económico, legal y militar. Admiración por el aprecio USA a sus símbolos nacionales Nunca ha ocultado el ministro de Defensa en público su querencia por la bandera española y su significado, ni en privado su fascinación por el modo en que los norteamericanos exhiben orgullo a la hora de homenajear a los símbolos que les representan como nación. Ayer tuvo oportunidad de decirlo en voz alta durante su conferencia en el Wilson Center, en pleno centro neurálgico de Washington, recién llegado del cementerio de Arlington, donde un centenar y medio de estadounidenses escuchó con la mano derecha en el corazón no sólo parte del himno de Estados Unidos, sino también el de España, que interpretó una banda de honor. En una lectura tranquila de su guión, aunque era fácil descubrir en las frases un punto de envidia, el ministro confesó a su público lo que más tarde describiría con la palabra admiración Aprovecho esta mención- -a la emoción sentida al rendir homenaje al soldado desconocido- -para decirles que tengo en gran aprecio el modo como ustedes aciertan a poner en valor los símbolos nacionales e históricos que, quizá en otras partes, reciben un tratamiento distinto indicó el ministro. A renglón seguido, reflexionó en voz alta acerca de que estas diferencias en la valoración de los símbolos pueden ser origen, a veces, de algún malentendido afirmación en la que muchos de los presentes coincidieron en ver una mención al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a la falta de sintonía entre ambos a la hora de apreciar la importancia y la significación de la bandera, que ha dado y sigue dando lugar a comentarios malentendidos Pero cuando los símbolos atesoran valores, el rito- -concluyó Bono como colofón- -es acertado y el culto es sincero Por eficacia y legitimación moral Bajo el título El terrorismo, una amenaza global el ministro pronunció una intervención de 25 minutos, en la que por dos veces se refirió al trato entre las dos naciones como amigas y aliadas insistió en los deseos comunes de libertad y en la necesidad de la cooperación, y destacó que, por su lar-