Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad LUNES 2 5 2005 ABC Medio Ambiente Los puntos calientes encierran la mayor diversidad biológica del planeta pero también están sometidos a un grado de amenaza mayor por su propia fragilidad. Hasta ahora eran 25 los lugares en el globo que cumplían estas características, pero un nuevo análisis los eleva a 34 Los nuevos santuarios de la biodiversidad TEXTO: ARACELI ACOSTA FOTOS: CONSERVATION INTERNATIONAL MADRID. Son los llamados puntos calientes del planeta, pero su nombre poco tiene que ver con los rigores de la temperatura, aunque sin ninguna duda el calentamiento global hará estragos más que en ningún otro sitio, pues en ellos la diversidad biológica aflora en todo su esplendor. Para ser clasificados como tales se tienen en cuenta dos factores: las especies endémicas que albergan y el grado de amenaza al que están sometidos, de ahí que también se les conozca como lugares críticos. Por eso, que el número de estas zonas crezca no es ninguna buena noticia, aunque suponga que se tiene más conocimiento de la diversidad biológica del planeta, lo que permitiría poner en marcha estrategias de conservación. Y eso es lo que ha ocurrido cuando se han revisado algunas de las áreas con mayor biodiversidad del planeta. De 25 lugares calientes se ha pasado a 34. En ellos sobreviven el 75 por ciento de los mamíferos, aves y anfibios más amenazados del planeta, dentro de un hábitat que apenas cubre el 2,3 por ciento de la superficie terrestre, cuando originalmente era el 15,7 por ciento. La revisión que se ha hecho ahora revela que aproximadamente la mitad de las plantas vasculares y el 42 por ciento de los vertebrados terrestres sólo existen en estos 34 lugares críticos. Los nueve puntos calientes nuevos del planeta son los siguientes: Afromontane del Este Las montañas de este punto caliente discurren a lo largo del extremo este de África, desde Arabia Saudí en la otra orilla del mar Rojo a Zimbabue por el sur. Es una región de grandes lagos, entre ellos el Tanganica (el segundo más profundo del mundo) con una gran diversidad de peces de agua dulce (más de 600 especies endémicas) Como en muchas áreas tropicales, la mayor amenaza es la expansión de la agricultura, en particular las extensas plantaciones de plátanos, judías y té. Sus bosques de pino juegan un importante papel en la migración de millones de mariposas monarca cada año. Sin embargo, y desafortunadamente, la destrucción de estos bosques por la tala excesiva es la principal causa de la pérdida de hábitat en esta región. La cotorra serrana oriental (en la imagen anterior) está en peligro de extinción. Maputaland- Pondoland- Albany Se extiende por Suráfrica, Swazilandia y Mozambique. Es un importante centro de plantas endémicas, entre las que destaca la conocida Ave del paraíso. Sus bosques templados albergan 600 especies de árboles, la mayor riqueza arbórea de ningún otro bosque templado del planeta. En este lugar se ha logrado salvar una subespecie de rinoceronte blanco de la extinción, uno de los mayores hitos de la historia de la conservación en el Continente. Corredor Irán- Anatolia Forma una barrera natural entre la cuenca mediterránea y las secas mesetas de Asia occidental. Sus montañas (en la imagen superior) y cuencas contienen centenares de endemismos. Muchas de las 1.200 especies endémicas de Turquía viven sólo en esta zona. Alberga cuatro especies endémicas, y amenazadas, de víboras. En la parte iraní vive el guepardo asiático, el mamífero más veloz de la Tierra, que se encuentra al borde de la extinción. Cuerno de África Este lugar se concentra en el cuerno este de las montañas etíopes e incluye el archipiélago de Socotra frente a la costa de Somalia y centenares de diminutas islas en el Mar Rojo. A pesar de que cubre 1,5 millones de kilómetros cuadrados, sólo queda vegetación en unos 82.000 kilómetros cuadrados. Es uno de los dos puntos calientes totalmente áridos; el otro es Karoo Suculento, en el suroeste de África. Se cree que estas dos regiones estaban unidas por un corredor árido durante periodos más secos y fríos en el Pleistoceno, lo que avalaría que algunos géneros de plantas sólo se den en estos dos lugares en todo el mundo, como el Kissenia y el Wellstedia. Alberga también numerosas especies endémicas de antílopes y reptiles. altas y praderas alpinas. Se han encontrado registros de plantas vasculares a más de 6.000 metros de altura. Viven tigres, elefantes, rinocerontes y buitres. Japón Himalaya Alberga las montañas más altas del mundo, incluyendo el Everest. La elevación abrupta de estas montañas desde menos de 500 metros a más de 8.000 dan como resultado una diversidad de ecosistemas que van, en sólo un par de centenares de kilómetros, desde praderas aluviales y bosques subtropicales de hoja ancha a lo largo de las colinas hasta bosques templados de hoja ancha en las zonas medias, bosques de coníferas en las Las más de 3.000 islas que forman el archipiélago nipón pasan del húmedo subtrópico en el sur a la zona boreal en el norte, dando como resultado una gran variedad de ecosistemas. Una cuarta parte de las especies de vertebrados son endémicas. Destacan el macaco y el mono albino, el primate no humano que vive más al norte del planeta. Japón tiene también una alta diversidad de anfibios, siendo el 75 por ciento endémicos de las islas. Bosques Madrean Pine- Oak Comparte territorio de México y Estados Unidos. Es un área de escarpado terreno montañoso y cañones profundos. Una cuarta parte de las especies de plantas de México se encuentran aquí.