Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid LUNES 2 5 2005 ABC MADRID AL DÍA MONOPOLY URBANO PEDRO MONTOLIÚ Los comedores escolares de la capital recibirán 375.000 euros más en becas El 42 por ciento de los alumnos de Primaria almuerza en estos centros b El Ayuntamiento incrementa el ualquiera que haya jugado en su infancia al Monopoly se sentía como el rico Craso cada vez que, dinero falso en mano, se permitía proclamar: Compro la Gran Vía Nada de estaciones ni gasolineras, aunque dieran muchos beneficios; lo bueno era ser propietario de calles como la Gran Vía o la calle Serrano, porque uno se imaginaba el hombre más rico de España. Si ya se sentía así el maestro Guerrero y no poseía en propiedad más que el edificio Coliseum, qué sería poseer, por ejemplo, la Torre de Madrid o el Edificio España. Por no hablar de ambos. Cuando, a comienzos de los años cincuenta, el Edificio España estaba en construcción, los madrileños, proclives a ponerle apodo a todo- -desde Pepe Botella hasta el Pirulí -era conocido por la casa del taco por el que soltaban cuantos se acercaban a la plaza de España y contemplaban la construcción. No era para menos, pues en ese rascacielos de hormigón, de 117 metros de altura, se estaban empleando 7.500 toneladas de cemento y 2.200 toneladas de hierro. Su inauguración, en 1953, permitió a la prensa de la época hacer una auténtica proclama del despegue económico español. La construcción del edificio cambió, de hecho, el urbanismo madrileño, enrocado en la defensa de la llamada fachada imperial que se quería formar con la Catedral de la Almudena, el Palacio Real y la Casa del Partido, prevista sobre el solar del Cuartel de la Montaña y hoy ocupado por el templo de Debod. En 1957, la Compañía Inmobiliaria Metropolitana, que había promovido el Edificio España, concluía un nuevo rascacielos que fue bautizado como la Torre de Madrid y que, con sus 130 metros, se convertiría durante un cuarto de siglo en el más alto del país. Hoy, ambos edificios están a la venta y su propietaria, la empresa Metrovacesa, que un día los adquirió, y no en el monopoly, pide por ellos 650 millones de euros- -108.000 millones de pesetas- un valor que ni siquiera los aficionados al juego inmobiliario pensaron nunca que alcanzarían estos edificios emblemáticos. C nivel de renta para recibir las subvenciones; las ayudas municipales se harán efectivas a partir del próximo curso ABC MADRID. El Ayuntamiento de Madrid ha aumentado la cuantía de las becas de comedor para el próximo curso escolar en 375.000 euros anuales, en una convocatoria en la que también se incrementa el nivel de renta para acceder a estas ayudas. De esta manera, para el curso escolar 2005- 06, las ayudas al comedor ascenderán a 2.628.745 euros, que se destinarán tanto a ampliar el número de beneficiarios como a elevar la cantidad final que recibirán las familias, señalaron a Ep fuentes municipales. La convocatoria, que se abre en este mes de mayo, cuenta con importantes novedades al incrementarse los umbrales de renta a partir de los cuales se puede acceder a una ayuda y al tenerse en cuenta las circunstancias de las familias numerosas y de los alumnos que se encuentran en situación de acogimiento. La aportación del Ayuntamiento de Madrid a las becas de comedor ha experimentado un crecimiento de 375.000 euros anuales y lo seguirá haciendo hasta duplicar la cantidad que en 2003 se dedicaba a esta importante convocatoria mientras que la Comunidad, que también contribuye a estas ayudas, aportará el próximo curso 22 millones de euros. El comedor de un colegio madrileño, a pleno rendimiento Los comedores escolares son uno de los focos donde, tanto la Administración regional como la municipal, están volcando sus esfuerzos en materia educativa. Ya el pasado mes de septiembre, la Consejería de Sanidad comenzó a distribuir por los colegios madrileños el Protocolo de valoración nutricional del menú escolar una guía que nació para unificar criterios en las inspecciones y controles que se realizan en los comedores escolares. JAVIER PRIETO No olvidemos que el 42 por ciento de los alumnos de primaria de la región realiza la comida principal del día, el almuerzo, mediante este servicio. Casi uno de cada tres jóvenes madrileños de entre 15 y 16 años- -el 32,4 por ciento, concretamente- -no consume una pieza de fruta fresca al día, y más de la mitad- -53 por ciento- -no ingiere las dos recomendadas por los nutricionistas. La preocupación está más que justificada. Los ciudadanos tendrán voz y voto en la Comisión del Ruido ABC MADRID. Representantes de los ciudadanos de la capital participarán en la Comisión de Control y Seguimiento del Ruido, tal como se establece en el decreto del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, que regula la creación de este organismo, según informa Efe. La Comisión de Control y Seguimiento del Ruido, órgano colegiado de seguimiento de las políticas y actuaciones municipales en materia de contaminación acústica, tiene, entre sus funciones, el seguimiento de las políticas y actuaciones municipales en materia de contaminación por formas de la energía y proponer actuaciones concretas en materia de contaminación acústica al órgano local competente. También puede hacer recomendaciones sobre la interpretación de la normativa relacionada con este tipo de contaminación a la hora de su aplicación y atender consultas de otros órganos municipales, asociaciones u organismos, señalaron fuentes del Ayuntamiento. Para el cumplimiento de sus funciones, la Comisión podrá recabar información y asesoramiento de cualquier Administración Pública y, en particular, del Instituto de Acústica Leonardo Torres Quevedo del CSIC, del Cedex, de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, así como de cualquier órgano municipal. Presidida por la concejala del Área de Medio Ambiente y Servicios a la Ciudad, Paz González, la comisión está integrada por un representante de cada uno de los grupos políticos municipales, tres del Área de Medio Ambiente, dos de la Concejalía de Seguridad y Servicios a la Comunidad, y uno de las concejalías de Economía y Participación Ciudadana, Urbanismo, Vivien- da e Infraestructuras, Las Artes, Hacienda, Coordinación Territorial y Delegada de Vivienda. Además, también cuenta entre sus miembros con dos representantes de las organizaciones vecinales, dos de las asociaciones empresariales y otros dos de las asociaciones ambientales. Las decisiones que adopte la Comisión deberán ser aprobadas por mayoría simple, según se recoge en el decreto. Admitida la queja de la calle de Téllez Por otra parte, el Defensor del Pueblo ha admitido a trámite, de forma parcial, la queja presentada por los vecinos de la calle de Téllez y aledañas, en el distrito de Retiro, a causa del ruido que denuncian que sufren debido a la proximidad de instalaciones ferroviarias, que se agravará, afirman, con el proyecto municipal de la Gran Vía de Atocha. El Defensor del Pueblo entiende que existen indicios de que esta área puede tener las características de Zona de Situación Acústica Especial y, sin embargo, no ha sido así reconocido por el Ayuntamiento