Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Deportes BALONCESTO EUROLIGA (FINAL FOUR) LUNES 2 5 2005 ABC Se enfrenta este viernes al mayor reto de su historia, su primera Final Four El CSKA, equipo anfitrión, será el escollo inicial para los vitorianos, una barrera que no parece tan enorme para un grupo deportivo que hace solo un par de décadas militaba en categoría regional El TAU, coloso con pies de hierro TEXTO RAMÓN URBINA VITORIA. El Baskonia será el único representante español en la Final Four que comienza este viernes en Moscú. El club alavés se ha metido entre los cuatro grandes del año cuando más difícil parecía. El TAU se jugará la penúltima oportunidad de subirse a lo más alto del baloncesto europeo, pero será solo eso, la penúltima. Habrá más porque para los de Dusko Ivanovic llegar no es una meta, solo el camino para alcanzarla. En Rusia tendrá que derrotar al equipo de casa, el gran favorito, y al Maccabi en la final, si se cumplen los pronósticos, para alzar la Copa. Ese es el objetivo subrayado por Dusko, ganar la final, hacerse con el trofeo. Lo demás no cuenta. Así cortan el bacalao por Vitoria. Es tal el grado de ambición que ni lesiones, ni jugadores en baja forma o castigados, ni fatigas ni un calendario agotador han sido obstáculos para el técnico más exigente y el presidente más dispuesto. como una grande entre las grandes. También en Europa, en la Euroliga, la misma que el TAU ayudó a crear de la mano del constructor de realidades que es Josean Querejeta. La Euroliga de la temporada 2000- 2001 dejó en la retina, poco antes de la actual configuración- -donde el título se lo juegan cuatro equipos en una sede itinerante- el mejor choque que se recuerda y que regaló a los aficionados el baloncesto más moderno. El Baskonia obligó al Kinder Bolonia al máximo esfuerzo, a la disputa del quinto y definitivo partido para elegir al mejor equipo europeo de la campaña. Aquel año, el TAU le hizo un guiño a la Copa de las Copas. Y qui- PASADO El TAU nació en 1959 en categoría provincial, consiguió su ascenso a la Primera división en 1972 y fue un equipo ascensor FILOSOFÍA No gastar por gastar, lo más caro no tiene porque ser lo mejor, y tener un gran equipo de trabajo, capaz de fichar jugadores decisivos donde nadie los busca, como Macijauskas, Rivas, Calderón, Garbajosa, Splitter, Vidal... EL DETONANTE El crecimiento del club se explica con la llegada a la presidencia de Josean Querejeta y la conversión en Sociedad Anónima Trabajo de hormiga El TAU se ha hecho grande. Casi el más grande. Desde hace unos años es siempre favorito para ganar la Liga ACB. Disputa finales y las gana. Se asoma a la Final Four con el billete de campeón entre los dientes. Para quitárselo, los rivales se le tienen que echar encima y golpearle duro. De otra manera, en los combates cuerpo a cuerpo, en las peleas de corto recorrido, en los campeonatos más difíciles, Dusko y los suyos rinden al ciento veinte por ciento. Posee por ello cuatro títulos de Copa del Rey (1995, 1999, 2002 y 2004) En la ACB es uno de los inquilinos más veteranos desde que el título se dirime por el sistema del k. o. tras la disputa de la Liga regular. Y los playoff los suele encarar casi siempre desde alguno de los cuatro puestos más altos. Ha perdido finales, y las ha ganado. Para ganar una final hay que jugarla, se dijo cuando el TDK le quitó la Liga con Chichi Creus de maestro de ceremonias. Tres años después el TAU ganó la Liga, el año ya histórico del doblete: Copa y Liga en la temporada más redonda. En Europa, el TAU también ha rozado el éxito. Pero el éxito se le fue. Lo hizo antes de alzar el único trofeo que hoy reside en sus vitrinas, la Korac que ganó en aquella final histórica en la que Ramón Rivas estuvo pletórico, el 12 de marzo del 96 y con el Pabellón Álava, hoy Buesa Arena, a rebosar, con el PAOK de Salónica de rival. Las decepciones fueron dos finales, dos Copas de Europa que Estambul y Lausanne le deben y que encumbraron al equipo y sobre todo a su afición zá éste le toque subir el último peldaño, el primero en importancia en el baloncesto del Viejo Continente. Los éxitos se basan en un trabajo de hormiga, pausado, lento, pero preciso y firme. El Vasconia inició su andadura en 1959. Comenzó creándose una sección de baloncesto en el club presidido entonces por Félix Ullivarriarrazúa y al frente de la sección de la canasta, para competir en la Liga provincial, se colocó a Jesús Peña. En 1970 y tras ganar algunos en Álava, el Vasconia conquista su primer título oficial: el campeonato de Tercera División. En la temporada 72- 73, con Pepe Laso en el banquillo, el equipo debuta en la máxima categoría y vence por 92- 71 al Breogán de Lugo. El Baskonia se escribe con B desde el 76 y sube y baja de categoría como va cambiando la denominación del primer equipo: Schweppes, Caja de Álava, Arabatxo... Con el inicio de la ACB el baloncesto se dispara. Se dispara también el club, que crece para convertirse en alternativa primero y en candidato serio después. En 1985, el Baskonia inaugura su colección de títulos con uno menor, el Trofeo Asociación logrado al derrotar al CAI, lo que permite estrenarse en Europa unos meses después, contra los holandeses del Supercracks. El crecimiento El crecimiento del club se explica con la llegada a la presidencia de Josean Querejeta. Ex jugador, ex presidente del sindicato de jugadores, empresario imaginativo, emprendedor y ambicioso. Trabajador incansable, negociador inflexible, peleón y nada dado a aparentar, sino a ser. Distante, orgulloso, modesto más que humilde e inteligente. Mucho. Su filosofía: no gastar por gastar. No contrata lo más caro porque no siempre es lo mejor. Y sobre todo, sabe rodearse, controlándolo todo, del mejor equipo posible. Querejeta deja el pri- Los dos pasos que aseguran el futuro El traslado al actual recinto deportivo fue un hecho incomprendido por muchos, que a la postre se ha convertido en el principal impulsor del TAU. Nueve mil espectadores en un recinto modélico. Sin olvidar otro hecho igual de importante: la colaboración directísima con una empresa de Castellón. Pero eso no bastaba. Había que ir más allá y Querejeta ya ha perfilado el futuro con dos pasos estratétigos. Uno ya está dado: empresas con recursos atípicos por doquier, desde una multitud de negocios paralelos como Nex Baskonia, bares, restaurantes, recintos para niños, tiendas... Y el siguiente, previsto para un futuro que ya asoma: la Ciudad Deportiva, un recinto deportivo y de ocio para toda la familia que el club espera levantar en tres años. Josean no es un hombre fácil, ni tan siquiera es un hombre afable. Pero convence y sabe lo que se trae entre manos. Ha levantado su pirámide. Buena base. Y en la cúspide, él y sus circunstancias. Es un deporte, un juego, un espectáculo y un negocio. Y a las cuatro patas del banco trata por igual porque en las cuatro se sujeta el coloso. Una partida de ajedrez que a largo plazo está dando sus frutos como muy pocos habrían pensado. Los incrédulos con el proyecto, con el negocio, con los jugadores, con los fichajes, con el entrenador y hasta con el presidente no han tenido otro remedio que reconocer el valor de lo hecho.