Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2 5 2005 Deportes 85 FÓRMULA 1 EL DOMINGO, EL GRAN PREMIO DE ESPAÑA PAT SYMONDS Ingeniero jefe del equipo Renault F 1 Con Senna y Schumi Nace el 11 de junio de 1953. Empieza como aprendiz en Ford sin abandonar sus estudios universitarios de Ingeniería Mecánica. En 1976, cuando el sector automovilístico sufre una de sus primeras crisis, le ofrecen trabajar en el departamento de competición de la recién estrenada Fórmula Ford. Después de un par de temporadas en el equipo Hawke Racing ficha por el Royale Team, donde conoce al surafricano Rory Byrne- -el hasta hoy creador de los Ferrari campeones- -y trabajan conjuntamente. En 1979 se va con Byrne a la escudería Toleman para trabajar en la Fórmula 2 y llevan al equipo británico a la Fórmula 1, en la que se estrenan en 1981. Tres años después coinciden con el debutante Ayrton Senna, con el que trabajó como ingeniero de pista. Cuando Lucciano Benetton compra la escudería despide al tándem Byrne- Symonds. Regresó a Benetton a la llegada de Flavio Briatore. Y con Michael Schumacher sumó dos Mundiales (1994 y 1995) Actualmente desempeña el cargo de ingeniero jefe del equipo Renault y lleva las relaciones con la Federación Internacional de Automovilismo. mentarios muy astutos. Lo piensa todo, lo analiza todo y por eso está en el buen camino para ser un campeón. Me sentiría triste si se va del equipo antes de conseguirlo. Quiero que sea el número uno con nosotros y, luego, si se va a otro lado que lo siga siendo allí. ¿Y cómo es ahora Fernando con usted fuera de la pista? -Es uno más del equipo, bromea con todos. Nos hace trucos de magia, cuando aprende uno nuevo saca las cartas y nos lo muestra en el box Es un gran muchacho. Valga como ejemplo que en Australia la cena de celebración de su tercer puesto y la victoria de Fisico (Fisichella) fue una iniciativa suya. Nos invitó a todos a cenar en un restaurante para estar juntos y celebrarlo. Es increíble. Me gusta esa magia que tiene, sobre todo cuando la transforma en la pista al volante del coche. ¿Es consciente de que Alonso es el hombre a seguir por todos? -Sí, pero ahora está con nosotros y estamos delante del resto. Es el momento de seguir trabajando de forma constante, poco a poco, sin bajar la guardia hasta la última carrera en China. -Y cuál es el secreto de Renault para el éxito de este año. -No hay secreto. En una escudería necesitas reunir cinco elementos a un mismo nivel. Un buen coche, unos neumáticos eficaces, un motor potente y fiable, unos pilotos rápidos y un equipo humano luchador y emprendedor. Todo esto lo hemos reunido. De todas formas el verdadero secreto es trabajar, trabajar y trabajar sin descanso. No buscamos la perfección, solo ser mejores que los rivales. Ahora estamos arriba y dependemos de nosotros. Está en nuestras manos seguir en este camino ascendente y no retroceder. Quiero ganar el Mundial con Alonso, retirarme y vivir en España Ha trabajado con Senna y Schumacher y ahora lo hace con el español. Y asegura que la escudería gala domina el Mundial porque dispone de un buen coche, unos neumáticos eficaces, un motor potente y fiable, unos pilotos rápidos y un equipo humano luchador y emprendedor TEXTO PEDRO FERMÍN FLORES Pat Symonds se mueve por los paddock del Mundial de Fórmula 1 con la tranquilidad y serenidad que le dan los más de 24 años que lleva en el circo rodante. Ha trabajado con Ayrton Senna y Michael Schumacher y, ahora, Fernando Alonso. Un hombre de aspecto muy tranquilo, aunque a veces no lo sea tanto, que ha batallado con buen número de pilotos y jefes de equipo. ¿Cuál es el secreto para sobrevivir en esta locura de la Fórmula 1? -No creo que sea un mundo de locos. Me parece que el de fuera de los paddocks es peor, más duro y loco que éste. De todas formas hay que adaptarse a todo, a los cambios constantes en el ritmo de vida. Es duro a nivel familiar, pero todavía me divierto mucho con todo lo que hago. -Si mira hacia atrás, todo era muy distinto. -Por supuesto. Empecé por casualidad cuando era un simple aprendiz en Ford. Me gustaba diseñar coches, ¡pero de serie! Nada de carreras. Pasó que cuando estudiaba ingeniería el sector del automóvil entró en una grave crisis económica y me dieron la oportunidad de trabajar en el área deportiva. Empecé en la Fórmula Ford y pensaba que no iba a durar más de tres años. Y ya ve, hasta ahora. -Usted ha tenido la suerte de vivir la evolución del Mundial y de estar presente en la llamada Edad de Oro de la Fórmula 1. -En 1981, al descubrir la Fórmula 1, me encontré con un momento difícil para el campeonato. Ecclestone hizo una arriesgada apuesta para dar un cambio al Mundial y lo consiguió. Desde entonces he vivido la evolución técnica y logística en primera persona y no tienen nada que ver los 80 con los 90 o con la actualidad. Todo es distinto, hay un abismo. Ahora los pilotos no necesitan tanta información como antes ni conocer tan a fondo los detalles mecánicos. Hace 20 años la fusión máquina- piloto era necesaria para el éxito. La vida del piloto era dura. Ahora el trabajo de los ingenieros les facilita las cosas. Ellos nos transmiten sus sensaciones y nosotros las transformamos en evolución mecánica. -Usted ha llegado a decir que es uno de los chicos Bernie -Claro. Es una broma, por supuesto, pero tiene algo de cierto. Llevamos un montón de años juntos y tengo claro Senna, Schumacher y Fernando han nacido con un instinto especial para ser campeones que cuando me retire, dentro de poco, tal vez coincida con su marcha. O sea que estoy orgulloso de ser un chico Bernie -En todos estos años usted ha tenido a sus órdenes a los mejores pilotos, Senna, Schumacher... -Sí. Y ahora a Fernando, claro. Son tres puntos de referencia importantes en mi vida deportiva, aunque debo ser sincero y decir que he disfrutado con todos mis pilotos. Desde Fabi a Fisichella o Trulli pasando por Warwick, Alesi, Wurz... Mejor no sigo para no dejarme nombres, porque todos han sido increíbles. -Entonces usted mejor que nadie puede encontrar puntos de similitud entre esos tres pilotos. -Si tuviera que buscar un punto en común para Ayrton, Michael y Fernando lo tendría claro: el instinto natural para llevar un monoplaza al máximo nivel. Estar en la Fórmula 1 no es fácil y cualquier piloto que se sienta en un coche está cualificado para ello. Pero hay algunos que llevan un bonus extra en sus manos. Para ser campeón del mundo hay que tener una inteligencia especial y haber nacido con ese instinto que le digo. Nosotros podemos enseñar cosas, pero Ayrton, Michael o Fernando lo llevan dentro. La distancia entre el éxito y el fracaso es cortísima. Aquí se vive siempre al límite y a más de 300 kilómetros por hora. Las diferencias se miden en décimas, centésimas y, a veces, milésimas de segundo. En tiempo real es tan poco, tan imperceptible, que nos da la verdadera dimensión de este mundo. -Ha hablado de campeones mundiales. Senna y Schumacher lo son, pero Alonso está todavía en ello. -No dudo que lo va a ser. Tiene todas las cualidades para conseguirlo de inmediato. Nada me haría más ilusión que ser campeón del mundo con Fernando y después retirarme tranquilamente. Aprecio a Fernando y deseo de veras que lo podamos compartir. -La relación entre ustedes en el pasado no era demasiado afectuosa. -Alonso es un piloto muy joven y me sorprende su capacidad para aprender. Hace un par de temporadas nuestra relación era algo más distante, pero ha evolucionado en su actitud. Antes no se preocupaba tanto por los aspectos de equipo y le aburría mucho el trabajo que no diera frutos de inmediato. Ahora está más concentrado y me sorprende cada día con detalles y co- Busca casa junto al Mediterráneo -Es usted un apasionado de España. -Es cierto. Me gusta mucho, disfruto cada vez que voy. A veces cuando hay tests privados en Montmeló, Cheste o Jerez, aunque no me toque trabajar en algo especial me voy por el hecho de poder estar allí. Me encanta la comida, el buen Rioja, el clima, la gente. Es un país excelente. -Entonces lo tiene todo para cumplir sus sueños. -Si Dios quiere y puedo ser campeón con Fernando lo dejaré todo y me iré a vivir a España para descansar. Ya estoy buscando casa cerca del mar Mediterráneo. Pero ahora lo que me toca es seguir luchando con Renault para que las cosas lleguen a buen puerto.