Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional LUNES 2 5 2005 ABC Un coche bomba contra un funeral kurdo provoca 25 muertos en Irak ABC MOSUL BAGDAD. Más de 40 personas murieron ayer en una nueva jornada sangrienta en Irak, donde se recrudecía la violencia tres días después de la aprobación del nuevo gobierno, dirigido por el primer ministro chií Ibrahim al Yáfari. En el atentado más sangriento, perpetrado con un coche bomba en Tall Afar, a unos 80 kjlómetros al oeste de Mosul (norte) al menos 25 personas murieron y otras 36 resultaron heridas, según fuentes oficiales. Jasru Goran, gobernador de la provincia de Mosul, explicó que un coche cargado de explosivos y conducido por un suicida penetró en una jaima (tienda de campaña) donde se celebraba un funeral, y explotó dentro. Por otra parte, cinco iraquíes detenidos en el sur de Bagdad confesaron haber ejecutado a la irlandesa Margaret Hassan, responsable de la organización humanitaria Care secuestrada en octubre de 2004. Los cinco iraquíes que mataron a Hassan formaban parte de un grupo de once sospechosos detenidos en la zona de Jaara, en una operación conjunta de las fuerzas iraquíes y de EE. UU. Khadiya, Bouchra y Bahiya (de izquierda a derecha) miembros de la asociación Enassir en defensa de los presos marroquíes Las cárceles del reino alauí son un caldo de cultivo de descontento y protesta desde que se llenaron de islamistas tras los atentados de Casablanca. Doscientos detenidos en Egipto por los atentados del sábado DPA EL CAIRO. La Policía egipcia detuvo a unas doscientas personas tras los atentados del sábado contra turistas en El Cairo, que ayer generaron condenas unánimes de líderes políticos y religiosos. Fuentes de seguridad señalaron que los registros se centraron en el distrito de Esbet al Gabalavi, donde vivía el atacante que se tiró de un puente con una bomba detrás del Museo Egipcio, identificado como Ihab Yussri. También vivía en esa zona la prometida del extremista, Imán Ibrahim, cuyo cadáver sin cabeza apareció ayer fotografiado en varios periódicos cairotas. La joven mujer perpetró el segundo atentado junto con la hermana menor de Yussri, Negat, al disparar contra un autobús turístico, sin que nadie resultara herido. Según la versión oficial, tras el atentado la hermana mató a su cómplice y luego se suicidó, aunque las primeras informaciones hablaban de que habían sido abatidas por las fuerzas de seguridad. Se trata de la primera vez en que hay mujeres implicadas en un ataque terrorista en Egipto. Los presos islamistas retan a Mohamed VI TEXTO Y FOTO LUIS DE VEGA CORRESPONSAL CASABLANCA (MARRUECOS) Las cárceles de Marruecos se han llenado de islamistas desde los atentados del 16 de mayo de 2003 en Casablanca. Ahora, casi dos años después, la principal asociación de presos islamistas, que calcula en unos 3.000 los detenidos, reta al régimen de Mohamed VI con una huelga de hambre indefinida en una decena de prisiones del reino. La asociación Ennassir (apoyo, en árabe) agrupa a unos 500 presos y todas sus familias, que reclaman la repetición de los procesos judiciales y la mejora de las condiciones de detención en las cárceles, donde, según explican, se producen constantes torturas y abusos. Desde su nacimiento en diciembre de 2004, Ennassir ha realizado numerosos actos de protesta y hoy lunes los presos integrantes dejarán de ingerir alimentos para presionar a las autoridades. Su presidente, Moutad Abderrahim, explica que la huelga afectará a las principales prisiones del país: Marraquech, Kenitra, Salé, Mohamedía, Casablanca, Sidi Kacem, El Jadida, Mequinez, Uxda y Fez. Ennassir no cree que la tortura sea sistemática, pero sí piensan que los presos relacionados con el Salafismo Combatiente sufren más que los presos comunes. Desde que comenzaron sus actos de protesta se han centra- do de manera especial en la cárcel de Outita, en la ciudad de Sidi Kacem, donde, según piensan, las condiciones de detención son especialmente duras. Abderrahim se alegra de que sus manifestaciones hayan servido para mejorar algo esas condiciones y, es más, deja abierta una puerta a la esperanza cuando se refiere a la liberación de 39 presos islamistas a mediados de abril con motivo de la circuncisión del príncipe heredero Mulay Hasán, hijo del rey Mohamed VI. Ejecución aplazada Los tres principales acusados por los atentados del 16 de mayo han sido condenados a la pena capital, pero el majzén (el poder del entorno real) no ha querido que la sentencia se ejecute. Esto es una forma de dejar abierta la puerta a la reconciliación comenta Abderrahim. Su ejecución podría haberse convertido en el pistoletazo de salida de la venganza porque la gente no se hubiera quedado con los brazos cruzados añade. Abderrahim explica en la sede de la asociación, en el barrio de Sidi Bernousi de Casablanca, que hay que diferenciar entre tres tipos de prisioneros islamistas. Por un lado, los considerados ideólogos del salafismo (corriente radical del Islam) como Mohamed Fi- zazi o Abú Haffs, ambos en la cárcel de Kenitra. Podrán estar o no de acuerdo con la democracia, pero los consideramos presos de opinión señala. Un segundo grupo, que nada tiene que ver con la autoría de atentados terroristas del 16 de mayo o el 11 de septiembre formado por personas encarceladas sólo por pertenecer al entorno de otros detenidos La Policía tiene por costumbre mirar las agendas de los teléfonos móviles de los detenidos y detener también a los que aparecen allí Por último, el tercer grupo- se pueden contar con los dedos de la mano -lo forman los que, según Abderrahim, sí estarían relacionados con los ataques terroristas. Aun así, reclaman también para ellos un juicio justo y la mejora de las condiciones de encarcelamiento. El presidente de Ennassir se refiere en este caso, entre otros, a Mohamed El Omari, el terrorista suicida que escapó vivo sin que estallara su carga en aquel viernes negro de Casablanca en el que murieron casi medio centenar de personas. Incluso ellos tienen sus derechos como detenidos y añade que cuentan con una carta firmada con la huella dactilar del propio Omari y en la que el joven se responsabiliza de lo cometido el 16 de mayo y exculpa a los detenidos de su entorno.