Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2 5 2005 Cultura 53 CLÁSICA Extraordinario OCNE Obras de R. Strauss y C. Halffter. Int. Orquesta y Coro Nacionales de España. Dir. P. Halffter. Dir. del Coro: L. Ramos. Solistas: A. Polo (violonchelo) E. Navidad (viola) S. Teslia (violín) M. Rodríguez y D. Tiegs (sopranos) J. M. Ramón (tenor) Lugar: Auditorio Nacional. Madrid. Francia lidera un encuentro europeo en nombre de la excepción cultural Grandes ausencias en la delegación española, que no encabeza Carmen Calvo previsible la publicación de una declaración redactada por el Ministerio francés de Cultura, denunciando el imperialismo cinematográfico de los EE. UU. JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Coincidiendo con la celebración del X aniversario de su elección como presidente, Jacques Chirac inaugurará hoy unos Encuentros para una Europa de la Cultura, que tienen varios objetivos: dar un alma a la construcción política de Europa, hacer campaña a favor del proyecto de Tratado constitucional, y denunciar el imperialismo de los EE. UU. en nombre de la versión francesa de la excepción cultural Han sido invitadas veintiséis delegaciones de Estado y medio centenar de artistas, escritores, ensayistas, dramaturgos y cineastas han confirmado su participación en muy diversas mesas redondas, hoy y mañana. Según las cifras oficiales del Ministerio francés del ramo, las culturas europeas estarán representadas de este modo: 183 invitados franceses, 40 alemanes, 26 italianos, 19 españoles, 15 ingleses, 17 belgas, 23 chipriotas... Que la delegación de Chipre sea mucho mayor que la de Inglaterra pudiera sugerir el carácter burocrático de los encuentros. Hay otros elementos de juicio: está presente la cultura libanesa, pero no hay delegaciones catalana, vasca o gallega. Han confirmado su presencia grandes figuras como Andrei Wajda, Cees Nooteboom, Peter Sloterdik o Peter Brook, b Es muy DON QUIJOTE POR LA OCNE ANTONIO IGLESIAS la delegación española estará integrada por diplomáticos y funcionarios de alto nivel, acompañados de Rosa Regás, Carmen Posadas, Marisa Paredes, Jorge Semprún, Luz Casal, Ricardo Bofill, Teresa Berganza, Eduardo Arroyo, Blanca Li, Sergi López, Frances Parcerisas y Lluis Pasqual, entre otros intelectuales y artistas. onstituida por una Introducción, seguida de un Tema con Variaciones y rubricada por su Final, Don Quixote de Richard Strauss (su Op. 35) es una de las páginas mejores de todo el sinfonismo que, una y otra vez, nos deja maravillados con sus trouvailles no ya de su época de escritura (últimos años del siglo XIX) sino de una actualidad permanente que le tornan en contemporánea por sus novedades. Siempre nos atrae, máxime si su versión cuenta con un violonchelista tan completo como es Asier Polo, técnica y carácter aunados en su modélica interpretación, seguido del excelente viola que es Emilio Navidad, sin olvidar al concertino, Sergei Teslia, pero también en una reconocida calidad del clarinete, los fagotes, la tuba tenor o el flautín, sintuémoslos en ejemplo del bienhacer de los profesores de la ONE, esta vez llevados por la joven batuta de Pedro Halffter, espléndida en una gesticulación totalmente atendida. Tras los tres cuartos de hora de duración llenando la primera parte de este concierto, uno de los dos dedicados a Don Quijote en la Música, La del alba sería (de la ópera Don Quijote de Cristóbal Halffter, sobre texto de Andrés Amorós, estrenada en 2000 en el Teatro Real) ocupó la segunda. Es una sólida partitura, como un gran mural sinfónico construido con modernos bloques sonoros en los que cabe el detalle, la miniatura, que sabe utilizar un barítono solista- -extraordinario lied traducido magníficamente por la inicial labor de Josep Miquel Ramón- -con dos buenas sopranos, María Rodríguez y Diana Tiegs, siempre en dúo hasta que interviene el Cervantes en trío, exigiendo un coro perfectamente estudiado y que alcanza la cima de sus aciertos en la calidad superbrillante de su final. La versión que Pedro Halffter nos ofreció es la de su primordial consideración de la obra de su ilustre progenitor, como un total sonoro en el que hasta las voces, en general, tienden a una contribución fonemática enriquecedora de esa suma trímbrica que ya ha de sentirse como personal manera cristóbalhalffteriana, sin que ello disminuya- -como ha quedado anotado- -momentos de dicción o recuerdo al pretérito como adecuada contribución quijotesca. Muy merecido el gran éxito alcanzado. C Una representación discutible Cada cual apreciará a su modo el rigor de los organizadores. Un observador neutral quizá pudiera pensar que las ausencias son escandalosas en terrenos tan sensibles como la narrativa (Ferlosio o Marsé) el teatro (Arrabal o Gala, para ser ecuménicos) la ensayística (Savater o Trías) o el gran arte (de Paco de Lucía a Tàpies) Semprún, Marisa Paredes, la Berganza o Luz Casal son personalidades importantísimas, pero no tengo claro que sean las más idóneas para representar a España, sin otros apoyos, en el marco harto ambiguo de la Europa de las culturas Las delegaciones de Italia (ausencia de Umberto Eco) o Inglaterra (ausencia escandalosa de premios Nobel recientes) también dejan al descubierto una cierta desenvoltura Incluso la masiva delegación francesa está sembrada de incongruencias: sólo Alain Filkelkraut y Marc Fumaroli representan al gran ensayismo local. No hay presencia de novelistas dignos de ese nombre. Están ausentes todos los grandes historiadores. Y la música ligera está representada por dos vejestorios encantadores, Line Renaud y Henri Salvador, invitados porque son amigos personales del presidente Chirac. Jacques Chirac pero la arbitrariedad parece flagrante en la composición de numerosas delegaciones. En ausencia de la ministra Carmen Calvo, cuya presencia había sido anunciada, el director general de Cooperación, Carlos Alberdi, representará al gobierno español. Salvo error, omisión o incorporaciones de última hora, Ortega y Gasset regresa a Berlín un siglo después RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Cien años después del viaje iniciático de Ortega y Gasset a Alemania, donde visitó las universidades de Leipzig, Berlín y Marburgo, y descubrió el neokantismo, el autor de La deshumanización del arte y España invertebrada retorna a la capital alemana en sendos actos organizados por el Instituto Cervantes de Berlín. Coincidiendo a su vez con el cincuentenario de su muerte, y dentro del ciclo Ortega y Alemania: 50 años después el Cervantes ha convocado a reflexionar sobre la actualidad del pensador y su capacidad iluminadora sobre áreas no estrictamente sociopolíticas. Ignacio Sotelo, Ramón Rodríguez y Javier Pradera abordaron la fecundidad y potencialidad del autor de La rebelión de las masas (1930) en nuevos ámbitos del pensamiento como la teoría literaria, la filoso- fía de la técnica y los estudios sobre la cultura. Ortega (1983- 1955) viajó a Alemania en 1905 para ampliar estudios, encontrando una vibrante universidad y una nación dinámica en plena formación. En Marburgo conoció a los neokantianos Cohen y Natorp, a los que considerará sus maestros, en un momento en que Julián Sanz del Río fundaba el krausismo español en Heidelberg. Con su formación germánica, proseguían una tradición reciente en medios académicos españoles, y que se prolongaría hasta los años 50 hasta ser sustituida por la anglosajona. Entender España desde Europa A pesar de la profunda impronta que Berlín y Marburgo dejaron en el pensador, Ortega regresaría pronto a España en todos los sentidos, pues Alemania le ha servido básicamente para entender España y de seguido ganará la cátedra de metafísica en Madrid. En Meditación del Escorial como en su póstuma Meditaciones sobre Europa (conferencia pronunciada en Berlín en 1949 y sólo publicada en 1960) el filósofo dejaría claro que sólo mirada desde Europa es posible España y, como diría en un célebre título, tras entrebuscar una interpretación española del mundo finalmente España sería una posibilidad europea El director del Instituto, Ignacio Olmos, recordó que la reedición de las obras completas del liberal madrileño atestiguarían la pluralidad y vigencia del interés que aún suscita. Al acto moderado por Stascha Rohmer y al que cooperó la Universidad Humboldt, le siguió una revisión de la influencia de Ortega en la razón poética de María Zambrano (1904- 1991) con la proyección de la película María Querida de García Sánchez, que abre el primero de los coloquios en conmemoración del aniversario. Un segundo documental sobre la filósofa malagueña y discípula de Ortega se presentó en Málaga, firmado por Irene del Pozo, Una muchacha llamada María promovido por el Ayuntamiento y la fundación Zambrano.